Blogs

Tres consejos básicos para que no te descarríes en Fin de Año

Este va a ser un post para despistados. Los que tengáis bien aprendidas las lecciones de estilismo podéis saltároslo. Pero mejor no, porque el estilo es como el sentido del humor, todo el mundo cree tenerlo y los demás no consiguen vérselo. Así que vamos a recordar tres nociones básicas (de primaria, diría yo) para el fin de año.

Noche Buena y Navidad han sido realmente desastrosas. No os podéis imaginas que esperpentos he visto por la calle. ¡Qué falta de pudor, mesura  y estética! O la gente se cree muy moderna (confundiendo modernez con esperpento) o es que realmente tienen empañados los espejos de su casa y no pueden comprobar el efecto de su estilismo antes de salir de casa.

Si eres de los que te gusta dar la nota, deja de leer aquí, contigo no va. Esto va dirigido a la gente que aspira a ser elegante. Una vez más vamos a demostrar con ejemplos práctico que ir de marca no es sinónimo de ir elegante. Vamos allá:

ELIJE UN TRAJE ADECUADO. Eso quiere decir que apuestes por lo clásico, por el traje de corte esmoquin. Por favor, chaqueta de esmoquin y jeans NO, eso lo dejamos para saraos chic de media mañana (y aunque esa sea la hora a la que piensas recogerte no es tu caso). Un traje con corte moderno, es decir, entadallito, que favorezca la silueta. Un corte moderno no significa optes por trajes de tejidos poco… ¿cómo lo diríamos?… poco ortodoxos, como en este traje de McQueen que reproduzco, que es ideal, sí, pero parta otro momento y circunstancias (no sé cuales, pero el caso que para fin de año NO). Mejor un traje oscuro, negro, si quieres darle un toque festivo prueba con los tejidos aterciopelados como en este de Zegna.

trajes-fin-de-ano.jpg

EL ABRIGO ES ESENCIAL. Empecemos a descartar: NO parcas, NO plumíferos, NO trencas, NO chaquetones de estilo militar, trenchs mejor abstenerse aunque depende del trench, y por supuesto NO a salirse del tiesto con peletería ostentosa como en el abrigo de Chanel de abajo. Mejor un abriguito de corte sastre, oscuro, of course, less is more. Ya sé que llevar un abrigo como el de Chanel es muy cómodo a la hora de reclamarlo en el guardarropa, “por favor, tráeme el que parece un oso”, pero… mejor NO. Repito: OSCURO, no se te ocurra sacar el abrigo rojo Valentino.

abrigos-fin-de-ano.jpg

SI VAS COMO UN PINCEL… MÍRATE LOS PIES. ¿Por qué si cuidas tanto la ropa que llevas después cometes atrocidades con el calzado? ¡¡Qué mal hizo Emilio Aragón cuando presentaba VIP Noche llevando esmoquin con zapatillas de deportes blancas!! Mira como no se te ocurre imitarle el escribir una serie de televisión de éxito con la que forrarte o montar una cadena propia, no, lo único que se te ha ocurrido imitarle es lo de las zapatillas. Pues descartadas. Y eso vale para todo el espectro de zapatos que se salen de lo ‘normal’: de estampado de leopardo, de piel de cocodrilo en colores chillones, las imitaciones a serpiente, las botas… céntrate en el zapato de vestir negro. No es tan difícil, ¿verdad? Pues ya verás cómo me das el disgusto. Mira abajo, de manera visual: Dries van Noten SÍ, Lanvin NO.

zapatos-fin-de-ano.jpg

Bueno, si tenéis alguna duda llamadme y ya vemos qué se puede hacer.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

4 respuestas to “Tres consejos básicos para que no te descarríes en Fin de Año”

  1. marta Dice:

    Que bueno!!!!!Si,si muy divertido y sobre todo ingenioso!!!!!!!!!!!!

  2. Crisús Dice:

    Hola que en fin de año esta todo permitido es mentira jajajajaja. Me pido el abrigo de oso. Saludos

  3. Adicta a Zara-Mango Dice:

    jajaja qué bueno!! pero es verdad que falta un poco de elegancia por el mundo… y que conste que en esto voy a contradecirte, porque me encanta un chico con jeans y blazer!!! aunque todo tiene su momento… que vestidos a lo Tom Ford me rechiflan…

    Besotes de una adicta!

  4. Ricardo Dice:

    Hola Agustín, como siempre leerte en tu blog es una sonrisa asegurada. Me pillaré una turca segura en pago a un año provechoso igual que cariñoso para todos. Por cierto, los que fuméis aprovechad este FIN de año, y los que adoran el perfume esta noche del año tienen licencia para el exceso. Feliz año nuevo 2011 Agustín!

Deja tu comentario