Blogs

La manipulación del bloguero de moda

fashion-bloggers.jpg

Ser blogger de moda es un ejercicio de malabarismos: ¿cómo hacer de esto un trabajo profesional sin venderte a las marcas? Justo esa pleitesía a la publicidad es lo que desprestigia en gran medida a las revistas tradicionales a los ojos de las nuevas generaciones de consumidores de moda que han visto en los blogs la alternativa. Cuando doy una charla sobre esta “profesión” dejo claro desde el principio que no me considero un bloguero de moda, sino un periodista de moda con blog. No es un gesto de superioridad moral ni menosprecio por mi parte, todo lo contrario, es un acto de humildad pues reconozco que si en su día no me hubieran propuesto el blog como una actividad remunerada jamás se me hubiera ocurrido meterme en este berenjenal. Admiro profundamente el hecho de que tantas y tantas personas, una gran mayoría gente joven, se lancen a hacer un trabajo tan laborioso como es mantener un blog por amor al arte… y a la moda, en este caso.

Pero el carácter amateur de la mayoría de los bloggers los deja indefenso frente a las actuaciones depredadoras de las marcas y gabinetes de prensa que han visto en ellos (en nosotros) un nuevo modelo de comunicación low cost, cuando no free. Me causa sonrojo cuando veo la descarada manipulación que hacen de muchachos y muchachas que se comportan como cervatillos deslumbrados frente a los faros de un coche cuando estas agencias o marcas los tratan con un mínimo de falsa deferencia. Creen que están recibiendo mucho de ellos cuando los que sacan mucho más de lo que dan son esas firmas.

Open days, desayunos con los blogueros, invitaciones a desfiles, pequeños obsequios, colaboraciones creativas… Puede parecer mucho para quienes no están acostumbrados a este mundo, pero los que estamos dentro de la industria nos damos cuenta que lo se les ofrece a los blogueros son bagatelas que salen muy rentables. Comprendo que claudiquen, para ellos es apasionante todo lo que les brindan y si te haces el digno corres el riesgo de que haya 100 blogueros detrás dispuestos a entrar en el juego por menos de lo que te ofrecen a ti. Lamentable. Por eso siempre hago un llamamiento para la dignificación del bloguero más allá de que se le pase la manita por el lomo y se le haga sentir especial.

Hace poco leía el Estudio sociológico de blogs de moda y belleza España 2012 realizado por Truendy.com en colaboración con la Asociación Española de Blogs de Moda en el que se daban datos muy interesantes como que 6 de cada 10 blogueros han sido contactados por al menos una marca, y que a 7 de cada 10 les piden hablar gratis de su marca. Sólo 1 de cada 10 recibe una compensación en efectivo y 1 de cada 3 en ropa y complementos. Con lo que el informe concluye: “En el estudio hemos visto como firmas, tiendas y agencias de comunicación los ven como una excelente herramienta de comunicación y prescripción pero, en general, no los reconocen pública ni económicamente. La ingenuidad de muchos bloggers alimenta este abuso y hace que los que quieren explotarlo tengan dificultades para mostrarse como un medio alternativo de comunicación serio, e ingresar el valor que aportan”.

Bueno, para testar este terreno le he preguntado a tres blogueros amigo. ¿Por qué tres hombres? Pues porque el informe mencionado dice que sólo 2 de cada 100 bloggers de moda son hombres, y yo siempre he estado con las minorías. Pero tampoco puedes preguntarle a cualquiera, tiene que ser gente con prestigio, porque las firmas de moda no se dirigen a al primero que abre un blog para embaucarlos, solo les interesa los “líderes de opinión” de la blogosfera. Claro que los bloggers que cuentan ya llevan muchos posts a sus espaldas y eso curte, y hace más fácil detectar lo que es una burda manipulación.

Llevo viviendo el mundo bloggers desde sus inicios, cuando no contábamos para nadie” me dice José Airam de e-coolsystem. “Recuerdo perfectamente los primeros eventos a los que me invitaron y desde entonces he recibido todo tipo de propuestas más o menos descaradas: invitaciones en el que te dejan claro que habrá catering y bebida durante todo el evento; promesas de que te enviarán producto a cambio de que hables de su marca o que directamente te pagarán por hablar bien. No seré yo el que diga que no he caído en alguna de ellas, pero siempre dejándolo claro a los lectores y cuando hemos creído que les podía interesar. Obviamente, por mucho que me manden 40 chorizos nunca hablaré de ellos, más que nada porque e-coolsystem es un blog de moda. Pero como se suele decir, yo en mi blog hablo de lo que quiero, así que pienso que cada uno es libre para escribir sobre lo que quiera. Los lectores no son tontos”.

