Blogs

Adolfo Domínguez, diseñador: “Si solo sales en prensa y no vendes tu trabajo se convierte en una cosa fatua”

adolfo.jpg

Con Adolfo Dominguez aprendimos que la arruga también podía ser bella, que una empresa española de moda puede trascender fronteras sin complejos y que la pasarela no es el fin último de un diseñador. Alejado de Cibeles por diez años en 2009 volvió con el propósito de que su firma viviera una segunda juventud. Adolfo es un hombre culto, sensato, con las ideas muy claras, que un día cogió la sastrería familiar y la convirtió en una firma global sinónimo de estilo y elegancia. Ahora, apoyado en la gestión y labores creativas por sus hijas, acomete nuevos retos como el de convertir su nombre en sinónimo de ecología y sostenibilidad.

¿Qué tipo de actuaciones y políticas de producción están llevando a cabo en su empresa para fomentar la sostenibilidad ecológica? Hacemos lo que podemos por contribuir a la sostenibilidad. Depende sobre todo del tejido. Podemos optar, por ejemplo, por algodón o por Tencel, una fibra que proviene de árboles que llevan más de 40 años absorbiendo CO2 y emitiendo oxígeno. Otra opción que hemos adoptado es no usar la piel para vestuario, la reservamos para los complementos aunque también hemos desarrollado mucho el uso de la piel sintética. El uso masivo de piel de vaca y criar a este animal con este propósito no es sostenible porque el ganado vacuno emite una cantidad ingente de metano a la atmósfera. Tenemos todos que hacer un esfuerzo en este sentido.

¿Qué lo tuvo alejado de las pasarelas tantos años? La pasarela es un medio de comunicar. Nosotros en su momento decidimos acentuar el esfuerzo en el exterior, teníamos que convertirnos en exportadores netos. Abrimos en India hace unos meses, no sólo China es una potencia en ciernes. India por ejemplo produce un millón de ingenieros al año. La nuestra es una de las más emocionantes aventuras económicas. Lo importante es producir y vender. Cualquier otra iniciativa fuera de nuestras fronteras si no va acompañada de ventas se queda en un ejercicio de imagen y eso no es el objetivo final. Si solo sales en prensa se convierte en una cosa fatua.

¿Es Cibeles una buena plataforma para un diseñador nacional o sería mejorable? Es lo que tenemos de momento. Hay que ser conscientes que no tenemos la trascendencia de la pasarela neoyorquina, pero es que Madrid no es Nueva York. Claro que no tenemos la repercusión de los diseñadores que presentan allí, pero es que si Warhol hubiera nacido en Mozambique seguramente ni lo conoceríamos hoy.

adolfo1.jpg

Cibeles es un gran expositor de moda de fiesta, muchos diseñadores solo piensan en clave de sedas y trajes de noche, mientras que olvidan la faceta terrenal de la mujer. ¿Por qué cree que son tan pocos los diseñadores que piensan en las necesidades reales de la mujer? Quizás es que nosotros somos más tenderos, tenemos más de 600 tiendas y tenemos claro que una mujer no viste de fiesta permanentemente. Nosotros tratamos de cubrir todas las necesidades de la mujer a todas horas del día. Somos una empresa más apegada a tierra.

¿Cree que la prensa castiga a los diseñadores que les salen las cuentas? Sí, nos tildan de moda “comercial”. Pero eso no es un demérito, es que no hay otra. Si eres un artista te puedes dedicar a no vender. Van Gogh sólo vendió un cuadro en su vida. Pero un diseñador tiene que vender. Está claro que esta es una actividad con un alto componente artístico pero sobre todo es una actividad económica.

Con una trayectoria como la suya, ¿el diseñador termina siendo esclavo de su estilo o diseñar una colección es un ejercicio que siempre parte de cero? Yo creo  que nosotros tenemos estilo, que es algo muy difícil de alcanzar. Hay diseñadores que a pesar de llevar toda una vida en el oficio no logran tenerlo. Eso es un más y te condiciona, claro, pero si eres consciente de ello no es una limitación.

adolfo2.jpg

Usted está rodeado de mujeres jóvenes y talentosas: su hija Tiziana, su sobrina Gala… ¿Qué trata de transmitirles de su experiencia? A cualquiera que trabaje conmigo le intento decir “esto no es arte”, es diseño, todo tiene que venderse. Si una mujer no va a estar dispuesta a pagar por ello entonces no lo hagas. Debemos trabajar con la calculadora entre los dientes y el balance contable en la mano.

¿Y qué aprende de ellas? Me transmiten un punto de vista. Tecnológicamente las cosas han cambiado radicalmente y ellas son otra generación: son bilingües o cuatrilingües, han nacido con un ordenador entre las manos…

¿Cómo empresario ve que las cosas vayan mejorando en la economía? Yo creo que si miramos al mundo sí vamos mejor, en España no lo veo tan claro. Si nosotros solo estuviéramos operando aquí en España nos costaría más sobrevivir.

¿Y Latinoamérica? ¿Ha dejado de ser ese mercado la gran promesa que se vendía para la moda española? Está pasando de promesa a realidad. Chile en 10 o 15 años nos superará en renta per cápita. Latinoamérica ha sufrido mucho menos la crisis y eso demuestra que no ha sido una cuestión de ser ricos o pobres, sino del nivel de endeudamiento, y aquí hemos estado viviendo muy por encima de nuestras posibilidades. Si Latinoamérica crece yo me alegraré porque tirarán de nosotros por el simple hecho de compartir la lengua. La verdadera patria es la lengua.

www.adolfodominguez.com

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: ,

Una respuesta to “Adolfo Domínguez, diseñador: “Si solo sales en prensa y no vendes tu trabajo se convierte en una cosa fatua””

  1. Fondo de armario » Blog Archive » Hoy cumplimos 7 años en Fondo de Armario Dice:

    […] Estoy más interesado en la actitud y el estilo de las personas. Es algo que nace de dentro”. Adolfo Dominguez también se abrió a este blog y compartió su visión de esta industria. Cuando le pregunté si […]

Deja tu comentario