Blogs

Norman Foster, arquitecto de Apple

apple2.JPGDios los cría y ellos se juntan. Son tal para cual. Apple y Norman Foster. La compañía más seductora del mundo con el arquitecto más cotizado del planeta.
Los frutos del nuevo tándem será motivo de orgullo de Steve Jobs y los suyos, aunque la idea no sea precisamente original: Telefónica tiene su ciudad. Santander la suya. Esa tendencia empresarial tiene decenas de referencias en todo el mundo. El caso es que muchas grandes compañías descubrieron hace tiempo las ventajas de concentrarse en megalópolis, donde miles de sus trabajadores comparten filosofía, recursos, oficinas y metros cuadrados.
En ese empeño trabaja Apple, multinacional que ha crecido como la espuma en los últimos años y que sufre crecientes estrecheces en su ‘Infinite Loop’ de Cupertino (California, EEUU). Este periódico desveló en su edición del pasado 29 de noviembre la feliz relación que desde hace meses mantiene el estudio de arquitectura Foster & Partners, fundado por Norman Foster, con el fabricante del iPhone e iPad. El premio Pritzker está trabajando en la creación de la futura ciudad de Apple, instalaciones que incorporarán 40 nuevas hectáreas de superficie a las instalaciones actuales de apenas 14 hectáreas. Como no puede ser de otra forma tratándose de Apple, se trata de un proyecto arquitectónico que hermanará la sostenibilidad energética con el diseño y la tecnología.
La inauguración del futuro cuartel general de la compañía de la manzana representará un hito histórico en un gigante en horas felices. Por lo pronto, hace recientes fechas que Apple se convirtió en la segunda mayor compañía estadounidense por capitalización bursátil, por delante de Microsoft. La compañía de California tiene claro que su sede es un activo más de su marca, motivo por el que no ha escatimado fondos para contratar al arquitecto más cotizado del mundo.
Es obvio que el dinero no es problema, entre otras cosas porque la compañía de Steve Jobs atesora en su caja más de 38.000 millones de euros. Al parecer, los trabajadores de Apple destinados en Cupertino disfrutarán de un entorno idílico para seguir innovando y marcando la pauta tecnológica en todo el mundo.
Como ya ocurre en la ciudad de Masdar, en Abbu Dhabi, también diseñada por Norman Foster, lo coches tendrán prohibido el acceso en una ciudad en el que el transporte de pasajeros será subterráneo y ecológico. La nueva Ciudad de Apple no sólo será una joya urbanística y arquitectónica, sino que también se convertirá en motivo de envidia de sus competidores. Hay más información en http://tinyurl.com/37uu7mw

Share and Enjoy:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario