Blogs

Entradas con etiqueta ‘Challenge Mini’

De Estocolmo con el Prius a los problemas del Jarama

Lunes, 22 Junio 2009

La semana comenzaba con un impresionante madrugón y, tras tres horas de vuelo, aterrizábamos en el aeropuerto de Estocolmo en donde nos esperaba la presentación internacional de la tercera generación del Toyota Prius. Mucho se ha hablado de este modelo desde su presentación en el pasado Salón del Automóvil de Detroit pero en realidad es ahora cuando los medios de comunicación tenemos la posibilidad de conducirlo. Y en una primera toma de contacto puedo decir que el coche no me ha desagradado en absoluto. No es un Ferrari, pero los tiempos que corren hacen que vayamos adaptando nuestros gustos a los llamados vehículos híbridos y, en ese caso, ocupa un lugar muy alto entre ellos.

Tenemos que elegir, o corremos (con los riesgos suplementarios que “aporta” la Benemérita) o consumimos poco. Todo nos lleva hacia esto último, aunque muchos años de hacer lo contrario hace que nos cueste más que a otros europeos asimilarlo.
Ciertamente se les ve preocupados a los responsables de Toyota por el éxito alcanzado por el más barato Honda Insigth, así que no pararon de explicar las ventajas de su sistema. El mercado les dará o no la razón pero, de entrada, ya han empezado a hablar de dos precios (al más puro estilo de Citroën hasta hace un tiempo más o menos reciente), el oficial y el de verdad, con diferencias de casi 2.000 euros. Por lo tanto, cuando hablen de oferta de lanzamiento no hay que creérselo: serán así ya para siempre… hasta que se suban con el resto de las gamas.
Pero, con anterioridad, el pasado fin de semana se disputaban en el circuito del Jarama las carreras organizadas bajo el abrigo de la empresa del ex piloto Jesús Pareja y que tienen en el campeonato de España de GT su prueba estrella. Hay que reconocer que la crisis económica ha hecho mella también en la competición y eso se nota bastante en las parrillas de salida, este año con menos participantes de los que estábamos acostumbrados.

Es posible que en este aspecto tenga razón el propio Jesús Pareja cuando nos comentaba que

“esta es la situación general que vivimos hoy en día y a la que tendremos que acostumbrarnos. A lo mejor antes vivíamos una etapa irreal, que no correspondía con la economía del país”.

En cualquier caso, el evento vivido este fin de semana lo podemos calificar como de éxito pues cerca de 30.000 personas se acercaban hasta el antiguo y poco cuidado trazado madrileño a presenciar una serie de interesantes competiciones.
Al menos, casi todas pueden ser así calificadas pues, por ejemplo, todo el ambiente que derrochaba la marca Mini en el paddock poco se correspondía con las aburridas carreras de la Challenge Mini. Aburridas sobre todo por la absurda reglamentación con la que se mueven. Cuarenta y cinco minutos viendo rodar a unos pocos Mini en la pista, sin que debido a una serie de problemas aerodinámicos se puedan casi ni adelantar, son muchos minutos. Muy poco más duran las carreras de resistencia de los GT, pero éstas se realizan con coches que son, cuando poco, veinte segundos por vuelta más rápidos.


Me gustaría desde estas líneas hacerle una petición al RACE
, ahora que se van a celebrar elecciones a su presidencia: cuiden el circuito, pues forma parte de nuestra historia automovilística. Me gustaría que la gente se acordara de que, antes de ser rodeado por los actuales chalets adosados/pareados, el circuito ya estaba allí. ¿Qué tipo de competiciones pensaban los actuales propietarios de esos chalets que se disputaban en el circuito del Jarama, para andar ahora protestando por el ruido que hacen…?. Posiblemente, alguien les prometió que el trazado automovilístico sería sustituido por otro campo de golf, mucho más noble y de más alcurnia que nuestro deporte, aunque éste sea más caro. Digo, por si la cosa va de elitismo.

Al mismo tiempo, Jenson Button volvía a pasearse en el circuito de Estambul, algo a lo que ya nos hemos acostumbrado, lo mismo que a los malos resultados de Renault. Es curioso que dos equipos teóricamente privados como son Brawn y Red Bull sigan siendo los que llevan la voz cantante frente a los habituales McLaren-Mercedes, Ferrari o el propio Renault, ya en niveles de competitividad cercanos a los de Toro Rosso o India Force.