Blogs

Del papel prensa a Internet: el nuevo centro de datos de Google

Google está preparando la entrada en servicio del más nuevo de los centros de datos que tiene distribuidos por el mundo, situado en la población finlandesa de Hamina (mapa). La ubicación ha sido elegida por un motivo muy determinado: está situada junto al mar Báltico y el inquilino anterior ya disponía de un circuito de circulación del agua marina que permitirá ahorrar en refrigeración. Se estima que alrededor de la mitad del consumo de energía de un centro de datos convencional se dedica precisamente a refrigerar los servidores, de modo que cualquier aumento de la eficiencia en este aspecto se refleja directamente en la cuenta de resultados.

En el vídeo superior se puede ver el proceso de adecuación de las instalaciones para su nuevo uso. Lo más significativo es que anteriormente el recinto estaba ocupado por la empresa papelera Stora Enso, que precisamente producía allí papel prensa. Es el signo de los tiempos: los periódicos dejan paso a los servidores de Internet.

Tags:

Una respuesta to “Del papel prensa a Internet: el nuevo centro de datos de Google”

  1. Robert Assink Dice:

    Como ex-empleado de Stora-Enso en España puedo confirmar que la fábrica se conocía como Summa, que efectivamente producía papel prensa - incluso para el mercado español.
    Este caso es otro ejemplo de como la sociedad de la información necesita una infraestructura muy física (el centro de datos) para poder funcionar. Aunque parezca paradójico, la fábrica de papel fue concebida hace 60 años como “tecnología de información y comunicación” y hoy sigue funcionando como tal.
    Algo similar ha pasado en muchos lugares del mundo; tambien en Madrid.
    En el año 2000, mi compañía Interxion convirtío el edificio industrial de una antigua imprenta en Madrid en un centro de datos moderno, donde ahora se alojan servidores de (entre otras) múltiples empresas de medios de comunicación.
    El mundo ha cambiado, pero tampoco tanto. Solo consumimos más información a través de más y nuevos canales. Carpe Diem.

Deja tu comentario