Blogs

Si no puedo comprarte, te hundiré: Facebook se venga de Twitter

logosa9cbbd6d-17b3-4eaa-9218-a159f54e7d69.jpg

En los negocios hay que andar con cuidado al decir ‘no’. La operación frustrada de compra de Twitter por parte de Facebook parece haber dejado mal sabor de boca en esta última empresa, que gestiona la más popular de las redes sociales online, con más de 150 millones de usuarios. Twitter, una plataforma de microblogs que utilizan unos seis millones de internautas, rechazó a finales del año pasado una oferta de compra de Facebook valorada en 500 millones de dólares. Ahora, Facebook contraataca con una oscura modificación técnica que podría convertir a Twitter en irrevelante.

Facebook tiene casi 30 veces más usuarios que Twitter, pero ésta sigue creciendo porque ofrece algo muy práctico: la posibilidad de hacer público el estado del titular de la cuenta. De hecho, Twitter sirve exactamente para eso, para responder públicamente, y en menos de 140 caracteres, a la pregunta ‘¿Qué haces?’. La configuración por omisión de las cuentas de Twitter permite que cualquier internauta consulte las sucesivas anotaciones del usuario en una página web pública, y si éste desea elegir quién puede verlas, tiene que activar explícitamente la protección de acceso.

En cambio, Facebook funciona justo al revés: sus usuarios tienen diversas maneras de actualizar su estado (una de las más populares, por cierto, es vincularlo a la última nota que han publicado en Twitter), pero sólo los ‘amigos’ de su red pueden consultarlo. O eso es lo que ocurría hasta ahora, ya que hace pocos días, Facebook ha lanzado una modificación de su API (el conjunto de herramientas que usan los programadores para crear programas complementarios) que permite acceder al estado del usuario mediante aplicaciones externas. Es de esperar que en pocas semanas la red esté inundada con todo tipo de programas para ordenadores, teléfonos móviles y servicios web que permitirán replicar la funcionalidad de Twitter en Facebook, pero con la ventaja de dirigirse a una audiencia potencial mucho más amplia y, en cierto modo, fiel.

Claro que Twitter sigue contando con la ventaja de unas direcciones mucho más simples (http://twitter.com/albertcuesta) que las de Facebook (http://www.facebook.com/home.php#/profile.php?id=645002665), pero eso también tiene remedio. Los accionistas de Twitter ya deben de estar lamentando su decisión de mantenerse independientes.

Tags: , ,

2 respuestas to “Si no puedo comprarte, te hundiré: Facebook se venga de Twitter”

  1. Facebook se la tiene jurada a Twitter « SeMaToVe Dice:

    […] Facebook tiene un funcionamiento justo al contrario, se puede actualizar el estado de los usuarios, como curiosidad se puede vincular a Twitter, pero sólo los “amigos” del usuario pueden ver su estado. Pero a día de hoy, Facebook ha modificado su API teniendo en cuenta dicho detalle, por lo que en un breve periodo de tiempo tendremos aplicaciones para todo tipo de dispositivos con la funcionalidad de Twitter embebida en el servicio Facebook. Enlace El Economista […]

  2. El mundo en bits » Blog Archive » El robo de 310 documentos internos pone en peligro el futuro de Twitter Dice:

    […] la niña bonita de los servicios de la web 2.0, la empresa que rechazó una oferta de compra de 500 millones de dólares por parte de su competidor Facebook, y que se resiste a los 1.000 millones que –se […]

Deja tu comentario