Blogs

Cuando el hombre Lacroix se ponía interesante… va y quiebra

lacroixh-pe09-12.jpg

Sí, señores, soy mezquino. Lo primero que pensé cuando se anunció la declaración en bancarrota de la firma de Christian Lacroix fue “¿pondrán la colección masculina de verano de saldo?”. Pero las cosas no funcionan así. Simplemente languidecerá, los pedidos de otoño no se servirán (seguramente porque la fábrica no dará puntada hasta cobrar lo que se le debe), y su desfile de Alta Costura será llorado… y olvidado. Así es la moda, se olvida rápido y deben pasar 20 años para que pongan tu figura en valor.

Se ha sabido que una muy buena clienta del modisto se ha ofrecido a ‘rescatarlo’ financieramente, pero este ha declinado la oferta aduciendo que la prefiere como clienta que como presidenta de su casa. A esto se le llama orgullo, y un poco de inconsciencia, porque aún confía que un caballero andante de armadura financiera impenetrable venga a rescatar su sueño. Y es que hay que asumir que la era del lujo ha entrado en letargo. Todos (el primero yo) vivíamos en un frenesí de ostentación y sibaritismo que superaba con mucho nuestras posibilidades. No me malentiendan, no es que yo comprara trajes de 6500 euros ni plumas estilográficas de 32000 euros, pero sí lo reseñaba sin cesar predicando un nuevo paradigma, el del ‘nuevo lujo’ para el que el precio no era el verdadero indicativo, sino la exclusividad.

Los grandes emporios de la moda se entregaron a este delirio, en concreto LVMH, ya que fue su presidente Bernard Arnault el que fundó en 1987 Christian Lacroix, centrándose en la Alta Costura para después ir desarrollando el prêt-à-porter, las fragancias, los complementos, etc… en definitiva todo lo que da beneficios. Pero aquel sueño se frustró y Arnault vendió a Lacroix a unos hermanos de Florida propietarios de la cadena de Duty Free Americas. Falic Group volvió a enfocar a Lacroix exclusivamente en la Alta Costura, cosa que no fue muy inteligente cuando ya se sufrían en la Alta Costura las constantes deserciones de grandes nombres que abandonaban el sueño del lujo en pos de la rentabilidad.

Lacroix todavía cree que su sueño es posible, obviamente no ha ojeado los libros de cuentas. Pero baste decir que su colección masculina de este verano es simplemente sublime, y si no juzguen por si mismos. Una verdadera lástima.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: , , , ,

3 respuestas to “Cuando el hombre Lacroix se ponía interesante… va y quiebra”

  1. Rocío Melo Dice:

    Qué pena!. La única que se va a poder permitir lujos es Salma Hayec, que se casó con Arnault, y el grupo Falic, su mismo nombre lo dice, ya sabemos con que piensa no con la cabeza.
    Un gusto leerte.
    Un beso.

  2. Marta Poch Dice:

    Añoro el crak ¿ Para cuando un nuevo serial? Me encanta seguir tu blog. Gracias por ser tan ameno.

  3. Agustín Velasco Dice:

    Muchas gracias, Marta. Algo tengo ya en mente… pero primero un pequeño paréntesis para construir la historia.

Deja tu comentario