Blogs

Cibeles en ciernes

jdp.jpg

Mañana comienza Cibeles, con un programa de desfiles bastante deslucido a priori, más marcado por los ausentes que por los presentes. La moda española parece estar en un impase de incertidumbre a la espera de una primavera que florezca con nuevas perspectivas. Seguimos echando de menos al mallorquín José Miró, que se bajó de la pasarela para explotar las posibilidades de su web y adentrarse en un modelo de negocio de futuro desvinculado del ritmo de producción que exige presentar en Cibeles. Alma Aguilar es otra baja temporal en esta edición, que estará viendo desde la lejanía el devenir de sus colegas mientras se centra en disfrutar plenamente del sabor de la nueva maternidad. Echaremos de menos al francés Nicolás Vaudelet, desvinculado ya de la firma sevillana El Caballo, que también causa baja en esta edición (una lástima de esfuerzo creativo y económico que prevemos no habrá servido de nada si no se continua del trabajo de Vaudelet al frente de la firma). Echaremos de menos al maestro Jesús del Pozo, recientemente fallecido, cuando al terminar la presentación de su colección póstuma no aparezca para recibir el aplauso del público. Nos preguntamos por qué se ha dejado morir la firma Elio Berhanyer en vez de darle una segunda vida de la mano de algún brillante joven diseñador como ya intentaron hacer con Roberto Diz. Definitivamente no lloraremos la baja de Javier Larrainzar, que desde hace bastante tiempo no aportaba nuevas ideas al brainstorming de tendencias que trata de ser Cibeles Madrid Fashion Week.

Yo por mi parte, a pesar de ser perro resabiado, reseteo mi cerebro de prejuicios y estoy dispuesto a enfrentarme a cada colección de una forma pura y virginal. Al segundo día ya estaré cabreado y todos mis prejuicios y mala leche florecerán, ya lo estoy viendo. Pero prometo ser bueno… aunque no sé si eso es lo que se espera de mí.

Siguiendo el puro sentido común que muchos hemos demandado durante años, las fechas de la próxima edición se moverán para no coincidir a priori con la London Fashion Week, evento con el que no puede competir en cuanto a poder de atracción de prensa especializada y compradores. La próxima cita será del 30 de enero al 3 de febrero y en principio, dadas las fechas publicadas de otras pasarelas, solo coincidiría con la semana de la moda de Estocolmo, que no ofrece ningún tipo de dolor de cabeza en caso de querer rivalizar.

Son muchas otras las reformas estructurales y creativas necesarias para posicionar a Madrid en el circuito internacional con el prestigio que se merece. No estoy por la labor de dar pistas, para eso que me ofrezcan un puesto de asesor bien remunerado. Pero baste decir que todo ha de pasar por la internacionalización. Desde mi punto de vista personal de periodista de moda: ¿qué interés puede tener para mí la semana de la moda de Serbia que solo tiene a diseñadores serbios cuyas prendas solo se pueden conseguir en Serbia? CERO. Interés cero. Que no es decir que los diseñadores que allí desfilan (que no conozco) no tengan interés. Pero si se consigue que Cibeles congregue a creadores foráneos que atraigan la atención de la prensa de esos otros países, ya es un paso importante. Claro está que chocaría de pleno con la política de subvención, que es otro escollo a superar, porque no vamos a subvencionar una pasarela para que a diseñadores no-españoles presenten sus colecciones a bajo cote gracias al dinero de los contribuyentes españoles. Todo eso se puede gestionar de otro modo, os lo dice alguien que no solo es ‘prensa’ sino que tiene una licenciatura en Economía bajo el brazo. De hecho ya se hace algo en esa línea cediendo espacio en el calendario a Rusia como país invitado a nuestra semana de la moda igual que ellos han llevado durante años a muchos diseñadores españoles a su fashion week como un bonito gesto de cortesía.

Hay que estar atentos porque en Barcelona se está moviendo algo. Un colectivo de profesionales creen que es posible crear una plataforma libre de interferencias políticas, que tanto mal hace a la moda. Estaremos muy atentos a cómo evoluciona esa idea.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags:

Una respuesta to “Cibeles en ciernes”

  1. pilar Dice:

    Suena bien lo de BCN, no? La verdad es que todo lo que nace al pie de las subvenciones, va al ritmo de ellas: lento y mal… Y ahora no es tiempo de subvenciones, es tiempo de unirse, crear y sobre todo trabajar con ganas y con confianza en lo que uno se trae entre manos. Si tiene que recurrir a las subvenciones es que no está muy convencido de lo que está haciendo, y necesita mucha ayuda, ¿no?
    Es una pena el caso de los andaluces… Pero así semos…

Deja tu comentario