Blogs

Au revoir, Monsieur Saint Laurent!

yslobituario.JPG

Uno de los más grandes diseñadores de todos los tiempos nos ha dejado. El modisto francés Yves Saint Laurent falleció ayer domingo a la edad de 71 años en París después de una larga enfermedad. Las apariciones del creador durante el último año fueron escasas y su estado de debilidad era evidente, cayendo en cama en la última etapa de su enfermedad. Los más cercanos comentan que en la última semana no era capaz de comer o beber. Saint Laurent siempre sufrió de una salud precaria que se traducía en su frágil aspecto, siempre acompañada por su timidez casi patológica. Pero no por esperada, su desaparición resulta menos impactante. 

Apareció en escena por todo lo grande, cómo sólo él sabía hacer, reemplazando con tan solo 21 años a Monsieur Christian Dior al frente de su casa de Alta Costura. Sólo un genio podría reemplazar a otro genio, y así lo demostró en su carrera, revolucionando el mundo de la moda a cada paso, que le debe entre otras cosas el concepto de prêt-a-porter que lanzó en 1966 en su colección Rive Gauche. Cambió la concepción de la mujer en el vestir popularizando el pantalón, e introduciendo en su armario adaptaciones femeninas del esmoquin y la sahariana. Hacer un inventario de sus proezas sería agotador.  

Yves Henri Mathieu Saint Laurent nació en Oran, Argelia, el 1 de agosto de 1936 en el seno de una familia de colonos franceses. Las ambiciones de sus padres de que estudiara derecho se frustraron cuando un joven Yves, con tan sólo 17 años, decide marchar a París para estudiar Arte. Tan sólo un año después apareció providencialmente en su vida Michel de Brunhoff, director de la edición francesa de Vogue, que le compró unos bocetos y le sugirió que se presentara al concurso esponsorizado por la International Wool Secretariat, cuyo jurado contaba con la presencia de Christian Dior. Monsieur Dior enseguida detectó el talento en sus bocetos y lo cogió como asistente. 

El 24 de octubre de 1957 muere Dior en Montecatini, Italia, a los 52 años de edad. Un mes después un Yves Saint Laurent de 21 años ocupa sus zapatos en su casa de Alta Costura, de la que saldrá a causa de la llamada del ejército. Su regreso se produce bajo su propio nombre el 29 de enero del 62, cuando presenta su primera colección, y empieza a fraguarse la leyenda que lo coloca en el panteón de los elegidos hasta su retiro en 2002

Fue un gran apasionado del arte, que inspiró muchas de sus creaciones, y un exquisito coleccionista que poseía obras de Goya, Matisse, Munch, Klee, Picasso o Cezanne, entre otras. Pero su gran capricho de los últimos tiempos eran su casa en Marrakech y la más reciente en Tánger, oasis de tranquilidad a las que se unían sus casas de París y Nueva York, y el château de Normandía. 

Hoy se me vienen a la memoria sus últimas palabras antes de dejar su atelier, en su último día al frente de la casa que lleva su nombre: “No estoy triste, sólo nostálgico”. Hoy la tristeza y la nostalgia acompañan a todo amante de la moda en este día marcado por la despedida.  Au revoir, Monsieur Saint Laurent! À jamais YSL.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags:

Deja tu comentario