Blogs

Chinos (pero no de la china)

Empezamos a renovar el armario para la nueva temporada que inauguraremos cuando la oficina vuelva a ser nuestra realidad cotidiana. Lo que más “renovación” urge siempre es el stock de pantalones, y sobre todo los dedicados al tiempo libre.  ¿Qué buscas en un pantalón que llevarás en tus ratos de ocio? Que sea sufrido, pero que tenga estilo. Que sea versátil, pero que no se aleje demasiado de esa actitud de “actividad semiformal” en que te mueves, porque para lo informal ya tienes un centenar de jeans. Y sobre todo que sea cómodo, muy cómodo. Queremos que los pantalones nos queden como un guante, literalmente, pero que no nos opriman. Siempre ocurre lo mismo, cuando por fin los has amoldado a tu cuerpo, es cuando están para tirarlos a la basura. Y la verdad es que no nos podemos permitir ‘amaestrar’ un par de pantalones continuamente.  

Los chinos (no, no volveremos a hablar de Beijing 2008, sino que nos referimos a un tipo de pantalones) son siempre una apuesta segura, ajustaditos pero cómodos, informales pero de los que dicen “¡ey, tengo actitud!”, y en eso a Dockers (izq.) no hay quien les gane, son casi sinónimos de ‘chino’. Pero déjenme descubrirles una nueva alternativa: Dickies (dcha.), que podemos describirlos como los clásicos pantalones de trabajo que ahora se han vuelto lo más en cuanto a streetwear. Dickies nació en 1918 en Fort Worth, Texas, y en poco tiempo se transformó en el mayor fabricante de ropa de trabajo haciendo del modelo 874 todo un icono (arriba a la derecha), desarrollado en 1926 hoy por hoy es el chino más vendido del mundo. 

Pero como diría Ana Obregón, “ningún pantalón es nunca lo suficientemente ajustado”, así que muchos deciden amoldar la figura a ajustes extremos: horas y horas de steps en el gimnasio, de senderismo en los fines de semanas, le declaran la guerra a las grasas en la dieta (y descubren que las acelgas eran comestibles ¡¡¡qué horror!!!), y por fin consiguen unas piernas bien torneadas, unos glúteos turgentes y poderosos… ¿Y todo para qué? Para sólo poder lucirlo con esos vaqueros ajustadísimos que has rescatado de tu armario adolescente y que facilitan que las chicas no puedan evitar ese último vistazo a tu trasero cuando les das la espalda. Inconveniente: los pantalones ajustados a nivel extremo exigen entrenamiento pulmonar (al estilo de Mark Spitz… ¡ay, prometí no hablar de Beijing 2008!) para soportar horas y horas a medio respirar y un fisioterapeuta especializado en rehabilitación para que te devuelva la sensibilidad y el riego a las piernas cuando te desnudes. 

Para evitar estos problemillas (exagerados, cómo no), voy a reseñar unos pantalones italianos muy prometedores. Los Betwoin (abajo), realizados con una patente registrada (izq.), proporcinan ese ajuste confortable que todos buscamos, y esta temporada vienen en una gran variedad de telas de algodón y mezclas innovadoras de algodón y nylon. Unos pantalones pensados para hombres elegantes y con estilo, gente activa con un ritmo de vida intenso.

betwoin-modello-alta-ris.jpg

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: , , ,

2 respuestas to “Chinos (pero no de la china)”

  1. Paco Barranco Dice:

    Hola, Agustín.

    Excelente artículo. Me han sorprendido muy positivamente los “Betwoin”. Sin embargo, después de revisar su web NO he sido capaz de encontrar nada sobre los puntos de venta. ¿Tú podrías decirnos dónde encontrarlos y a qué precios?.

    Salu2
    Paco Barranco

  2. israel Dice:

    La prenda de vestir menos indicada para un hombre, es el pantalon, por su antomia. Ninguna parte de la anatomia de un hombre se maltrata mas que los genitales; la costura central (tiro ) todo el tiempo maltrata, lacera, y con el torniquete que se pone en la cintura (cinturon) hace que la circulacion de la sangre en el aparato digestivo, sistema urinario , parato reproductor, presenten serias disfunciones, y daños en la salud.
    Las faldas y los vestidos con faldas para los varones son la mejor opción, por salud y comodidad. Las faldas de hombre deben ir sin adornos como boleros, recogidos encajes o cinticas, y preferiblemente a la rodilla por lo menos, para que sean practicas y funcionales, de otro modo serán muy incomodas; pero con estas características, SERAN MUY APLAUDIDAS LAS FALDAS PARA LOS VARONES.

Deja tu comentario