Blogs

El adiós a la Alta Costura

diorhc.jpg

A quien le pueda interesar mi opinión:

El debut de Raf Simons al frente de Dior me ha decepcionado. La colección presentada ayer fue realmente magistral, bella, delicada, llena de armonía y poesía, sutilezas y detalles de buen gusto… pero no era Dior, o al menos, no era Dior Haute Couture.

La propuesta de Simons es continuista de la línea de trabajo desplegada para su despedida de Jil Sanders. En aquel momento me pareció excesivo para Sanders y un claro guiño a Dior, y ahora me parece que adolece de la grandeza de la Alta Costura y se queda en un quiero y no puedo, quizás por el poco espacio de tiempo que se le ha dado para prepararla, tres meses tan solo, o quizás porque estamos muy malacostumbrados por el trabajo de Galliano que de una simple chaqueta hacía una pieza digna de lucir en un museo.

Simons se ha sumergido en este tiempo en los archivos de Dior y el resultado, más que una reinterpretación de los orígenes del New Look, me parece estar en sintonía con la labor que realizara Marc Bohan para la firma a finales de los 50s, que al fin y al cabo también es una etapa interesante de Dior. Espero que el paso de Simons por Dior no sea tan efímero como el de Bohan.

Está claro que la colección es preciosa, ¿pero quién se ha preocupado de la coherencia? No de la coherencia de Simons con su estilo, que sí está presente, sino de la colección con la tradición de la Alta Costura de Dior. Hasta el momento estaba convencido de que Dior era una de las últimas casas que mantenían la llama de Haute Couture viva, sin plegarse a esas exigencias de ‘realidad’ que azotan el sector desproveyéndolo de la fantasía y el cariz artístico. A este paso, cuando ya no encuentro justificación que diferencie un prèt-â-porter de alta gama de un Alta Costura, sería más coherente desproveer a esta semana del Haute y dejarlo simplemente en Couture. Tendríamos que afinar los términos para empezar a llamar a cada cosa por su nombre. No es coherente volver a los tiempos en que la Alta Costura servía para vestir a las damas en su día a día, por más que las casas de moda quieran revivir esa época. Afortunadamente aun nos queda Iris van Herpen para hacernos soñar con lo imposible.

Claro que la colección será un éxito de crítica y recibirá una cálida acogida por las revistas. ¿Quién se atreve a tirar la primera piedra para quedarse sin la parte del pastel de la publicidad que inserta Dior en los medios? Mirad los looks que ilustran este post (obviamente una selección capciosa): ¿Consideraríais Alta Costura esas prendas? ¿O pensaríais que se puede encontrar un sucedáneo incluso más bonito por un precio mucho más económico que los que suele cargar Dior? No me vengáis con que toda colección tiene momentos bajos. la Alta Costura no se puede permitir ni un desliz sobre la pasarela.

¿Terminará La Crisis por cargarse la dimensión artística de la moda?

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: , , ,

2 respuestas to “El adiós a la Alta Costura”

  1. Sara Gyla Dice:

    Completamente de acuerdo, muy buen articulo!! porque es obvio que un buen trabajo como prèt-â-porter de lujo pero no como alta costura casa Dior. Estas cosas como siempre se irá viendo si cambian al director creativo o si nosotros seremos lo que con el paso de las colecciones iremos cambiado la perspectiva que nos impone la firma..

    ante tu pregunta ¿pero quién se ha preocupado de la coherencia? Yo pienso que el “problema” es que son empresas muy fuertes que ya no pertenecen a su creador, como fue originalmente el caso de Dior, Coco Chanel, Balenciaga… ahora son sociedades al mando de un empresario por lo que el creador no tiene la plena libertad para decidir plenamente que colección quiere presentar.En Italia se dice que estos fueron los motivos reales por lo que Valentino se retiro, no porque le apetecía jubilarse sino por la presión de hacer X colecciones al año y que se empezaran a meter en como tenia que hacer su trabajo para vender mas. Y también se dice que el caso Galliano fue que era indomable y por lo tanto montaron esa trampa del video para tener “motivos” para echarlo y encima quitarlo del panorama de la moda y que no les hiciera la competencia. Un poco peli de ficción pero a saber… La moda y la política mueven el mundo y mayores conspiraciones se han visto! Y por dinero hay empresarios capaces de todo incluso que se pierda la alta costura que no es rentable pero que sin duda nos hacía soñar y creer que la moda =arte

  2. Julius Villaverde Dice:

    Considero que es una coleccion muy bella, bastante coherente y realista (vestible) pero esta muy lejos de lo que realmente es Dior.
    Por otra parte, al momento de tener un juicio critico sobre esta coleccion, seria justo que encontramos un punto medio entre lo extravagente he imposibles que estamos a costumbrados a ver por parte de Galliano y esta nueva propuesta, es por ello que considero que Simons no logro hacer de lo Ordinario algo Extraordinario.

Deja tu comentario