Blogs

Eugenio Alphandery, director general de Officina Profumo-Farmaceutica di Santa Maria Novella: “es inútil invertir mucho dinero y tiempo en hacer productos de calidades excepcionales si no tienes un staff adecuado para transmitir esas calidades”

erboristeria-3.jpg

El mes pasado, concretamente el día 25, publiqué en las páginas de EVASIÓN un artículo titulado “La colonia de los dominicos” y que versaba sobre la que es la firma de cosmética más antigua del mundo, Officina Profumo-Farmaceutica di Santa Maria Novella. Para este tema le realicé una pequeña entrevista a Eugenio Alphandery, director general de la firma, y de la que extraje algún fragmento para el texto. Ahora creo que es el momento de reproducirla íntegramente.

Primero os pongo en antecedentes: Santa Maria Novella (SMN pata abreviar) no es más que la evolución de la que fuera la botica del convento de los dominicos de Florencia, creada para socorrer las necesidades de la comunidad de religiosos pero que en 1612 Fray Angiolo Marchissin la abre al público y comienzan a vender sus productos. Su fama en el s. XVIII llegaría a lugares tan remotos como Rusia, China o la India, algo increíble para unos ungüentos, pomadas y aguas aromáticas totalmente artesanales, cuyos ingredientes incluso eran cultivados por los propios dominicos en su pequeño huerto. Es más, se dice que la actual agua de colonia, atribuida su invención a Giovanni María Farina, no es más que un plagio del Acqua della Regina creada por los dominicos para Catalina de Médicis y que creó furor en Francia. Pero esa historia ya la cuento en el artículo, y no me gusta repetirme…

¿Cómo puede una firma tradicional como SMN sobrevivir en un mundo tan competitive como es el de la cosmética y la perfumería? Una empresa histórica como SMN tiene solo dos maneras de sobrevivir. Se puede convertir en un museo vivo con objetos del pasado, contando su historia, y seguir produciendo una pequeña selección de productos supervivientes que son comercializados, o la otra alternativa es seguir constantemente estudiando, experimentando y produciendo productos innovadores teniendo en cuenta y respetando su importante historia. Esta compañía celebrará su 400 aniversario en el año 2012 y si permanece viva es gracias a nuestro particular sistema de producción, al que podríamos llamar ‘a contracorriente’, de hecho cultivamos nosotros mismos algunas de las materias primas, otras las compramos en países distantes, y trabajamos todo los ingredientes en nuestro laboratorio con máquinas creadas por nosotros mismos: creo que no hay otra compañía en el mundo con un sistema como este.

¿En qué aspectos SMN es radicalmente distinta a los grandes emporios de la perfumería? Muchas tesis doctorales se han realizado en los últimos años sobre nuestra compañía: técnico-científicas, artísticas, económicas. Como un estudiante escribió en su tesis, SMN ha sido completamente autofinanciada reinvirtiendo sus beneficios y así, sin ningún otro tipo de préstamo, ha sido capaz de comprar almacenes, plantas y equipos. Es una pequeña compañía pero tenemos 55 tiendas propias y 100 corners por todo el mundo.

¿Y la manera en que se fusionan tradición e innovación? Puedes comprender como innovación y tradición se fusionan en SMN si visitas nuestra tienda en via della Scala, donde el viejo laboratorio ha sido transformado en un museo, y nuestros laboratorios actuales en via Reginaldo Giuliani. Para nosotros podría haber sido más ventajoso económicamente producir de forma externa en países donde es más barato y vender nuestros productos solo en los más importantes centros comerciales. Cuando mi aventura en SMN comenzó, hace 20 años, recibí muchas ofertas y peticiones de grandes almacenes como Harrod’s, Sacks, Printemps, pero preferí adoptar una estrategia de venta a través de la red comercial donde podíamos ocuparnos de la decoración y la formación del personal. De hecho creo que es inútil invertir mucho dinero y tiempo en hacer productos de calidades excepcionales si no tienes un staff adecuado para transmitir esas calidades.

¿Cuál le gustaría que fuera su contribución a la historia de SMN? Estoy orgulloso de esta compañía. Es una compañía histórica pero innovadora. Espero que esa sea mi aportación a la historia de SMN.

¿Y cuál diría que es el producto más icónico de la casa? Es difícil cual de nuestros productos es el más icónico, ya que el agua de colonia, los jabones, la cosmética… Quizás el pot pourri, del francés “rotten pot” [saquitos con mezclas de plantas aromáticas secas], es el producto más original y el más demandado.

Ahora, con  motivos de su 400 aniversario, lanzan dos nuevas fragancias al mercado: Ottone y Porcellana. Ottone una fragancia contundente, fuerte, que parte de notas de rosa, bergamota y petigran, que dan paso a las notas medias de oregano, clavo, pimienta, canela y bálsamo de gurjún, para aterrizar olfativamente en madera de cedro e iris florentino. Nos transporta a la Europa del norte, Alemania y Rusia. Porcellana es más romántica y elegante, con notas principales de jazmín y flores blancas, notas medias de anís estrellado, cardamomo, iris florentino y galbanum, asentándose en un pozo de madera de cedro e iris florentino. Esta nos hace viajar al Este asiático de donde la porcelana es originaria y que fue objeto de fascinación para los Médicis.

porcellana-y-ottone.jpg

www.smnovella.it

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: , ,

Deja tu comentario