Blogs

Archivo de Noviembre, 2008

Cuellos bohemios

Mircoles, 5 Noviembre 2008

_ber86051.jpg 

Esta nota de estilo nace a colación de unas fotos recibidas en las que se ve a Rafael Medina, Duque de Feria, luciendo unas fantásticas gafas Persol (concretamente el clásico modelo 714). Más allá de las gafas, que son realmente estupendas y con ‘actitud’, lo que me hizo reflexionar fue el conjunto. Es indudable que la apostura de Rafael es una mezcla de porte aristocrático y un físico muy singular. Lo primero que te sorprende cuando lo tienes frente a frente es su altura y el lenguaje corporal (no me imagino a Nati diciéndole a su hijo lo que tantas madres repiten a diario, aquello de “niño, ponte derecho”). Pero lo que distingue en concreto Rafael es que en todo estilismo introduce un toque de color o modernidad. En este caso destaca el fular pirata que le adorna el cuello, pero en otras bien puede ser un colorido pañuelo en el bolsillo de la chaqueta que va por libre pero que otorga el toque chic. 

El cuello es un punto esencial al que van dirigidas todas las miradas, y es evidente por la importancia que cobran las corbatas en todo look masculino. ¿Pero por qué no le terminamos de perder el miedo a otros complementos como los fulares? Yo propongo que el toque de color navideño venga de mano de los fulares, que pueden ser llevados como sustitutivos de la corbata o sobre ella si viene al caso.

No seamos aburridos y apostemos por el color. Entre las propuestas de Hermès para estas Navidades que se acercan (¿o ya han llegado?… ya he visto luces navideñas instalándose) encontramos maravillosos écharpes en cachemira sacados del arco iris, y si nos vamos a cualquiera de las tiendas de la firma SoloIO podemos hacernos con un fular de lana en tonos degradados que es una auténtica delicia. 

Un poquito de actitud bohemia es el mejor complemento cuando llega el frío.

echarpesofulares.JPG

Japón en el subconsciente

Lunes, 3 Noviembre 2008

ka-international_col-ikebana_dormitorio-1-lr.jpg 

La cultura nipona cada vez tiene más adeptos. ¿Recuerdan aquella fiebre Zen que nos invadió en los 90? Todo el mundo afirmaba que su estaba orientada siguiendo las reglas del Feng Shui. ¡Mentira cochina! Las casas están siempre orientadas siguiendo las reglas del promotor inmobiliario. Pero bueno, se hacía lo que se podía con la colocación de los muebles.  

Afortunadamente el ‘niponismo’ se ha ido adaptando a la realidad occidental. Cosa que se hace evidente en el ámbito de la decoración donde los detalles japoneses han reemplazado el total look más estricto. La nueva colección Ikebana de KA International que se define como “una propuesta con reminiscencias orientales, de aspecto delicado y naif, que transmite bienestar y armonía”. Y es que hemos pasado de buscar el efecto japo 100% a coger pequeñas pinceladas como los efectos florales. Una colección de siete tejidos (Hikori, Kyoto, Ichiro, Sapporo, Bodoni, Origami y Osaka) en los que predomina el uso del algodón. 

En moda, tres cuartos de lo mismo, la inspiración explícita pasa a un segundo plano y es sustituida por la inspiración más subliminal. Las estructuras kimonos siguen encontrándose en las creaciones de Antonio Marras para Kenzo, y los trajes típicos del Japón rural son tomados de referencia por John Galliano, pero donde realmente se ve la influencia nipona es en los estampados de las telas, donde los componentes florales se hacen imprescindibles (Oscar de la Renta, Rebecca Taylor y Kenzo nuevamente, entre otros) e incluso se rescata el arte ancestral japonés como motivo de estampación como podemos ver en la colección creada por Nicolas Ghesquière para Balenciaga

El niponismo ha dejado de ser una nota excéntrica para terminar de instalarse en nuestras vidas. ¿Me gustaría saber si ya se ha registrado algún niño en España con el nombre de Shinnosuke (es decir Shin-chan)?

japotendencia.JPG