Blogs

El extraño caso de María Lafuente

marialafuenteotono09.JPG

María Lafuente presentó en el OFF-Cibeles su última colección, de la que no hablaré, porque me han enseñado que si no tienes nada bueno que decir mejor cállate. Lamentablemente soy crítico de moda y me veo obligado a opinar. Pero sólo opinaré sobre lo parecidas que son la moda y la política.

Cuando un político sale de un partido nunca es porque le dan una patada en el culo, sino porque “sus valores le exigen poner su cargo a disposición del partido”. En este caso a Lafuente no la ‘echan’ de Cibeles sino que lo deja porque se siente limitada por la organización del evento y porque quiere dar rienda suelta a su creatividad. Bueno, pues qué decir, que te vaya bien, no creo que nadie la eche de menos a ella, a su colección, ni a los intereses políticos que la respaldan.

Todas las Comunidades Autónomas quieren tener representación en Cibeles y de una forma u otra consiguen ‘empotrar’ diseñadores en su calendario. Esto, obviamente, lo desmentirán oficialmente. E incluso podría ser una paranoia mía, ¿por qué no? Pero cuando María Lafuente se subió al carro cibelino mis sospechas se confirmaron, porque no había justificación racional posible para que sus creaciones se hicieran hueco en el programa de esta pasarela… si no hubiera “algo más” detrás (llámese “desesperado empeño porque hubiera representación leonesa” en Cibeles).

Ahora sale de allí ‘voluntariamente’, y en vez de decir “gracias por la oportunidad y el dinero que han invertido en mí” va y dice que se sentía limitada. Claro, y yo no tengo un yate y una mansión porque ni me gusta navegar y me gusta los ambientes íntimos. María ha recorrido medio globo con sus colecciones (Miami, Estocolmo, Tokio…) y yo me pregunto, ¿cómo se permite ese ritmo que pocos, casi ningún diseñador nacional, pueden permitirse económicamente? ¿De quién tiene el apoyo financiero para todo ello? ¿Es su administración regional la que la apoya con sus presupuestos? ¿Cómo se sienten los otros diseñadores de la región ante el apoyo tan condicional a Lafuente?

Creo que con tantos interrogantes podríamos llamar a eso “El extraño caso de María Lafuente”.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags:

Deja tu comentario