Blogs

Fin de ciclo para la generación Megaupload

megaupload2.jpgTenía que hacerlo. Se ha escrito mucho sobre el cierre de Megaupload pero nada hasta el momento en este blog. El caso es que me siento con la extraña necesidad de retratarme. Vaya por delante que me parece apestoso el personaje de Kim Schmitz, padre del servicio bloqueado, así como obsceno el enriquecimiento de todas las webs que se nutren del talento y recursos ajenos. No defenderé las razones del pirateo online, porque ya lo hacen otros mejor y con más autoridad, pero sí echo en falta una oferta de contenidos legales con precios realmente atractivos. Entre el gratis total y el atraco descarado existe un terreno en que el oferta y demanda pueden encontrarse y mantener una feliz relación. Cuando eso ocurra, la apropiación indebida de bienes protegidos tenderá a su extinción. Dicho lo dicho, copio y pego el texto que he publicado en la sección el Microscopio de elEconomista, donde desgrano mi opinión sobre este asunto.

“Dentro de unos años, millones de internautas recordarán con nostalgia los años de funcionamiento de Megaupload y de otras plataformas similares, ahora bajo el punto de mira de la Justicia global. “Hubo un tiempo, podrían decir, en el que cualquier usuario podía descargarse a su ordenador las películas y series de televisión de su antojo a través de páginas de descargas”.

Recordaran que los usuarios intensivos pagaban una cantidad pírrica, mientras que los ocasionales podían hacerlo gratuitamente. Sin duda, ese modelo de explotación y distribución de contenidos digitales estaba condenado a su desaparición. Unos ganaban mucho a costa de otros que no veían un euro. Es verdad que nunca se ha consumido tanta cultura como hasta ahora, en gran parte por la gratuidad del acceso a través de Internet, pero eso no tiene que significar la vuelta a la oscuridad.

Está claro que carece de sentido que el dueño de Megaupload se hiciera de oro con contenidos ajenos, sin remunerar de ninguna forma a sus legítimos propietarios. Tampoco resultaba sostenible el acceso universal y gratuito a contenidos protegidos, ya que eso pone en cuestión la supervivencia de los propios creadores y de su varipinto entorno. La industria del cine y de la música ha convivido mucho tiempo con la piratería online por múltiples razones (y seguira haciéndolo durante muchos años), pero en esos sectores parece que domina la cerrazón para ofrecer un modelo de negocio atractivo para los usuarios.

Seguro que millones de internautas hubieran preferido pagar una tarifa plana mensual de tres, cuatro o cinco euros por acceder a las películas de sus preferencias sin necesidad de enriquecer a plataformas sospechosas o exponerse a las redes de intercambios de ficheros, con las molestias y engorros que eso supone, tanto para los avezados como para los nos iniciados.

Cerrado Megaupload, al que posiblemente seguirán otras muchas webs hermanas, se impone de la industria audiovisual un esfuerzo para facilitar el acceso de pago a los contenidos de interés con precios extraordinariamente populares. Sólo de esa forma se cambiarán de bando todos aquellos que ahora buscan alternativas a Megaupload sin pasar por caja“.

Share and Enjoy:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario