Blogs

Entrevista: Nicolas Vaudelet para El Caballo

img_371.JPG

Nicolas Vaudelet es la apuesta más ambiciosa de la firma sevillana El Caballo. El joven director creativo de la casa es el que está llamado a reposicionarla dentro del mapa de las empresas de la muda y el lujo españolas. Por lo pronto la ha colado en Cibeles con (entre otros factores nada desdeñables) su epatante curriculum profesional en el que se pueden encontrar nombres como Christian Lacroix, Dior, Louis Vuitton, Givenchy o Jean Paul Gaultier. Pero lo que más impresiona sin duda es ese charme francés, humildad, cercanía y simpatía que desprende el creativo, que te crea inmediatamente, tras el contacto inicial, un síndrome de Estocolmo que te atrapa irremediablemente. 

¿Cómo surge la idea de inspirarte en Al- Mu’tamid? La inspiración viene de cualquier sitio. Paseando veas algo que te interesa, hablando con los amigos te viene una idea… Es un cúmulo de cosas que cuando te pones a preparar la colección cobra sentido y se integran. En esta ocasión todo nace cuando me regalan un libro de poemas sobre Al- Mu’tamid, el rey poeta en el exilio, y empiezo a elucubrar cómo viviría hoy, en 2009. Por eso hay esa mezcla de influencias hip hop que se entrelaza con el mundo árabe, con el orientalismo, sobre todo presente en el color. Por no caigo en el folclore, sino que tiene un tono más deportivo. 

¿Qué crees que ha posibilitado vuestra incorporación a Cibeles con tanta rapidez? Serás consciente que es un privilegio acceder a esta plataforma en muy poco tiempo, ¿no? Sí, ha sido muy rápido, es toda una suerte. Creo que hay varios factores que han ayudado. Por un lado que habíamos presentado en el OFF Cibeles las últimas colecciones y Cuca Solana había asistido a nuestros desfiles y le había gustado mucho. También creo tener una estructura financiera y una red de comercialización ayuda a que tomen en serio nuestra propuesta. No sé, no sé lo que ha pasado, pero lo importante es que estamos dentro. 

¿De donde nace tu pasión por lo español y en concreto por lo andaluz? De mi etapa en Lacroix. Él me trasmitió su pasión, y yo empecé a bajar a España de cuando en cuando. Primero a Barcelona, después a Madrid y ahora, finalmente, a Sevilla. Incluso me puse a aprender flamenco. 

A los diseñadores españoles no se les suele perdonar que jueguen con las inspiraciones costumbristas y folclóricas. Bueno, yo no lo hago de forma muy evidente, y creo que a los extranjeros sí se nos ‘perdona’ porque nos acercamos a la cultura española con ojos de guiris, y eso genera una visión más desapegada y sarcástica. Yo aplico mi ojo francés y eso creo que me salva. 

El Caballo es una firma que originalmente nace como fabricantes de guarnicionería y aperos de labranza y va evolucionando a la marroquinería y finalmente a la moda. Pero su tradición está hay latente. ¿Has encontrado diferencias entre la piel francesa, la que usabas en Givenchy o Gaultier a la española? Sí, sí, la piel que se usa en la marroquinería española es una piel más gruesa y menos tratada por lo general. Se usa más cordero y tiene un acabado más grueso. Me gusta mucho, pero yo he intentado buscarle un giro más femenino en consonancia al espíritu de las colecciones. 

¿Te ha costado hacer que los artesanos de El Caballo se adapten a tus ideas? No, al contrario, soy yo el que me adapto. Los escucho. Escucho mucho y me adapto. Eso es lo enriquecedor.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: , ,

Deja tu comentario