Blogs

Si Hillary Clinton es un PC, ¿qué es Barack Obama?

Las elecciones primarias del partido demócrata norteamericano están tan reñidas que todos los aspectos de las campañas son sometidos a un riguroso escrutinio. Hace unas semanas, The New York Times popularizó una doble analogía que equiparaba a Barack Obama con un Mac y a Hillary Clinton con un PC, con todo lo que eso implica. En realidad, el artículo iba poco más allá de comentar el aspecto visual de las respectivas webs de campaña y sus similitudes con las páginas corporativas de Apple, en el caso de barackobama.com, y de otras empresas menos cool, en el de hillaryclinton.com.

La bola de nieve ya ha comenzado a rodar: un especialista en arquitectura de la información saca conclusiones políticas a partir de la distribución de los menús de navegación de cada una de las webs. La empresa Tacoda utiliza encuestas a usuarios y datos de comScore para estudiar qué otras páginas de la red visitan los partidarios de ambos candidatos (los de Clinton buscan películas de terror, monovolúmenes y vacaciones en Florida; los de Obama, cine independiente y coches de lujo; ambos consultan páginas inmobiliarias mucho más que el resto de los internautas, pero los de Clinton el doble que los de Obama). Doug Kendall compara el retorno de la familia Clinton con los reinicios recurrentes de un PC.

Incluso la propia campaña de Obama ha profundizado en la analogía, publicando Vote Different, un remake del mítico anuncio con el que Apple lanzó el Macintosh en 1984, con la ex-primera dama en el papel de Gran Hermano. A su vez, los partidarios de Hillary Clinton han contraatacado con su propia parodia de la parodia, pero han tenido mucho menos éxito, a tenor del número de visionados de cada uno en YouTube: De todos modos, más allá del aspecto visual, nadie parece dudar que Clinton representaría la posición más corporativa, con una recaudación de fondos basada en las grandes donaciones, incluidas las de estrellas del espectáculo como Elton John, mientras que Obama actuaría más bien como un proyecto de software libre, al estilo de Linux, con multitud de pequeños contribuyentes que le proporcionan unos ingresos diarios superiores al millón de dólares sólo a través de la red.En lo que sí coinciden ambos candidatos es en su elección de teléfono móvil: en la política norteamericana, el BlackBerry es el rey.

Las elecciones e Internet
La tecnología de la información ya es un elemento fundamental de cualquier proceso electoral. En 2004 ya lo fue, pero ahora hay sitios web especializados en la cobertura electoral desde el punto de vista tecnológico: dos de los más populares son el de TechCrunch y el de News.com.

Deja tu comentario