Asia

La Junta de Tailandia regala entradas de cine para promover "el amor y la armonía"

Tailandeses protestando contra la Junta militar. Reuters

La junta militar de Tailandia regalará entradas de cine durante el próximo fin de semana para promover "el amor y la armonía", iniciativa que se encuentra en el marco de la campaña "Devolver la felicidad a Tailandia", lanzada por los militares pocos días después de hacerse con el poder y en la que se incluyen conciertos gratuitos y festivales gastronómicos en un intento por hacerse con la simpatía de la población. La junta de Tailandia formará su Parlamento y encarga una nueva Constitución

Las entradas gratuitas para la película "La leyenda del rey Naresuan, parte V", que relata la historia del rey Naresuan 'el grande', monarca de Siam (antiguo nombre de Tailandia) desde 1590 a 1605. El largometraje tiene connotaciones nacionalistas y explota los temas del sacrificio y el amor patriótico. Además, las precuelas de la película se convirtieron en las más taquilleras de la historia de Tailandia.

"Necesitamos que los tailandeses entiendan los sacrificios que han hecho los reyes en el pasado, el sacrificio de los tailandeses y la unidad de los tailandeses en el pasado", ha señalado el portavoz de las Fuerzas Armadas, Winthai Suvaree. "Por lo que los tailandeses hoy tendrán el amor y la armonía después de muchos años de división política", ha añadido.

El jefe de las Fuerzas Armadas tailandesas, Prayuth Chan Ocha, se hizo con el poder el pasado 22 de mayo, después de seis meses de inestabilidad política durante los que al menos 28 personas perdieron la vida y cientos resultaron heridas como resultado de brotes esporádicos de violencia.

'Flash mobs' en centros comerciales

El golpe de Estado se ha convertido en el último episodio de un conflicto que ha enfrentado a la clase monárquica de la capital con la sociedad rural, que apoya a la depuesta ex primera ministra Yingluck Shinawatra y a su hermano, el también ex primer ministro Thaksin.

Desde entonces, las Fuerzas Armadas han intentado silenciar todas las críticas. Muchas personas han protestado en contra de la intervención militar en cuestiones políticas del país a través de 'flash mobs' en centros comerciales y realizando lecturas silenciosas de la novela '1984', de George Orwell, aunque este tipo de protestas se han reducido durante los últimos días.

Por otro lado, la última crisis se ha producido en un momento en el que aumenta la preocupación por la sucesión del actual monarca, el rey Bhumibol Adulyadej, que a sus 86 años está considerado como una figura casi divina por gran parte de la población. Mientras, su hijo, el príncipe Vajiralongkorn, tienen todavía que manejar el mismo nivel de devoción que hay hacia su padre.

Además, Tailandia cuenta con una de las legislaciones que más protegen la figura de la Corona, con penas de hasta quince años de prisión para aquellas personas acusadas de haber insultado a la familia real. Las acusaciones de este tipo suelen aumentar en momentos de inestabilidad política.

comentariosforumWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin