Blogs

¡MOVE!… Y la moda en Sevilla se movió.

Todo tiene un principio, y creo que lo que vi el pasado día 29 en Sevilla fue el inicio de algo que puede ser grande. Como os comenté me invitaron a moderar una mesa redonda sobre blogs de moda en el evento que se llama MOVE, Moda en movimiento 2011. Llevo desde hace un tiempo siguiendo el devenir de la escuela de diseño organizadora del evento, Escuela CEADE Leonardo, y debo confesar que el progreso de las promociones que de ella han salido ha sido realmente exponencial. Ya me lo decía mi queridísima Sofia Clarí el año pasado: “los chicos de la siguiente promoción son muy buenos”. Y al llegar a MOVE lo pude constatar con mis propios ojos. Efectivamente el nivel creativo de los proyectos de fin de curso era realmente interesante, cosa que no me sorprendió siendo consciente de la ardua labor que ha llevado a cabo el profesorado para incitar el espíritu creativo y rebelde de sus alumnos.

No me pude quedar a los desfiles, y bien que lo lamenté, ya que el programa de las jornadas que duró el evento no podía ser más interesante. Sí que pude curiosear entre los proyectos fin de carrera de los chicos. Incluso cometí el error de principiante de hacer comentarios sin percatarme de que algunos de los que me estaban escuchando de rebote eran los estudiantes de los que hablaba. Afortunadamente solo tuve palabras elogiosas y no salí magullado de allí. Pero la verdad es que me estaba entusiasmando lo que veía y tocaba (bueno lo de tocar casi me trae un problema porque más tarde el tío de uno de los chicos me confesó que estuvo a punto de espetarme “se ve pero no se toca” y lo comprendí porque no llevamos en la frente un cartel que diga si somos editores de moda o simples curiosos de manos grasientas… bueno, sí que llevaba una acreditación de prensa pero nunca la pongo a la vista).

No voy a poder hacer un recorrido exhaustivo por las colecciones que vi, pero sí que me voy a permitir reseñar algunos trabajos que me gustaron especialmente.

Lo primer que me llamó la atención fue el perchero de Francisco Lomora. Usar el amarillo como color motriz de la colección siempre es garantía para llamar la atención. Un examen más detenido de su trabajo me descubrió una predilección por los cortes balenciaguistas, por siluetas new look, mangas Bettina… muy Balenciaga, sí señor, y bien ejecutado. Me gustó mucho su reinterpretación de la capa torera. Pero a mí lo que más me interesaron fueron los tejidos, diseñados por el mismo Lomora. Esos rasgos de atrevimiento son los que indican si alguien tiene futuro en la moda.

francisco-lomora-5.jpg

Mi siguiente parada fue frente al trabajo de todo un descubrimiento: Marina Aguillar, o lo que es lo mismo Tintarella, que es toda una explosión de color y formas geométrica con sabor muy acid. Me recordaba a la primera etapa de dos grandes creadores, diseñadores fetiche para otros diseñadores, Carri Mundane (Cassette de Playa) y Romain Kremer… salvando las distancias, claro. Si esta chica sigue experimentando por ese camino su destino final será glorioso.

tintarella.jpg 

Fue el tío de Leandro Cano el que estuvo a punto de reprenderme por tocar los diseños de su sobrino. Aplaudo que la familia defienda así el trabajo de Leandro y desde aquí quiero felicitar a todos esos familiares que un día aceptaron que sus niños querían ser diseñadores (algo que aún hoy puede sonar como sonaba en los 50s si el niño quería meterse a ‘artista’) y que no han presionado a los chicos para que amorticen el dinero que han invertido en su educación haciendo trajes de flamenca o vestidos para bodorrios. Dejarlos volar con libertad y dejarlos expresarse sin cortapisas es la mejor inversión que podéis hacer, aunque a veces no comprendáis lo que hacen, porque solo así llegarán alto. Ahora os toda dejarlos volar del nido y que recorran mundo, que hagan prácticas en ateliers de París, Londres, Milán o Amberes.

