Blogs

El tráfico de Internet sólo cayó un 5,4% con el apagón de las webs de enlaces por la ‘ley Sinde’

vintena-pagines-descarregues-ofereixen-missatge_ARAIMA20101219_0083_20.jpg

Los internautas españoles no descargan contenido audiovisual los domingos por la tarde. Eso, o las estimaciones sobre el porcentaje de tráfico que generan las páginas de streaming eran muy exageradas. El apagón de 12 horas seguido este domingo por las mayores webs españolas de enlaces de descarga, en protesta por el supuesto ataque a la libertad de expresión que representa la denominada ley Sinde, no produjo un descenso significativo del volumen de tráfico de datos en la red.

Un portavoz de Telefónica, el operador que transporta más datos, ha indicado a CanalPDA que el tráfico en su red a las 12 del mediodía, hora de comienzo del cierre de webs, era el mismo que el de cualquier otro domingo, y que la disminución más acusada, que se registró sobre las seis de la tarde, fue sólo del 5,40%. La cifra contrasta con algunas estimaciones que han circulado hasta ahora, alguna de las cuales imputa hasta el 70% del tráfico total de Internet en España a las páginas de streaming de vídeo, si bien es probable que muchos usuarios, ante la ausencia de las páginas de enlaces, recurrieran directamente a los servidores que alojan el contenido.

Las páginas que pusieron su portada en negro este domingo –como Series Yonkis o CineTube–, agrupadas en la plataforma noalcierredewebs, desarrollan su actividad esgrimiendo la legalidad de la misma, establecida por un juez sobre la base de que dichas páginas no alojan el contenido protegido por derechos de autor que es el objeto de la disputa, sino que ’simplemente’ enlazan con las copias alojadas en servidores externos. Cabe destacar que, tras su apelación a su libertad de expresión, la mayoría de ellas ocultan intereses comerciales, vinculados a los ingresos que obtienen de las visitas de los usuarios, mediante la inserción de publicidad.

Tras el apagón del domingo, el debate sobre la ‘ley Sinde’, que es en realidad una disposición adicional que el Gobierno pretende introducir –a instancias de las ‘majors’ norteamericanas del audiovisual, según se ha sabido gracias a WikiLeaks– en la nueva Ley de Economía Sostenible, corre el peligro de centrarse en la supuesta categoría de bien cultural de las páginas de enlaces, que se encuentran en una situación cuando menos dudosa desde el punto de vista ético.

Los apóstoles españoles de la barra libre en Internet ya están manifestando su preocupación por este hecho, que amenaza con desviar la atención de los verdaderos defectos de la nueva norma legal: su tramitación en comisión parlamentaria, para evitar el debate en pleno, y la posibilidad del cierre ‘exprés’ (en sólo 4 días) de páginas web sin dictamen judicial. El debate se ha visto aún más complicado con los ataques de denegación distribuida de servicio (DDoS) que han impedido durante varias horas de la tarde del lunes el acceso a, entre otras, las webs del PSOE, el PP, CiU y PNV, partidos representados en la comisión que previsiblemente aprobará este martes 21 la ley Sinde.

Sería deseable que los legisladores orientasen su actividad hacia una revisión de las leyes que corrija la actual legalidad de las páginas de enlaces y descargas, en lugar de tramitar por la puerta falsa una disposición que puede acabar poniendo el cierre de webs en manos ajenas al estamento judicial y sin la celebración de vistas formales.

Deja tu comentario