Blogs

La piel que provoca… la piel que equivoca

lemindu1.jpg

Hoy me apetece reflexionar sobre los límites que existen (o no) sobre la pasarela. Estaba yo tan tranquilo revisando los recursos gráficos que en su momento me llegaron de las pasarelas de primavera/verano cuando entré en la carpetilla de ‘LONDRES’ y de ahí fui a la del peluquero Charlie Le Mindu. Yo estuve en aquel desfile. Ya había escrito en algún medio sobre el trabajo de este creador trasgresor que en su día presentara una especie de capucha hecha de ratones y ratas. Sí, PUAJJJJJJJ, pero si lo piensas mejor lo mismo de PUAJJJJJJJ puede ser ponerse un gorro de visón, al fin y al cabo de roedores hablamos.

Este joven creador francés es un provocador que con solo 13 años empezó a hacer de las suyas creando pelucas esculturales. Ahora ya es un referente indiscutible. Es al pelo lo que Philip Treacy supuso a los sombreros. Creo que este post llega en muy buen momento porque en la portada de marzo de Neo2 aparece una de sus pelucas prêt-à-porter.

Como decía yo estuve en su desfile y no puedo decir que me sintió era conmocionado cuando salieron a escena modelos completamente de desnudas, pues nunca he tenido problemas con el cuerpo humano. Una chica desnuda paseando frente a tus ojos, en medio de una audiencia multitudinaria,  no es algo que vivas todos los días, pero tampoco es para darle una importancia desmesurada. Después de todo es sólo un flash de 30 segundos, una ida y vuelta escueta, y ‘voilá! Ya no está. El problema llega cuando recibes las fotos del show: ahí están todos los detalles que con el movimiento se hacen invisibles. Hasta el último pliegue de su intimidad queda plasmado ante el objetivo. ¡Y en alta resolución!… Y te preguntas: ¿era necesario?

Personalmente pienso que resultó totalmente gratuito. Hay modos de mostrar las cosas donde lo evidente y lo obvio en un valor a la baja. Quizás yo esté en un momento retrogrado, ¡qué sé yo!, pero creo haber comentado ya en este blog que hasta las minifaldas demasiado minis para llamarse faldas me parecen una agresión a la vista. Todo tiene su momento y su lugar… y su por qué. Si lo que buscaba era la provocación, mi opinión es que provocar con la carne es tan zafio como hacer reír al público haciendo música con eructos.

La desnudez ni era necesaria para mostrar la creación de Le Mindu, ni resultaba adecuada para el espectador, y mucho menos para la dignidad de una modelo que es tan profesional como para no rechistar… mal hecho: la dignidad no depende de ir vestido o desnudo, está claro, pero sí depende de no aceptar depende qué cosas en el desempeño de tu trabajo.Quiero mostraros las fotos, pero por lo obvias que son he tenido que censurarlas (horrible palabra). Ahora quiero vuestra opinión más sincera: ¿Era necesario? ¿Estoy equivocado y realmente estoy en modo retrógrado?

lemindu2.jpg

PD. Que coste que no estoy en contra del desnudo. Me encantan las campañas de perfumes de Yves Saint Laurent donde salen modelos como Yves Saint Laurent (M7) o Sophie Dahl (Opium). Me encanta el trabajo de Helmut Newton y Terry Richardson. Me encantan las campañas con desnudo de Tom Ford… A todo eso le encuentro un por qué.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: , , ,

7 respuestas to “La piel que provoca… la piel que equivoca”

  1. Agustin Velasco Dice:

    Cierto. Robert Altman supo pariodar muy bien el mundo de la moda. Sin embargo hay momentos de desnudo sobre la pasarela muy justificados como la de aque modelo de Chalayan que era un sombrero-vestido cibernetico que se recogía solito y dejaba a la modelo desnuda. Eso tenía un concepto detrás.

  2. Sam Dice:

    A la película Pret â Porter me refiero, refleja perfectamente la insesatez de la moda con las modelos desfilando desnudas.

  3. Maria Dice:

    No creo que sea necesario el desnudo total para presentar nada. Creo que es contraproducente porque de hecho le quita protagonismo a las pelucas en este caso. Quién se está fijando en la peluca?? Y otra cosa, efectivamente puaff al pelo del probre visón que sacrifica su vida para que otros se sientan ricos. Buen post Agustín!

  4. Hong Kong Blues Dice:

    Lo cierto es que no sé si tengo una opinión clara respecto a este desfile, pero lo que sí me llama la atención es el poder provocador que aún a día de hoy tiene el desnudo en nosotros (sí, me incluyo, porque no puedo escapar de ello).
    Siempre pensé que lo verdaderamente turbador dentro de poco sería sacar a modelos totalmente vestid@s en contextos en que la desnudez fuera lo normal.

    Un abrazo fuerte.

  5. Mandrágora Dice:

    JOOOOOOOOO me has robado mi idea de post, jejeje vi el desfile y me quede flipado con las tías y que además como tu dices, yo tampoco terminaba de pillar de que era el desfile, no sabia si era de ropa, de bolsos y zapatos, o de tocados y pelucas. Creo que esa sensación no es para nada buena, y más si intentas vender un producto o idea, así que lo de los desnudos era algo más para completar la confusión, y no para aportar al concepto.

  6. Andrés Dice:

    Retrógrado!!!

  7. Lola Dice:

    Innecesario totalmente, aunque claro tuvo sus quince minutos de polémica y pues bueno algún curioso se habrá enterado de este diseñador (yo, por ejemplo) Pero creo que cuando se tiene talento no es necesario llegar a esto. No digo que no se debe ser innovador y hasta ‘transgresor’ pero tampoco es para desnudar a las modelos y para menosprecreciar (si así se le puede decir) la intimidad de la mujer. Además concuerdo con el comentario de arriba, nadie se fija en las pelucas. Cómo sea, el chico tiene su gracia haciendo pelucas y sombreros, recurrir al desnudo me pareció…tonto.

Deja tu comentario