Blogs

La fragmentación llega al iPhone

graficsapple-iphone-os4-064.jpg

Apple ha presentado hoy las novedades que incorporará la futura versión 4.0 del sistema operativo del iPhone, que desde hoy está a disposición de los programadores de aplicaciones y que los consumidores deberían poder descargar durante el próximo verano. Entre las nuevas funciones, que situarán el iPhone al nivel de prestaciones que ya ofrecen otros sistemas operativos móviles, destacan la posibilidad de dejar programas (por ejemplo, Skype o el navegador GPS) funcionando en segundo plano, las mejoras en la gestión del correo electrónico y las mayor integración en los sistemas corporativos, en lo que constituye un intento renovado de competir con los BlackBerry de la canadiense RIM. Pueden ustedes consultar las demás novedades en esta seguimiento detallado del acto.

Sin embargo, a diferencia de lo ocurrido con anteriores actualizaciones del iPhone OS, no todos los dispositivos existentes podrán beneficiarse de ellas. Si bien Steve Jobs ha presumido de los 50 millones de iPhones y 35 millones de iPod Touch que Apple lleva vendidos hasta ahora, sólo los modelos más recientes de terminales, el iPhone 3GS y el iTouch del otoño pasado, serán compatibles con la nueva versión 4. Así pues, se abre para la firma un nuevo frente, el de tener que gestionar en su popular tienda App Store versiones distintas de los programas para los diferentes modelos de teléfono. En buena parte, la firma descarga esta responsabilidad en los creadores de las aplicaciones, indicando que son ellos quienes podrán crear programas que funcionen al 100% de sus posibilidades en los modelos más potentes, y de manera más limitada en los más antiguos.

Tal vez para suavizar el golpe, Apple también ha anunciado la puesta en marcha de iAd, una red de comercialización de anuncios para incrustar en las aplicaciones de iPhone que debería poder permitir que los programas gratuitos (el grueso de los existentes) generen ingresos para sus creadores, cediéndoles un 60% de lo que pagarán los anunciantes y conservando el 40% restante. Jobs sabe que la publicidad en los móviles puede ser un mercado enorme: según sus cálculos, cuando se alcancen los 100 millones de dispositivos con iPhone OS, se generarán unos 1.000 millones de espacios publicitarios cada día. Es por ello que hace unos meses Apple trató de adquirir AdMob, la mayor red publicitaria para móviles, pero al adelantárseles Google, acabaron comprando Quattro Wireless, una firma rival de menor envergadura que es el embrión de la nueva iAd.

(Imagen por cortesía de gdgt.com)

Tags: ,

Deja tu comentario