Blogs

La tradición sartorial italiana me enamora

Hay que reconocer que los italianos tienen algo especial. Me refiero a los trajes, claro. Sus estructuras caen sobre el cuerpo masculino cual elegantes corazas de sutileza infinita. La tradición sartorial italiana es una de las más reconocidas sastrerías del mundo si quitamos la londinense, de la que se diferencia por haber estado siempre un paso por delante en cuanto a modernidad y frescura. Quizás al éxito de la sastrería italiana haya contribuido que en este país se hayan asentado los lanificios más prestigiosos del mundo, siempre a la cabeza en cuanto a innovaciones en el desarrollo de tejidos. No hay que olvidar el carisma del italiano, siempre entre el sibarita y el playboy, amante de la dolce vita y coqueto por naturaleza, amante de su cuerpo y de lucir bello.

¿Y qué decir del carácter de sus sastres? Cultivados y exigentes con sus clientes, a la vanguardia de los tiempo que corren y sin miedo a las nuevas tendencias, pero a la vez cultivadores de una tradición ancestral. Me viene a la cabeza un relato autobiográfico del periodista y escritor Gay Talese, uno de los mayores y mejores exponente de aquel Nuevo Periodismo que cultivaron Norman Mailer o Truman Capote. Talese no es tan famoso como sus dos colegas mencionados, quizás porque nunca se vio tentado por la obra de ficción, pero leer cualquiera de sus relatos es una experiencia estética inconmensurable.

Pues bien, contaba Talese, hijo de un sastre italiano, en su relato Los sastres valientes de Maida (un relato que va de cómo salen del paso en la sastrería donde su padre era aprendiz en 1911 cuando este estropea un traje que el mafioso de la localidad iba a recoger ese mismo día sin que aquello terminara con unos cuantos tiros y un reguero de viudas y huérfanos) que el maestro Francesco Cristiani no solo era incapaz de errar a la hora de confeccionar un traje, sino tampoco lo admitiría nunca. Escribe Telese al respecto:

Un día que vino un cliente a probarse un traje nuevo pero no pudo poner la chaqueta porque las mangas eran demasiado estrechas, Francesco Cristiani no sólo fue incapaz de disculparse con el cliente: se comportó como si se sintiera insultado por su ignorancia sobre el exclusivo estilo en modas masculinas del taller Cristiani.

–No se supone que usted deba meter los brazos por las mangas de esta chaqueta –le informó Cristiani al cliente, en tono de superioridad–. ¡esta chaqueta está diseñada para ponérsela únicamente encima de los hombros!

Para los que quieran conocer la historia del sastre y el mafioso les recomiendo hacerse con Retratos y encuentros de Gay Talese publicado por Alfaguara.

Todo ello son factores que han hecho del traje italiano un referente internacional fortalecido por la tradición de casa como Ermenegildo Zegna o Brioni. Yo por mi parte quiero contribuir en este post a la grandeza de la tradición sartorial italiana reseñando cinco firmas menos conocidas en España que las anteriormente mencionadas, pero muy atractivas también. Estas son:

ANGELO NARDELLI

angelo-nardelli.jpg

www.angelonardelli.it

TOMBOLINI

tombolini-1.jpg

www.tombolini.it  

KITON

kiton.jpg

www.kiton.it

CORNELIANI

corneliani.jpg

www.corneliani.com

LUIGI BIANCHI MANTOVA

lbm1911.jpg

(esta foto corresponde a su línea L.M.B 1911)

www.lubiam.it

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Deja tu comentario