Blogs

Milán Día I: Los clásicos de la pasarela milanesa buscan nuevos leguajes estilísticos.

La semana de la moda masculina de Milán no ha podido empezar mejor. Christopher Bailey, con la colección titulada ‘The Gentlemen’, vueleve a centrarse en el código genético de lo que era Burberry antes que en las propuestas decla firma se instalara el sempiterno espíritu campestre-militar que ya empezaba a cansar. La elegancia clásica se hace fuerte recuperando los códigos de Burberry London y dejando a un lado el fenómeno Prorsum, cosa que personalmente aplaudo pues soy un fan incondicional del lado más tradicional de la firma británica. Los paraguas de esta propuesta se presumen el must del próximo otoño, y sus prendas de punto son una auténtica delicia.

burberry.jpg 

Corneliani busca justo lo contrario que Burberry: Sergio Corneliani rompe en gran medida con el traje sartorial, que es su seña de identidad, para adentrarse en nuevos terreros del easy wear donde realiza un ejercicio de mestizaje de los patrones clásicos con tejidos descontextualizados, como en el caso de la lana cachemira. Si bien su puento de partida el el universo de refinamiento de El Gran Gastby, lo cierto es que el resultado mucho más vanguardista que retro.

corneliani.jpg 

Ermenegildo Zegna vuelve a ser toda una experiencia tanto en imagen como en textura. En esta ocasión la casa prefiere dibujar un hombre más relajado, off-duty, pero siempre impecable hasta en el último detalle. Sus prendas de abrigo son especialmente destacables, por ese halo años 70 que las embarga y la combinación de materiales que en ellas confluyen.

zegna.jpg 

No sé por qué con esta colección de John Varvatos se me viene una y otra vez la imagen de una Nueva York en pleno proceso de desarrollo a finales del s.XIX y principios del XX. Si esta colección fuera un libro, seguramente sería Manhattan Transfer de John Dos Passos. Abrigos-levita con cadenas a los bolsillo, traje de tres piezas en tejidos de briega, tonos piedra y cemento por doquier… Sí, definitivamente todo nos lleva a la Nueva York de la Revolución Industrial y posterior.

varvatos.jpg 

La firma Les Hommes, diseñada por Tom Notte y  Bart Vandebosch, introduce una nota de color parisino en el calendario milanés. Este duo reimagina la estética de los años 40 desde una actitud sesentera, creado imágenes muy cercanas al fenómeno rockabilly. El trabajo en punto toma su inspiración tanto en la técnica como en los colores en el knitting peruano.

hommes.jpg 

La firma Marni vuelve a dejarnos una propuesta realmente impecable y contemporánea, repleta de prendas que sin proponérselo puede ser un perfecto fondo de armario. ¿Lo que más me gusta? El uso que han hecho de la peletería aplicada al mundo masculino, especialmente en el cárdigan de punto que podéis ver en las fotos. Un ejercicio, a pesar de las pieles, de minimalismo utilitarista: nada superfluo a la vista.

marni.jpg

Las propuestas de Roberto Cavalli no necesitan de descipción, pues sus señas de identidad son muy marcadas. Cavalli es simplementa Cavalli, como Almodovar en Almodovar o David Lachapelle es David Lachapelle. Él trabaja para un hombre sibarita y ostentoso, que vive y viste por y para la noche. Tejidos de fantasía, cuellos de esmoquin adaptados a todo tipo de prendas… Y prestad atención al trabjo en cuero, enriquecido con fantásticas texturas.

cavalli.jpg 

No todo se mueve en las pasarelas en Milán, tenemos que hacer hueco a las presentaciones en showrooms que se realizan en estos días. Entre lo más destacado de ayer la colección de bolsos y complementos de viaje de Valextra, casa italiana que está celebrando su 75 aniversario. La línea “K-Val” está realizada con una material Jacquard en una textura única realizasa con fibras de Kevlar y una poliamida de alta resistencia. Si querías un bolso de viaje indestructible… esta puede que sea la firma que necesitas.

valextra.jpg

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: ,

Una respuesta to “Milán Día I: Los clásicos de la pasarela milanesa buscan nuevos leguajes estilísticos.”

  1. Virginia Dice:

    Burberry me pareció soberbio, yo también prefiero ese giro hacia la esencia clásica de la marca. Y qué decir de los hombres de Ermenegildo Zegna… para mí, EL HOMBRE!
    Gracias por esta crónica!

Deja tu comentario