Blogs

¿Por qué España no figura?

pf11_-_cibelespacio-patrocinios_-_024.jpg

He perdido la ilusión por la moda española. No, miento, rectifico: he perdido la ilusión por la Semana de la Moda de Madrid. No es algo que haya ocurrido de la noche a la mañana, sino un proceso gradual y silente. Ya hace tiempo que la cita semestral con Cibeles se me antoja más un compromiso profesional ineludible que un acicate para la curiosidad. No me pasa como con Nueva York, que en cada temporada quiero ‘conocer’ TODO lo que se presenta, por minúscula que sea la firma que participe. No me pasa lo mismo con Londres, que cada día de su calendario es un desafío. No me pasa lo mismo con París, que es una experiencia para los sentidos. No me pasa con Milán, cuyos recursos nutrirán mi trabajo durante meses.

Sin embargo Cibeles es un mastodonte agonizante que se está quedando en los huesos. Y si pregunto qué pasa, por qué Cibeles no consigue una regeneración creativa, siempre me responden más o menos que “esto es lo que hay”, como si la culpa fuera de los diseñadores, que son los que son y no están lo que podrían estar por culpa de las tasas que han de pagar para desfilar. Pues miren ustedes, eso no es cierto. Talento en este país lo hay, y gente con ganas de mostrar su trabajo no falta, lo que falta es propósito de enmienda y ganas de dar luz a talentos que podrían eclipsar a esos supuestos clásicos de Cibeles que monopolizan el calendario.

Si se subvenciona se subvenciona, pero no se planta una tasa ridícula para los que tienen buenas estructuras de moda y acceden por otro lado a otras subvenciones, mientras que esa tasa se convierte en un escalón insalvable para los que no tienen estructuras y tratan de abrirse paso. Y no abogo por la gratuidad, de ningún modo, todos sabéis que las subvenciones eran mi caballo de batalla mucho antes de que surgiera esta maldita crisis que vuelve a amenazar con convertirse en recesión mundial.

Yo abogo, por ejemplo, por la cesión de espacios públicos, que el Ayuntamiento de Madrid tiene que tener a centenares. ¿Quién quiere desfilar en Ifema? Pues que sepan ustedes que van a pagar a escote el montaje de las infraestructuras. Que no quieres pagar eso… pues tenemos estos espacios que se los cedemos gratuitamente durante esa semana para que monten su desfile a condición que nos lo devuelvan impecables. Y el que quiera hacerlo en otra parte y por su cuenta, que lo haga. Entre todos cuadramos un calendario lo más coherente posible y coordinamos las actuaciones de prensa. Repito: cesión de espacios a coste cero, nada de poner dinero del bolsillo de los contribuyentes. Y lo que se aporte, se page y se recaude con transparencia total para los que pagan (diseñadores) y los que subsidiamos (contribuyentes). No comprendo como en democracia es tan difícil al ciudadano averiguar pormenorizadamente a dónde van a parar sus impuestos. No hay manera de saber cuánto cuesta montar el chiringuito de Cibeles en Ifema, cuánto se le paga a las modelos, quién se hace cargo de esto o aquello. La ley del silencio y la confusión impera.

No comprendo por qué diseñadores que no aportan nada creativamente hablando están anclado en el calendario mientras que los nombres interesantes van desapareciendo poco a poco del programa. Y no me digan que no hay talentos a los que dar cabida en Cibeles. Creo que sería estimulante poner el cuentakilómetros de Cibeles a cero y empezar sin dar por hecho nada (ni nadie). Conformar un comité que evalúe las colecciones independientemente de quién la haya realizado, sin clientelismos a nombres, firmas o asociaciones. Un comité en que no estén los de siempre, que al final es vestir a la mona de seda. Un comité profesional y activo (sin momias de eras pasadas). Y exigir cuotas de participación de acuerdo con el perfil de la empresa o diseñador. No es justo cobrar lo mismo a una firma con puntos de venta en toda España y parte del extranjero que a un joven diseñador que vende en tres boutiques de su ciudad (cuando puede).

Pero todos estos ‘what if…’ o futuribles me dejan exhausto, porque a la poste, este Cibeles será el de siempre y ya no hay tiempo de inyectarle emoción y novedad. Y posiblemente la próxima edición más de lo mismo y un nuevo texto de este indignado.

PD. Los programas de desfiles de todas las pasarelas los consulto en una popular web profesional muy exhaustiva que no se deja presentación o desfile en el tintero. En el calendario de septiembre reza:

Estambul (del 7 al 10)

Nueva York (del 7 al 15)

Londres (del 16 al 21)

Milán (del 21 al 27)

París (del 27 al 5 de octubre)

¿A alguien le resulta extraño que no aparezca Madrid y sí aparezcan Barcelona, Copenhague, Estocolmo, Dusseldorf, Berlín, Miami, Tbilisi (o Tiflis en castellano, ¿¿¿dónde diablos está Tiflis???), Los Angeles, Tokio, Seúl, Moscú y Alma-Aty (¡¡Kazajistán!!)? 

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

2 respuestas to “¿Por qué España no figura?”

  1. Hong Kong Blues Dice:

    Comparto TODO lo que dices. Es una pena que no se aproveche el talento en Madrid. Pero es que ahí hay mucho que decir…
    También me ha sorprendido siempre cómo “reivindicamos” el diseño español para luego, en los GOYA o en cualquier GALA todo el mundo quiera lucir y se fascine por diseñadores foráneos…
    Qué tonticos somos.

  2. Virginia Dice:

    Pues sí Agustín, ya sabes tú que tienes más razón que un santo… Lo que es una verdadera lástima es que, como bien dices, cada seis meses tengamos que escribir las mismas reflexiones porque eso solo quiere decir una cosa: que nada ha cambiado.
    Cibeles lleva ya algún tiempo siendo una enferma terminal, con la salvedad de que existe cura para su enfermedad aunque los médicos residentes prefieran dejarla morir…

Deja tu comentario