Blogs

080 P/V 2013: día 1

jplopez.jpg 

El primer día del 080 tuvo más sombras que luces. Pero prefiero quedarme con las luces mejor que sumergirme en las sombras. Pero déjenme poner la nota oscura: a pesar de que la propuesta de Miranda Makaroff for Lydia Delgado me parece muy mona y ponible, yo quiero recuperar a la Lydia Delgado de toda la vida, a la gran maestra del romanticismo. Quizás esas blusitas con sirenitas y cuellos perlados sean extremadamente comerciales, no lo dudo, me encantan como me fascinaron aquellas famosas camisetas con apliques de Lanvin que se copiaron hasta la saciedad, pero siento que se está desperdiciando el talento de una de las mejores diseñadoras que se ha gestado en España. Ahora sí, veamos que interesó de lo visto.

Juan Pedro López (arriba) empuja hacia la vanguardia los conceptos clásicos sin llegar a salirse de la ortodoxia. He ahí su magia. Me gustaron mucho las prendas ceñidas con correajes muy al estilo bondage, que pueden ser una apuesta segura ahora que la trilogía de ‘Cincuenta sombras’ de E. L. James ha llegado a España y se prepara en cine. Lo que sí resultó toda una delicia fue la tercera parte del return de Ángel Vilda, que nos mantuviera siempre en vilo en Circuit (no sé por qué me esfuerzo, nadie recuerda el magnífico Circuit). Con la firma Brain & Beast (abajo) él, junto a César Olivar y Verónica Raposo, rompe los códigos del vestir formal y casual creando una innovadora propuesta cuya base es un interesante patchwork material y emocional. Me alegré mucho cuando Vilda dejó su refugio en la enseñanza para retomar la creación y demostrar que las segundas partes no tienen que ser siempre malas. Contruir y reconstruir, distorsionando la realidad a la que estamos acostumbrados, esa parece ser la filosofía inherente a Brain & Beast.

vilda.jpg

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Deja tu comentario