Vaya, que sí, que no es una impresión mía, que las propuestas inmorales existen aunque Emilio Pardo, autor de La lluvia en Sevilla, me intente convencer de que no le ha llegado ninguna. “La verdad es que no, nadie me ha manipulado o intentado manipular, ¡ya quisiera yo, pero nada!” me dice Emilio con su habitual sentido del humor. “Yo soy nada en este mundo blogger y de moda, vamos, que básicamente todo el mundo pasa de mí y, ojo, yo lo entiendo porque mi blog no es un blog al uso, no es foto-foto-foto y dos líneas, ni critico, ni hablo de lo horrible que es que desaparezca D&G, ni escribo en inglés y, sobre todo, no soy conocido en las grandes revistas pese a que no me he cansado de proponer colaboraciones gratis”. Pero sin duda el trabajo de Emilio es de gran calidad y me consta que se le abren puertas que para muchos son infranqueables. “Tú te has fijado en mí, la Directora de TIGER se fijó en mí, Sonia Quintana de Vocento… Y sí, los diseñadores, cuando escribo sobre ellos o la gente que entrevisto queda encantada y me adoran y me dicen que qué bien que por fin les hagan una entrevista buena y con conocimiento y tal y cual. Pero fuera de ahí, ná de ná…”

Alejandro Becé, de Escaparate de Moda, aboga por un uso racional de la vena comercial de los blogs. “En primer lugar tengo que dejar claro que me parece muy coherente y necesaria la relación entre bloggers y marcas. Desde el ámbito de la comunicación, marketing y la publicidad se establecen una serie de estrategias que van a hacer que el objetivo principal de su cliente se vea cubierto. Es por ello que no entiendo cómo muchas veces se puede llegar a criticar. Ahora bien, cada marca, dependiendo de a quién tenga como encargado de dichas acciones va a hacerlo de una manera correcta o va a terminar por, a través de sus acciones, obtener el efecto contrario que podría ser una mala imagen corporativa. Los bloggers hemos descubiertos que somos necesarios porque así nos lo han hecho ver las marcas y en este sentido también dependiendo del blogger nos vamos a dejar manipular o vamos a establecer una ‘relación cordial’. En mi caso, al principio (comencé con quince años) podría pecar de ingenuo porque no entendía cómo yo, desde mi casa, podría hacer que alguien de una marca se interesara en mí para una colaboración y es ahí donde desinteresadamente y sin saberlo se podría haber dado algún caso de manipulación. Pero creo que yo he tenido siempre las ideas muy claras y he sabido cuándo no estaban jugando limpio. Las marcas llegan hasta donde el blogger quiera y tenemos que ser nosotros quienes controlemos y decidamos qué y de qué forma entran los contenidos en nuestro espacio.  Claro que hay manipulación o intento de ella, pero nadie nos obliga a nada y seremos nosotros los responsables de aceptar o rechazar”.

¿Y a tí, bloguero, cuál fue la proposición más deshonesta que te ha llegado?

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: , , ,

6 respuestas to “La manipulación del bloguero de moda”

  1. Emilio M. Ps Dice:

    ¡Qué pavooo… que me puesto colorado y todo!!!

  2. Clara Guzmán Dice:

    Agustín, estoy de acuerdo contigo en todo, incluso en eso de que eres periodista y que escribes en un blog. Yo lo recuerdo constantemente, pero me da pena el abuso de las firmas de todo tipo hacia los blogueros. Con la crisis se ha disparado la picaresca, que todos sabemos que dura poco, porque enseguida se le ve el plumero a la firma. Mi blog es comercial, porque es un trabajo y yo cobro por trabajar, como todo el mundo. A veces hago mis concesiones porque soy la dueña de mi medio de comunicación, pero lo que más rabia me da es el rastrero que pide una rebaja. Luego se quejan de que su firma no llega a su público objetivo.

  3. Jose Airam Dice:

    Se me ha olvidado comentar que ahora trabajo en una agencia de comunicación y que vivo a otra parte y estoy muy de acuerdo con Clara Guzmán. Hay algunas marcas que sin valorar a los bloggers entran en el juego sin querer arriesgar. En plan, mariquita el último pero sin interesarse lo más mínimo. En fin, esto es así. Veremos cómo evolucionan las cosas y hasta dónde llegan.

    Lo dicho, un placer compartir cartel con estos bloggers y estar en el tuyo.

    ¡Mil gracias!

  4. Mandrágora Dice:

    Excelente artículo, y muy buenas visiones sobre el tema. Y me ha gustado descubrir que pertenezco a ese 2%.

    Hoy en día las marcas saben que el boca a boca funciona, y si hacen que muchos blogs hablen de sus bondades y productos, harán creer a la gente que son ciertas. Discrepo en aquello de que los lectores son listos y saben ver estas cosas, los lectores en gran parte consumen aquello que les dan listo y servido, la prueba es que los blogs mas llenos de comentarios y mas visitados no son aquellos más críticos o con mayor cantidad de texto.

  5. Petit Dice:

    Hola! a mi también me ha llegado el estudio y sólo puedo decir que estoy totalmente de acuerdo con vuestras conclusiones, yo también trabajo en el lado de comunicación y es cierto que las marcas no ven más allá de la rentabilidad momentanea y esperan…incluso en muchos casos exigen, que los blogger escriban tan solo enviándoles una NdP, porque según ellos, para eso están!(que ya no entro en el tema que les ofrezcan una mínima ventaja o contrapréstación económica). Espero que con el tiempo el sector madure y evolucione para que todos ganemos.

  6. Sergio Dice:

    Me ha parecido muy interesante el artículo. De todas maneras, el periodismo y la publicidad siempre han ido de la mano. Las revistas viven de la publicidad y descaradamente apoyan a las firmas que, curiosamente, publicitan en sus medios. Como toda la vida han existido los publireportajes o los obsequios a prensa, entiendo que los bloggers tienen derecho a hacer lo propio.

Deja tu comentario