Blogs

Quiero una capa… y no soy Superman

capa-espanola.jpg

Hoy salí a la calle por la mañana y sentí frio. De pronto me di cuenta que el calor nos había abandonado y que habría que empezar a sacar prendas de abrigo del armario. Tengo abrigos, chaquetas, algún que otro cárdigan… pero por alguna extraña razón, que no logro a comprender, tengo un antojo de capa.  (Acabo de estornudar, y mientras limpio la pantalla del ordenador de virus pienso que ya se me habría podido antojar la capita antes de pillar este resfriado).

Mi atracción por la capa es casi fetichista, sobre todo con la capa española, a la que tanto bien le ha hecho el estilo dandi de Jaime de Marichalar y tanto mal las retrasmisiones de fin de año de Ramón García. Yo creo que es una prenda super elegante, solo apta a partir de esa edad en que uno se levanta por la mañana y frente al espejo se da cuenta que es un hombre hecho y derecho, maduro y consciente de su poder. Yo soy mucho de llevar los abrigos sobres los hombros a modo de capa. No sé, soy consciente que de esta forma es más fácil que me peguen un tirón del abrigo y me lo roben, pero me hace sentir ¡tan sofisticado! Porque hay que confesarlo, un hombre con el abrigo sobre los hombros tiene un halo de estar de vuelta de todo.

Pero mi fascinación por la capa viene más por el camino literario. Llevo una racha bastante gótica-decimonónica. Mucho vampiro se está publicando (estamos en la era editorial de los vampiros, una vez finalizada la era templaria y la era simbolista), a lo que se le une la fabulosa edición de Frankenstein de Espasa Calpe, y toda una serie de novelas decimonónicas que me tienen enganchado. Especialmente la obra de la escritora feminista (aunque cuando ella escribía ese término aún ni se intuía) Netta Syrett, de la que por fin conseguí una edición de ‘Portrait of a Rebel’ que un amigo me ha conseguido en un librero de San Francisco. Para los profanos recomiendo ver la versión cinematográfica ‘Una mujer se rebela’ que protagonizó una muy joven Katherine Hepburn, fantástica en su papel de mujer que se rebela contra la opresión social victoriana.

Por todas estas lecturas tengo cierta afición últimamente por prendas de corte victoriano-gótico como la capa, que son propias de la era en que el dandi era la regla general, y donde el hombre se permitía muchos otros placeres al vestir. Justamente el tema gótico, ese oscurantismo siniestro, es el que podemos ver reflejado en la colección masculina que Riccardo Tisci ha realizado para Givenchy este otoño-invierno (abajo). ¡Y qué casualidad! ¡El diseñador sacó capas! Capas por encima de las rodillas, con solapas, que me parecen realmente deliciosas en su simplicidad. Capas con un toque muy moderno en su clasicismo, mucho más llevable hoy que la capa española, reservada a completar estilismos de gala.

capa-givenchy.jpg

PD. Vuelvo a estornudar y empiezo a sopesar la idea de ir al médico. ¡Una nueva asociación de ideas! Estas capas de Givenchy son un poco como aquellas que lucían las enfermeras de las décadas de los 40 o los 50, todo un cliché.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: , , , , ,

7 respuestas to “Quiero una capa… y no soy Superman”

  1. Rocío Melo Dice:

    Sí, las capas tienen mucho encanto. Yo no puedo llevarlas porque soy bajita y parecería una mesa camilla.
    Un beso.

  2. xavs Dice:

    Me encantan!!!! Y también quiero una pero no está en mi top 1, de momento…
    BUena selección de capas, sí…
    X,

  3. Hong Kong Blues Dice:

    ¡Sí señor! Yo también considero la capa como uno de los elementos que más pueden distinguir a un hombre actualmente.
    ¡A por ella!
    Un abrazo

  4. alfonso Dice:

    hace un par de años me probé una de algun difunto amigo de mi tía y me quedaba como si me la hubieran tirado de una torre

    ramon garcía a mi lado estaba elegante, tb hay que tener en cuenta que me la puse con muy malas ganas por la desconocida procedencia

    xoxo

  5. ylm Dice:

    Pues te animo a comprarla, pero cuando te recuperes de ese resfriado.
    Yo me compré una el año pasado y lo que necesitaría es un cursillo acelerado de como ponerla y quitarla con cierto estilo; me explico, no es abierta ni tiene botones y tiene cuello vuelto (aunque amplio, menos mal), es decir, que te la pones y quitas como si de un jersey se tratara…¡¡MENOS MAL QUE NO SUELO GASTAR MUCHO EN PELUQUERÍA Y MI PELO VUELVE A SU SITIO SOLITO!! En fin, por compartir algo. ;-)

  6. Max Dice:

    Vaya, parece que los vampiros lo ponen todo de moda últimamente.

    Un abrazo

  7. grelinno Dice:

    Si no fuese por Ramón García me lanzaría sin la más mínima duda en brazos de una buena capa española… pero claro, ramonchu ha hecho mucho daño a la capa.

    Estuve pensando en ésta de Collection of Style… http://www.cosstores.com/gb/b9d8ba8a-2d65-489d-a4c4-8ce9f5a7909b.img.

Deja tu comentario