Volviendo a Leandro Cano (Leandrocano): su trabajo me pareció excelente. Y no sólo por apostar por el punto (no pude hablar con él y no sé si las prendas las ha tejido él mismo o ha puesto a la abuela a desesperarse con sus indicaciones: “un punto al derecho, tres puntos del revés… ¡No abuela, esto va en relieve! Abuela te he dicho mil veces que no son unos patucos sino un abrigo cocoon. Capullo. No, abuela, no te estoy insultando, que lo que te digo que cocoon significa capullo en inglés”). Fuera de de bromas, me parecen prendas realmente excelsas. Yo le recomendaría que tratara de hacer prácticas con Giles Deacon o Sandra Blacklund, que profundice en ese camino profesional.

leandro-cano.jpg 

No puedo nombrarlos a todos porque fueron 23 participantes, que me perdonen, me gustaría conocer su trabajo en más profundidad y desde aquí los conmino a que se pongan en contacto y me enseñen más cosas. Son una generación muy muy buena, con ‘concepto’, como el caso de Silvia Ramirez (abajo a la izquierda) que jugó a encontrar puntos de fusión entre culturas ideológicamente distantes y que fue la única en atreverse con moda masculina (¡bien hecho!); con muy buena técnica, como demostró Aurora Melero (abajo a la derecha), que realizó un trabajo de costura creativa maravillosa (no lo llamo ‘Alta Costura’ porque los franceses tienen patentado el término y no quiero demandas fútiles, pero es lo que fue); y que en todo caso no van a lo fácil, y un buen ejemplo fue la revisión del clásico movimiento punk all-black y cadenas tan ochentero que hizo Clara Osuna (abajo en el centro) dándole un giro muy vanguardista que lo alejaba totalmente de las referencias obvias.

 ceade-2011.jpg

Como ya os comenté participé en una mesa redonda sobre blogs de moda en la que yo, obviamente, no era la estrella. Allí había un sector claro que iba para ver de cerca a la guapísima María León (www.elblogdemarialeon.com), estaban los de cámara en ristre que idolatran a Fernando Mañas (www.chictoochic.es), y la mayoría iban fascinados por poner cara a la autora de El Diablo viste de Zara, Carmen Cachero. Yo creo que me salí un poco del programa porque me puse didáctico y no sé si es realmente lo que esperaban de mí (si esperaban algo, claro). Solo deseo haberles hecho meditar sobre algunos temas que a mí me parecen interesantes. Lamento mucho que el debate posterior fuera tan breve, pero el desfile del día venía a continuación y nos instaban a cortar, pero me hubiera encantado poder hablar con los blogueros más detenidamente y pulsar qué está ocurriendo en la blogosfera. Pero nunca es tarde: si leéis esto decidme qué os pareció, si estabais de acuerdo con mis reflexiones u os parecieron idioteces, quizás hubiera sido más interesante que nos hubiéramos sentados todos con un café y sin charla previa empezar a conversar todos, ¿no os parece? Salí de allí sin conocer vuestras inquietudes, que era uno de los objetivos que me había marcado, y es algo que me atormenta (bueno “atormentar” quizás no sea la palabra… pero sí me quedé con las ganas). ¿Hasta la próxima?

Por último agradecer al fotógrafo Diego Gallego por las estupendas imágenes de los desfiles que aquí habeis podido ver. Fue un placer conocerlo, y el placer se multiplicó cuando he escrutado su trabajo.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: , , ,

2 respuestas to “¡MOVE!… Y la moda en Sevilla se movió.”

  1. Fondo de armario » Blog Archive » MBFWM también me emociona… ¿qué pensabais? Dice:

    […] se cumplen al ver desfilar a un Leandro Cano cuya colección palpé hace unos meses en Sevilla y en este blog lo conté. Se merecía estar en Ego y ver sus creaciones en ese marco con los recursos de producción que […]

  2. Fondo de armario » Blog Archive » CEADE Leonardo: La nueva factoría de talentos de moda Dice:

    […] esto no queda aquí. La semana pasada hablé con Leandro Cano (no lo voy a volver a presentar, pero me reitero en que es el talento más emocionante con el que […]

Deja tu comentario