Blogs

En París todo es siempre nuevo

Para que veáis que nadie es imprescindible. ¿Pensaba Christophe Decarnin que Balmain se vendría abajo sin su dirección creativa? Pues no solo no se ha venido abajo sino que el cambio le habrá salido rentable porque han sustituido a un diseñador estrella por otro anónimo, muy joven, que seguramente no tenga un caché demasiado inflado. Figuraos: ¡que con 25 añitos te digan que te vas a hacer cargo de una de las principales firmas parisinas del momento! Debe ser como para desmayarte ipso facto.

olivier.jpg

Olivier Rousteing (arriba) llegó a Balmain hace dos años tras su paso de cinco años por Cavalli. ¿Quién se podía imaginar que su momento a lo ‘Eva al desnudo’ llegaría con las desavenencias entre Decarmin y el presidente de la firma, Alain Hivelin, que propiciaron que el diseñador dimitiera en febrero? Ya habíamos conocido una aproximación de lo que quería hacer con la colección resort presentada durante la semana de la Couture, pero ahora es cuando ha quedado que su trabajo será un canto al continuismo, manteniendo el toque roquero pero no tan acusado. En esta colección primavera/verano 2012 que se acaba de presentar hemos podido desentrañar ciertas referencias al traje de luces y posiblemente un sesgo por lo kitsch.

balmain.jpg

A otra que le ha llegado su momento para dar un paso hacia delante es la escocesa April Crichton (a la derecha), graduada de la Saint Martins, que ha sido hasta el momento la mujer de confianza de Sonia Rykiel. Crichton ha sido la encargada de desarrollar la segunda línea de la casa y ahora le toca asumir la dirección creativa del buque insignia. Su nombramiento llega justo en estos días en que conocemos el lanzamiento de la firma de Gabrielle Greiss, ex-directora creativa de Sonia Rykiel, y que presenta una colección de 20 vestidos que la devuelve al carrusel de la moda.

Está visto y comprobado que las grandes casas de la moda no quieren enzarzarse en luchas de grandes fichajes, sino quieren talento que no de problemas de divismos. ¿Cómo se come que a estas alturas sigamos sin director creativo en Dior? Si la triste colección de Costura que se presentó sin la mano de Galliano en ella yo creía que se haría urgente despejar las dudas de la sucesión, pero no, ahí seguimos jugando a las quinielas y sorprendiéndonos de que cuando creíamos tener cerca al sustituto (Marc Jacobs) nos encontramos con que la negociación se embarra por un quítame allá esas pajas de 10 millones de dólares (que es el sueldo que pedía el diseñador).

El vaivén de diseñadores en las grandes casa me marea más que cruzar en atlántico en patera, por eso estoy sopesando desdeñarlas a toda y centrarme solo en firmas personalistas, es decir, que el diseñador sea la marca… pero claro, después llegan los socios capitalistas, los meten en los juzgados y nos encontramos un John Galliano sin John Galliano o un Helmut Lang sin Helmut Lang.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Deja tu comentario