Blogs

La magia textil de Timorous Beasties

Hoy contemplé uno de los mayores crímenes estilísticos que se pueden realizar en decoración. Una buena amiga compró en Londres un bonito sillón de mediados del siglo XVIII, estilo Jorge II. Lo adquirió en subasta a un precio altísimo (justificado… pero altísimo) aunque el estado de conservación de la pieza no era el óptimo. Así que lo mandó a restaurar. Su error radicó en tirar de Páginas Amarillas en vez de pedir referencias, por lo que el resultado final deja mucho que desear. A pesar de que el trabajo hecho con la madera es excelente, la tapicería ha resultado un gran error, ya que han utilizado una tela que siendo muy buena no deja de ser ‘común’. 

Para un sillón como ese, con tanta personalidad e historia, había que buscarle una tela muy exclusiva. Las alternativas son infinitas: de telas vintage recuperadas que no se producen hoy día a fabricantes que hacen ediciones limitadas casi artesanalmente. El primer nombre que se me vino a la cabeza como una opción interesante fue el de Timorous Beasties

16971.jpg 

Descubrí los textiles de Timorous Beasties en una de las tiendas de decoración más exquisitas que existen para mi gusto, Caravane, en el 6 de la Rue Pavée de París. Resultó ser el nombre de un equipo creativo de Glasgow creado en 1990 por Alistair McAuley y Paul Simmons, que se conocieron estudiando diseño textil en la Glasgow School of Art, y que se han ganado la fama de subversivos con sus telas y papeles decorativos de conceptos provocativos y un punto surrealista. 

Para aquel caro sillón mal tapizado hubiera sido una excelente opción. Nada de tratar de recuperar el rancio sabor histórico perdido con el tiempo, sino recoger aquella estructura preciosista y mezclarla con diseños de evocación modernista. Recordé la colección Toile, la que ha dado fama internacional a Timorous Beasties, y en concreto el diseño Glasgow Toile. Un tejido en lino estampado con cierto sabor vintage que enmascara diseños de la más rabiosa modernidad. Desde la distancia recuerda las tapicerías decimonónicas, pero una inspección más en detalle revela paisajes y momentos de Glasgow en la actualidad, con adictos al crack, prostitutas, vagabundos… denuncia social con estilo. 

Si no se quiere tanta ‘modernidad’ y sí más exclusividad, siempre se les puede encargar un estampado ex profeso, ya que son múltiples los proyectos (grandes y pequeños) que se les comisionan, y a los que siempre incorporan su visión rupturista.  

11301.jpg

Glasgow Toile. Lino. Ancho 1’36 m. P. 84 libras el metro. 

tomorousbeasties1.JPG

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: , ,

Deja tu comentario