Ahorro Energético

¿Fusión fría o fraude a la vista?

El gato del agua escaldada huye. Esta regla tendría que ser obligatoria para los periodistas, sobre todo cuando quienes nos hablan son científicos que prometen todo y luego resultan ser impostores, o cuanto menos, mentirosos. Ocurrió con el escándalo de la clonación llevado a cabo por el mentiroso científico coreano Hwang Woo-suk hace pocos años.

Y, mucho antes, en 1989, con los químicos Martin Fleishmann y Stanley Pons, que anunciaron que habían logrado la fusión fría, es decir, el proceso por el que el Sol extrae la energía que nos calienta -fusionando átomos de hidrógeno para convertirlo en helio- en un artefacto relativamente sencillo y a temperatura ambiente. La prensa mundial vibró como un terremoto, anunciando el hallazgo de estos dos químicos -frente al enorme escepticismo mostrado por los físicos- y luego resultó que era un experimento, sino fraudulento, al menos fallido, ya que no pudieron replicarse los resultados en otros laboratorios, como marca las buenas costumbres del manual del método científico.

Nuevas evidencias de la fusión fría

Ahora, en Salt lake City, y en una reunión de la Sociedad Química Americana, varios investigadores han presentado nuevas evidencias de que la fusión fría es posible. Al proceso lo llaman "reacciones nucleares de baja energía, o low-energy nuclear reactions (LENR)", y, de acuerdo con estos expertos, estos procesos son reales y ocurren porque se ha detectado la existencia de neutrones, el sub-producto de cualquier reacción de fusión al juntar dos átomos de deuterio, hidrógeno pesado, se produce helio y unos cuantos neutrones.

Si hay neutrones, hay fusión a temperatura ambiente, y la cacareada puerta de la energía sin límites -pues el deuterio es fácilmente extraíble del agua- parece que vuelve a entornarse. Curiosamente, los resultados se presentan 20 años después del fiasco de Fleishmann y Pons.

"Nuestro hallazgo es muy significativo", ha indicado Pamela Mosier-Boss, del Centro Naval y de Sistemas de la Marina Americana de San Diego. "Hasta donde sabemos, es el primer informe científico de la producción de neutrones altamente energéticos de un dispositivo LENR".

Este dispositivo es el siguiente: un electrodo hecho de níquel y cable de oro que se sumerge en una solución de cloruro de paladio mezclado con el deuterio o "agua pesada" (agua que lleva el isótopo deuterio del hidrógeno, que tiene un protón y un neutrón en su núcleo). Una corriente eléctrica se aplica a esta solución. Se supone que el deuterio se fusiona, y los neutrones salen despedidos. Para detectarlos, se acude a un plástico especial llamado CR-39.

Los neutrones habrían alterado el plástico de una forma que habrían dejado unas "marcas" características en forma de rastros, visibles al microscopio. "la gente nos ha preguntado, ¿donde están los neutrones? Si tienes delante una reacción de fusión, tienes que tener neutrones. Y ahora tenemos evidencias de que los neutrones están presentes en estas reacciones".

Rayos X, tritio y exceso de calor

Mosier-Boss cita otras evidencias, como rayos X, tritio y exceso de calor. A un nivel tan doméstico, desde luego, el calor no es significativo. Quizá el escollo más grande es entender cómo funcionan este tipo de reacciones, y si realmente, van a tener o no una utilidad práctica en el futuro.

Claro que la tentación es enorme. Si la fusión fría no es un fraude, y si podemos domesticarla para conseguir electricidad a temperatura ambiente, ya podemos decir adiós al cambio climático (aunque ciertamente, hagamos lo que hagamos, parece que va a ocurrir queramos o no) y a los problemas energéticos del mundo.

El mensaje de los químicos creyentes en la fusión fría podría traducirse muy bien como "den ustedes más fondos y ya verán como tenemos razón". En esta reunión se presentan otros trabajos que claman que la fusión fría no es una ilusión: un grupo de investigadores japoneses informa sobre exceso de calor generado en una reacción LENR y rayos gamma; una científica italiana informa de otro experimento en el que se produce calor y helio...y así.

No deja de llamar la atención que la reunión viene amparada por la Sociedad Química Americana. ¿Tendrán al final razón, o estaremos ante una nueva versión de los charlatanes del viejo Oeste que prometían prodigios en sus carromatos?

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2

Jorge Barrera
A Favor
En Contra

Pero ¿de dónde sacó ese refrán?,supongo que no será de un chupito de aguardiente.

EL GATO "ESCALDADO" DEL AGUA FRIA HUYE

Puntuación 1
#1
vanderjamen
A Favor
En Contra

Tan evidente es el cambio climático que nos aproxima a las calderas de Pedro Botero, que la Tierra lleva 10 años enfriándose. Sabemos a ciencia cierta que el clima cambia y que la nueva tendencia a corto plazo puede ser un revés para Al Gore, pero a partir de ahí no podemos sentar cátedra de mucho más.

Puntuación 1
#2