Blogs

Nokia ya nunca trabajará con Android, una pena

 elop.jpg

Nokia renunció ayer a cualquier tentación de caer en los brazos de Android. Eso ya nunca sucederá. Y es una pena. La plataforma móvil más exitosa merecía un fabricante del talento del gigante finlandés. Microsoft debía olérselo y ante el riesgo de quedarse plantado con su Windows Phone en tierra de nadie ha optado por comprar la división de móviles de Nokia por 5.400 millones de euros, lo que incluye toda la cartera de patentes.

En Finlandia deben estar tiritando. Su compañía de bandera ha quedado reducido a la mitad. Ahora sólo conserva el negocio de redes fijas, después de que el pasado julio comprara a Siemens el 50% de su participación en la joint venture que hasta entonces mantenían. El contrato entre Nokia y Microsoft incluye el traspaso de 32.000 empleados del fabricante de móviles a la multinacional estadounidense. Al menos no se van al paro.

Europa también pierde un referente tecnológico histórico, reduciendo su peso en el conjunto de la industria de forma alarmante. Sólo la alemana SAP se codea entre los 65 mayores firmas tecnológicas del mundo. En la UE deberían reflexionar sobre el asunto y tomarse en serio las medidas para proteger lo que se considera uno de los sectores motores del crecimiento y prosperidad económica. Los inversores han saludado el acuerdo con una euforia desmedida, con los títulos de Nokia disparados el 47% en su arranque en la bolsa de Helsinki.

Stephen Elop, consejero delegado de Nokia (aquel que dijo que su compañía era como una plataforma petrolífera en llamas en medio del Océano), abandona el timón de la finlandesa en espera de obtener recompensa por los servicios prestados. El anuncio de la dimisión de Steve Ballmer, CEO de Microsoft, hace sólo unos días debe ser una pieza más de un puzzle donde Elop se perfila como delfín.

Muchos analistas apostaban por el futuro de Nokia en cuanto diera alguna concesión a Android. Esa vía de salvación ya no se producirá. Microsoft se ha asegurado la supervivencia de Windows Phone a golpe de talonario. El impacto que hubiera sufrido Microsoft si Nokia se hubiera marchado con la gente de Google hubiera provocado un cataclismo en la compañía de Redmond. Los padres de Windows no podían permitirse quedarse descolgados del universo móvil con un simple cambio de estrategia de Nokia. Internet habita en el bolsillo. Eso lo sabe todo el mundo, incluido Microsoft.

Los usuarios tienen motivos para lamentar la compra de Nokia por parte de Microsoft, aunque sólo sea porque se quedarán con las ganas de ver el mejor móvil posible.

Share and Enjoy:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario