Buscar

El CSKA ahonda el bache del Madrid

6:53 - 30/11/2018
  • El equipo ruso gana en un duelo de ausencias (Llull y el 'Chacho')
  • Los de Pablo Laso encajan su tercera derrota consecutiva
Foto: EFE.

El Real Madrid encajó este jueves su tercera derrota seguida, segunda en Euroliga, al caer (88-93) ante el CSKA de Moscú en la décima jornada celebrada en el WiZink Center, un duelo por lo alto, en la tabla y en dos plantillas llamadas a pelear por el título en el cual golpeó siempre primero el cuadro ruso, capaz de manejar los arreones del campeón para sacar pecho en su casa.

Los de Pablo Laso fueron a remolque tanto en el inicio como en la reanudación del segundo tiempo. Al principio, el vigente campeón dio la vuelta a un 3-17 con la actuación excelsa de Facu Campazzo (23 puntos), Rudy Fernández (18) y Gustavo Ayón. Después, con la merma del triple que tan bien funcionó en los rusos, el Madrid volvió a verse abajo, sin reacción esta vez para quedarse 8-2.

El CSKA fue quien se llevó el 9-1, saliendo del susto del Buducnost y llevando a los blancos a su primer bache del curso. Después de caer en El Pireo, y en liga ante el Barça, los de Laso sufren el revés de los resultados, aunque de juego no sea tan preocupante. Un 15 de 26 en triples, con De Colo (15 puntos), Higgins (24) y Clyburn (18) muy enchufados, fue la losa madridista.

En pocos partidos un 3-17 de inicio se puede quedar en anécdota. Eso hizo el Madrid, revirtiendo un arranque sin pulso para convertirlo en la mayor exhibición posible en el Viejo Continente. El CSKA entró como los ángeles, en cada faceta del juego, pero el sopapo blanco apenas logró digerirlo. Un tiempo muerto de Laso agitó el tarro de las esencias después de seis minutos inertes.

Lo primero fue atacar, uno contra uno, como hicieron Campazzo y Tavares, sin caer en la precipitación. Después, defender, como enseñó un Rudy en modo comando durante todo el partido, camuflado para aparecer en el momento oportuno. La reacción fue tan sonora como el ambiente de un Palacio sabedor de que la noche era de las grandes, y tan brillante como la magia del 'Facu' (20-24).

Aún se fue con ventaja el CSKA al segundo cuarto, a pesar de que cerró el primero el argentino con un triple desde su campo. A falta de Llull, una vez más Campazzo repartió juego, abriendo un parcial de 27-7 para los locales en ocho minutos. Ayón también se multiplicó en defensa, como el modo zafarrancho de Rudy. Cuatro triples seguidos despertaron de la pesadilla a los rusos (41-38).

Ese acierto del perímetro fue la baza visitante. De Colo, más líder en ausencia del Chacho Rodríguez, Clyburn y Higgins mantuvieron un alto porcentaje en la reanudación para confirmar su regreso al partido (51-56). El 3 de 13 en triples de los locales complicaba la labor a un Madrid que perdía su frescura al mismo tiempo que lo hacía un Facu casi todo el partido en cancha.

El 12 de 21 rival, en cambio, daba renta a los de Dimitris Itoudis, pese a los puntos de Deck y Rudy (61-67). Volvió el Facu tras descanso y pareció irrumpir Carroll, pero al CSKA no le tembló la mano. El acierto visitante volvió a llevar a la precipitación local, caliente al igual que el Palacio en la protesta a los árbitros. Se le escapaba al Madrid, en la buena defensa rusa (73-84) con una renta que no pensaban dejar escapar, para tomar pequeña revancha de la última semifinal y tomar la casa del campeón.

FICHA TÉCNICA.

--RESULTADO: REAL MADRID, 88 - CSKA MOSCÚ, 93. (41-38, al descanso).

--EQUIPOS.

REAL MADRID: Campazzo (23), Causeur (-), Taylor (4), Randolph (7) y Tavares (1) --quinteto inicial--; Rudy Fernández (18), Ayón (8), Deck (8), Carroll (9), Thompkins (-), Reyes (10), Prepelic (-).

CSKA MOSCÚ: De Colo (15), Hackett (5), Clyburn (18), Peters (11) y Hunter (8) --quinteto inicial--; Rodríguez, Antonov (-), Hines (5), Higgins (24), Kulagin (5), Kurbanov (2), Bolomboy (-).

--PARCIALES: 20-24, 21-14, 20-29, 27-26.

--ÁRBITROS: Pukl, Rocha y Panther. Eliminado por faltas personales Hackett en el CSKA.

--PABELLÓN: WiZink Center, 12.749 espectadores.


Comentarios 0