Blogs

Archivo de Septiembre, 2009

Miedo escénico con USA, puertas hacia Asia

Martes, 29 Septiembre 2009

Estamos viviendo, sin duda, un momento crucial e histórico en la corta vida (poco más de un siglo) del automóvil. Estamos conociendo uno de los mayores cambios que se han producido desde su nacimiento y como la industria de este sector se trata de adaptar a las nuevas imposiciones que ya no vienen dadas por una mejora en las prestaciones y el carácter pasional, sino por las necesidades del planeta de un menor consumo y, por ende, menores emisiones contaminantes. Uno de los grandes grupos que está “en movimiento” es Fiat.

La reciente adquisición de Chrysler y sus marcas adyacentes por parte del grupo italiano abre muchas interrogantes acerca del futuro de las marcas norteamericanas y de cómo puede ello influir en la idea inicial del consorcio trasalpino de atacar el siempre difícil, pero goloso, mercado norteamericano. Esperemos que estas dudas sólo las tengamos nosotros y no Sergio Marchione, de manera que en pocos meses podamos saber qué camino van a seguir.

No parece, de todas maneras, que aquí termine la cuestión. La coreana Ssangyong (que busca socio o comprador con cierta necesidad) también se encuentra en el punto de mira del Grupo Fiat. Los asiáticos quieren ampliar su gama de vehículos con la presencia de berlinas, le va en ello su futuro, para lo que necesitan plataformas y motores, además de renovar y mejorar sus monovolúmenes y todo terrenos. Todo ello se lo puede dar Fiat y a cambio Ssangyong le puede corresponder con su fuerza en el mercado asiático, en donde únicamente Alfa Romeo tiene algo de mercado, pero centrado en Japón. Y aquí entra una nueva variable con el gigante chino Saic, propietaria de una parte de la marca coreana y que podría acabar, con el consentimiento de Marchione, siendo un “partner” de Fiat en todos sus negocios.

FIAT

Independientemente de los nuevos modelos que sustituyan a los actuales, una de las grandes ventajas con las va a contar el grupo es la posibilidad (segura) de adoptar muchos de sus componentes a las marcas recientemente adquiridas, Chrysler, Jeep y Dodge, que disfrutarán de la tecnología italiana y, sobre todo, será una apuesta en el difícil mercado norteamericano que les permitirá pulsar hasta qué punto deben apostar por seguir y entrar con nuevas marcas en ese difícil pero a la vez apetecible continente. Por ejemplo, los nuevos motores desarrollados por el grupo italiano, tanto en gasolina (Multiair) como en diésel (Multijet II), que ya cumplen con la normativa Euro V. Por cierto que habrá que esperar hasta por los menos el 2014 para que veamos el sistema Multiair incorporado a los motores diésel del grupo, que es cuando se pondrá el marcha la nueva normativa Euro VI.

LANCIA

Uno de los problemas a los que se enfrentaba Fiat con esta marca era su diferenciación con Alfa Romeo, algo que hasta ahora no quedaba muy claro, dado que ambos compartían filosofías parecidas en cuanto a deportividad, prestaciones y lujo. Los nuevos modelos, como el recientemente estrenado Delta, la próxima aparición del Ypsilon (realizado sobre la plataforma del Panda) el año que viene, o la llegada del Thesis (o como se llame) en el 2011 deberán marcar una nueva línea en la que el alto equipamiento y el lujo deberán prevalecer sobre otros valores, dejando el campo de la deportividad a Alfa. Al fin y al cabo, el coche que le dio a Lancia su imagen deportiva, el anterior “Deltona”, fue casi fruto de la casualidad pues inicialmente era un vehículo planteado como familiar, sin ninguna connotación con el deporte.

