Blogs

Así será el móvil que tendrás dentro de seis años

A los periodistas que hacemos la revista de Tecnología de elEconomista nos interesa mucho el futuro. Nos gusta fisgar en los estudios de prospectiva e imaginarnos cómo seremos en cinco o seis años. Nos creemos casi todo, quizá porque nuestra capacidad de asombro no tiene límite. Nos gusta más la ciencia que la ficción y, por eso, nos apetece recrear cómo serán los móviles que formarán parte de nuestras vidas en el año olímpico 2020. Y de todo ello escribimos en el nuevo número de la revista digital de Tecnología elEconomista que el próximo miércoles 20 de noviembre llegará a gratuitamente a todos los que estáis suscritos (podéis hacerlo ya mismo indicando vuestro email o descargar la revista desde este mismo enlace , aunque ahora sólo está la de la semana pasada).

En la víspera del nacimiento de la revista podemos adelantar que los teléfonos móviles de la próxima década cambiarán mucho su aspecto respecto a los formatos actuales. Incluso puede darse el caso de que no existan como tales, ya que podrían estar injertados bajo nuestra piel. El micrófono en el cuello y el auricular detrás del lóbulo de la oreja.Todo apunta a que la cámara tomará forma de lentilla y que la pantalla se podrá proyectar sobre el aire, quizá con la ayuda de un pequeño accesorio. Los teclados perderán su primigenia razón de ser ya que la mayor parte de nuestros textos los dictaremos. El reconocimiento de voz estará tan logrado que los nuevos dispositivos no sólo nos entenderán a la primera, sino que incluso se adelantarán a nuestros pensamientos. Ni que decir tiene que la capacidad de proceso de esos artilugios no la alcanzarán muchos de nuestros supercomputadores contemporáneos.

La duración de la batería será tan relevante como siempre, pero hay expertos que apuestan por sistemas que duran semanas, con cargas rápidas (en cuestión de minutos o segundos) e inalámbricas. La seguridad también será sagrada, algo que posiblemente no ocurrirá con los datos personales. Los secretos en la era digital son una especie en extinción, y no hace falta esperar a 2020 para comprobarlo.

_-tecnologia-_-pagina-1.jpg

Como es costumbre, la portada del nuevo número tuvo su historia. Inicialmente encargamos una fotografía que ilustrara el titular “Asómate al 5G”, en referencia a la tecnología de telefonía que seguirá al 4G de nuestros días. Queríamos retratar a alguien asomando su cabeza en una puerta en un quinto piso, letra G. Nos dio pereza ponernos a buscar y consideramos acudir a la infografía para pegar un cartel 5G en cualquier puerta. La idea quedó en la papelera de reciclaje en cuanto surgió la morenaza de ojos claros de la portada. La chica se toca la oreja, porque en realidad está escuchando a alguien a través de un móvil que no se percibe. Su mirada es limpia y profunda, como las lentes de su cámara de fotos. Tampoco necesita pantallas físicas porque lo que tiene que ver ya lo contempla al ladear la vista. Ya puestos, nos atrevemos a imaginar que justo en el momento de la instantánea nuestra musa estaba mandando un mensaje instantáneo sólo con pensarlo, a modo de telepatía.

Lo malo de lo que hemos aprendido haciendo este número es que en 2020 tampoco existirá la aplicación más exitosa de la telefonía móvil: el teletransporte. Para ello creo que deberemos esperar una par de generaciones. O quizá algo menos.

Share and Enjoy:
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google
  • TwitThis

Deja tu comentario