Blogs

El regulador que mucho abarca…

El refranero es sabio y ya se sabe lo que opina de las personas que mucho abarcan. Algo parecido corre el riesgo de suceder con la creación del regulador unificado, denominado Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), cuya potencial eficacia resulta más que dudosa ante la voracidad de sus futuros cometidos. Los informes consultivos de los consejos de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) y de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) dejan claro que la pérdida de competencias de estos dos organismos tendrá su impacto en el correcto funcionamiento de sus respectivos mercados.

Los precios de los servicios podrían incrementarse, al mismo tiempo que se resentiría la calidad y se pondría en riesgo la innovación y la inversión. De esa forma, los usuarios podrían sufrir en sus bolsillos la puesta en marcha de un súper regulador que, por el momento, lleva marcado en fuego la necesidad de ahorrar gastos administrativos y de aligerar la estructura de los entes reguladores que de contribuir al bien público.

refranes.jpg

El anteproyecto sobre la creación de la CNMC no delimita con precisión las competencias de unos y otros, ambigüedad que abre la puerta a todo tipo de interpretaciones. Y eso, en el caso de un regulador, es un defecto de considerable relevancia. Lo preceptivo es conceder un margen de confianza al nuevo CNMC, pero las cosas no pintan nada bien para un regulador unificado que, a priori, pretende abarcar mucho y apretar lo justo. Los expertos de la CMT y la CNE ya se han pronunciado y su autorizada y argumentada opinión debería tenerse muy en cuenta.

(Un extracto de este comentario aparece publicado en la edición en papel de elEconomista del 22 de marzo de 2012)

Share and Enjoy:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario