Blogs

El ADSL cumple 10 años y alguien debería celebrarlo

linares.jpg
El ADSL cumple 10 años y alguien debería celebrarlo. Lo digo por Telefónica. El operador apostó a finales del siglo pasado por una tecnología que no exigía renovar sus infraestructuras básicas para ofrecer servicios de banda ancha. De esa forma, Telefónica se olvidó del cable y se jugó el pellejo con el par de cobre de toda la vida. Visto la evolución del prodigio, la decisión fue tan acertada como el fichaje Raul por el Madrid o de Messi por el Barça. La banda ancha estaba en casa y no exigía a Telefónica gastarse millonadas en cable ni en otras aventuras. Julio Linares, consejero delegado de Telefónica y entonces responsable del negocio de Telefónica de España, convenció a toda la corporación de que aquél era el camino correcto. Y le hicieron caso. Suyas y de su equipo deberían ser algunas medallas, aunque eso -entiendo- debería ir en el sueldo.javieraguilera_m.jpg

El primer lanzamiento se realizó el 15 de septiembre de 1999, y consistía en “un nuevo servicio basado en la tecnología ADSL, que hace posible la provisión de aplicaciones de banda ancha a través del par telefónico y en simultaneidad con el uso del teléfono”, según reza la nota de presa distribuida por Telefónica hace hoy justo 10 años. Esta primera incursión sólo incluía servicio mayorista a otros operadores y la Jazztel de Martín Varsavsky fue uno de sus primeros clientes. Según estimaciones “conservadoras” de Javier Aguilera, entonces director de marketing de Telefónica (ahora es responsable de grandes empresas), Telefónica esperaba entre 20.000 y 25.000 clientes en el primer año de actividad. La inversión inicial rondaría los 40.000 millones de pesetas. Según extraigo de la hemeroteca, de un fantástico reportaje firmado por el querido Javier Serrano, “Telefónica confía en que su esfuerzo se vea respaldado por iniciativas públicas y privadas que contribuyan al desarrollo del ADSL en España”. Diez años después, los operadores vienen a pedir lo mismo, en este caso, para desplegar fibra óptica.

Porque todo queda en casa, me permito copiar y pegar el artículo de opinión que el 15 de septiembre publico en elEconomista. Viene a ser lo anterior, pero en versión 1.0

“Hoy se cumplen 10 años de una apuesta tecnológica que cambió la historia de este país: el nacimiento comercial del ADSL. Desde aquel 15 de septiembre de 1999, el desarrollo de Internet y de la banda ancha española han estado íntimamente unidos a la versatilidad del cableado telefónico de toda la vida. Los benditos hilos de cobre aportaron a sus usuarios todas las ventajas inherentes de Internet, sin necesidad de aparatosos despliegues.

El mérito en España correspondió a Telefónica, como no podía ser de otra forma en la época de los recientes ex monopolios. A finales del siglo pasado, el negocio del mundo ‘online’ empezaba a proyectar desmesura y los gigantes europeos de la telefonía fija se convencieron de que la nueva Red debería crecer sobre el cable. Eso requería costosas inversiones para tejer el subsuelo de las ciudades con la presunta infraestructura del futuro.

Telefónica fue audaz al alejarse de la opinión dominante: desdeñó el cable y se jugó la vida con su socorrido par telefónico. Por lo pronto, el Asymmetric Digital Subscriber Line era un órdago en el que Telefónica empeñó su futuro, convencida por talentos como Julio Linares, actual consejero delegado de Telefónica. “¿Para qué gastarse millonadas en cable o poner patas arriba miles de calles si tenemos la mejor alternativa en casa?”, pensaron. Y así era. El par de cobre también permitía, con la ayuda de un módem, el acceso a Internet de alta velocidad… porque como tal se consideraban aquellos 256kbps de la época. Además, cada vez que el usuario quisiera conectarse a la Red no dejaría incomunicada su vivienda.
De hecho, el argumento comercial fue la simultaneidad de la provisión de la banda ancha con el uso del teléfono. El invento también alumbró las tarifas planas para disfrutar de Internet, para no estar pendientes del tiempo de conexión.
Javier Aguilera, actual director de Grandes Empresas de Telefónica España y otrora responsable de Marketing, dijo entonces que “el desarrollo del ADSL no supone una lucha con el cable. En la Sociedad de la Información, toda nueva tecnología debe sumarse a las demás”, como informó el periodista Javier Serrano.

Poco después nacieron Terra y Telefónica Data, junto con cientos de efímeros proveedores de acceso. El aniversario de ADSL se cumple hoy con una discreción que no hace justicia con el impacto económico y tecnológico del prodigio.¿Quizá tiene la culpa del silencio el hecho deque su gran promotor ofrece estos días su menor cuota de mercado en la banda ancha española, el 55,70 por ciento del total? En cualquier caso, ¡Larga vida al ADSL!”

Share and Enjoy:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario