Buscar

El Unicaja elimina al Real Madrid, vigente campeón

Agencias
17/05/2008 - 22:11

El Unicaja de Málaga eliminó al Real Madrid en el segundo partido de los 'play-offs' por el título de la ACB tras caer en el Martín Carpena por 88-86 merced a una última canasta de Berni Rodríguez, que anotó ante la apatía blanca en defensa.

El conjunto blanco, casi siempre por debajo en el marcador, igualó el choque a falta de ocho segundos para el final gracias a dos tiros de Álex Mumbrú, pero en la jugada siguiente Berni Rodríguez entró solo a canasta y dio la victoria a los suyos.

De esta forma, el vigente campeón de la competición, que tiene la Euroliga asegurada por finalizar primero en la fase regular, se marcha a las primeras de cambio de vacaciones y sin haber sumado un solo punto de la serie ante Unicaja.

La dupla Berni-Cabezas (44 puntos en total) fue vital para los intereses de los de Scariolo, especialmente motivado ante su ex Madrid. En el bando contrario, Raül López y Bullock tiraron con impotencia y con el desazón de no verse arropados.

Al Real Madrid le tembló el pulso

Y eso que el Real Madrid, al comienzo del choque, consiguió construir buen baloncesto, sin embargo no estuvo acertado en el tiro. Les tembló el pulso a los jugadores blancos y esa fue la principal causa del dominio verde en los primeros asaltos.

El turco Kerem Tunçeri, gracias a un triple --el único de los blancos en los dos primeros parciales de ocho intentos-- redujo distancias (20-17, min.12), pero el marcador fue un auténtico acordeón, que se estiraba y encogía sin llegar a dar la delantera al equipo de Plaza.

Aunque el final del segundo asalto le sonrió al conjunto blanco. Bullock, mucho más inspirado que en el primer envite en Vistalegre, dejó a los suyos a dos (33-31, min.19) y una falta sobre Reyes posibilitó que el cordobés igualara la contienda antes de llegar al descanso (36-36).

Un final de infarto

Con la reanudación se pusieron de manifiesto varias cosas. La primera es que Lazaros Papadopoulos ha sido un rotundo fracaso. El griego, intrascendente en la temporada merengue, volvió a demostrar que no es el pívot que necesitan los de Plaza, y Pelekanos no apareció, aunque estuviera sobre la pista un minuto y medio.

Entre el orgullo de Reyes, la clase de Raül López y la magia de 'Sweet' Lou Bullock intentaron arreglar el desaguisado y lo consiguieron. El estadounidense se marchó del choque con 28 puntos, el base de Vic con 13 y el pívot español con 10, además de seis rebotes y dos asistencias.

Pero eso no bastó al vigente campeón que se dio cuenta que los partidos no se ganan con el escudo, ni tan siquiera con el nombre que llevas puesto en el dorso de tu camiseta. Los trabajadores jugadores de Unicaja forjaron un triunfo que alivia la temporada, y que se agradece por aquello de apear al campeón.

A falta de un minuto Raül López clavó un triple de película, casi sin tiempo para reaccionar (79-80), pero Unicaja siguió en la brecha anotando de dos en dos y sin precipitación. El final de la historia lo escribió Berni. El escolta internacional se paseó delante de la defensa blanca, anotó, y dejó con las manos en la cabeza al equipo de Plaza.


Comentarios 0