ALFA ROMEO

Con la marca milanesa, el grupo italiano está preparando su “rentrée” al mercado norteamericano, algo que debería suceder a partir de finales del año que viene y que se confirmará con la presencia de Alfa Romeo en el Salón del Automóvil de Detroit, en enero del 2011. En momentos como éste no es fácil hablar de futuros proyectos y ahí tenemos el ejemplo claro del MiTo GTA, una versión que ya está lista para su comercialización pero cuya producción en serie ha sido de momento parada a la espera de tiempos mejores. Esperemos que eso sea antes de un par de años, cuando nazca el Gulia, un modelo con el que Alfa Romeo querría retornar al Mundial de Turismos; algo que ahora mismo no sería posible debido a los grandes gastos que acarrea un certamen de este nivel. Pero lo primero que nos vamos a encontrar como novedad de la marca será el Milano, nombre con el que la marca del “Biscione” va a sustituir al 147 y cuya presentación oficial tendrá lugar en el próximo Salón de Ginebra, en el 2010.

Curiosidades de Francfort: la crisis, de carreras

Jueves, 17 Septiembre 2009

Esta 63º edición del Salón del Automóvil de Francfort va a pasar a la historia por la presencia casi abusiva de los coches eléctricos en una proporción muy alta con respecto a los tradicionales. Demasiado alta si hacemos caso de los “gurús” del sector (en muchos casos, los mismos que no supieron anticiparse al descalabro económico) que afirman que en el 2020 no superarán el 5% del mercado. Y si hacemos caso al ministro Sebastián en sus cálculos, España se va a convertir en un auténtico líder mundial en este terreno…

Pero esto es lo que está apareciendo en casi todos los medios de comunicación: la “electrificación” del Salón y, por ende, de la industria automovilística. Y sin embargo, ha habido otros curiosos signos que también marcan un antes y un después. Nunca antes en ningún Salón del Automóvil, y llevo más de 30 años siguiéndolos, había visto tal cantidad de coches de carreras. ¿O los coches que llevan un número en la puerta ya no son de carreras? Que alguien me lo aclare porque, si lo son, vaya pedazo de campeonato que pueden montar, con un auténtico récord de inscripciones.

En todo caso, me ha parecido que deben correr algo así como en dos categorías distintas. Unos, con números redondos, normalmente entre el 80 y el 130 (las emisiones en gramos por kilómetro), otros, con curiosos decimales (lo increíblemente poco que pueden llegar a gastar). En fin, un par de colegas me sacaron de mi ensoñación “carrerística” haciéndome notar la cruda realidad.

Eso sí, nadie explica que para consumir tan poquito y contaminar lo mínimo, las cualidades de los motores bajan de manera exponencial, así que mejor no se comenta demasiado las aceleraciones, importantes para conocer cómo de rápidos van a ser nuestros adelantamientos.

Dejemos de momento la tan manida ecología y veamos otras curiosidades. Por ejemplo, ¿qué fue de los fabricantes chinos? Han desaparecido del mapa como por ensalmo, cuando salón tras salón amenazaban con un desembarco masivo en Europa, América o donde los dejen.

Naturalmente, los últimos acontecimientos eran noticia en Francfort. La compra-venta de Porsche y VW (ya no sabemos quien compra a quien y, sobre todo, quien manda) nos llevaba a asistir a un curioso acto del grupo Volkswagen el día anterior al comienzo de la apertura a la prensa del Salón. En él, aparecían las principales novedades de un gran grupo al que cada vez más se le nota un exceso de marcas (VW, Seat, Skoda, VW Vehículos Industriales, Audi, Bentley, Bugatti, Lamborghini, Scania…) ¿Y Porsche?. Su nuevo mandamás salía al estrado (para hablar con el “dios” Martin Winterkorn) y sus coches eran mostrados en video, no como los demás “in situ”, sin que nadie nos supiera dar una explicación medianamente lógica.

Más curiosidades relacionadas con las recientes adquisiciones era la presencia “desgajada” de Saab de General Motors… pero su reciente comprador Koenigsegg no acudía al Salón con su stand, cuando sí estaba previsto que lo hiciera. Y lo mismo podemos decir de Opel, dado que, a pesar de una importante presencia de fabricantes en el ámbito de la “industria auxiliar”, Magna estaba ausente…