Blogs

La moda en clave de cómic steampunk

fashion-beast-1.jpg

Ha caído en mis manos el primer número de Fashion Beast. No, no es una revista de moda nueva. Es un cómic. ¿Y qué tiene de especial? Ya ha habido cómics que han tomado el mundo de la moda de trasfondo, como Millie The Model (publicada por primera vez en diciembre de 1945 y que contó con 207 capítulos) o el cómic canadiense Glamourpuss que viene a ser una parodia de las revistas de moda. ¿Entonces qué tiene Fashion Beast que hace que termine en este blog? Pues básicamente quiénes son sus autores.

Las mentes que están detrás de este cómic son dos leyendas, una viva y la otra desaparecida en 2010. Uno el guionista de Watchmen o V de Vendetta, dos comics que lo cambiaron todo para siempre, el gran y barbudo Alan Moore. El otro Malcolm McLaren (sí, cerrad esa mandíbula que se os ha descolgado de asombro), ex-pareja de Vivienne Westwood y antaño fundador  de los Sex Pistos, que tuvo mucho que ver en la aventura creativa de Westwood y que fue definitivo en la traslación de la estética punk a la moda.

Un día, allá por 1985, McLaren se acercó a Moore con la idea de que escribieran un guión de cine. Este quedó inédito y ha terminado siendo una maxi-serie de comics de 12 capítulos adaptada por Antony Johnston y dibujada por Facundo Percio, bajo la atenta mirada de Moore.

La acción está centrada en un futuro distópico dominado por una poderosa casa de moda regida por la mano del misterioso y feo diseñador llamado Celestine. Doll Seguin, es por su parte una transexual encargada del guardarropa en un nightclub de moda, un espíritu libre en su propio mundo de música y decadencia gracias a los diseños de Celestine. El background es una sociedad aterrorizada por una inminente guerra nuclear que atenaza los espíritus de la gente. El resultado es una especie de readaptación bizarra de la fábula de la Bella y la Bestia.

Doll un personaje maravillosamente complejo y profundo, a la vez simpático pero dañado” señala Johnston. “Es una don nadie que trasciende los géneros, con aspiraciones de celebridad y que es rescatada de la oscuridad por el diseñador de moda más famoso del mundo: Celestine, un obsesivo ermitaño recluido, cuya fealdad es tan legendaria como su carácter inconstante. Esta oportunidad soñada se convierte en pesadilla cuando Doll descubre la industria que se oculta tras los neones y las pasarelas, y ella encuentra inesperados aliados en su deseo de darle significado a su vida”.

Desde el mismo momento en que Malcom McLaren me sugirió escribir un guión basado en unir la extraña y solitaria vida de Christian Dior con la fábula de la bella y la bestia, me he preguntado con frecuencia como un concepto tan improbable hubiera lucido de haberse realizado de la forma apropiada” afirma Moore. “Ahora, aunque en un medio diferente, por fin puedo descubrirla gracias a la excelente capacidad de adaptación de Antony Johnston y el dibujo apropiadamente estilizado de Facundo Percio. Es un cuento extraño, tanto en su temática como en la forma de ser narrada, y me gustaría pensar que Malcolm estaría encantado de que ver que otra de sus pioneras e incendiarias ideas ha sido traída al mundo de forma tan intrigante“.

¿Será esto una profecía de lo que las casas de moda pueden llegar a ser? ¿Podría ser que en un universo paralelo Amancio Ortega fuera un dictador absolutista supranacional que rige el destino de las personas a través de las colecciones de sus marcas?

fashion-beast-2.jpg

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: , ,

2 respuestas to “La moda en clave de cómic steampunk”

  1. Hong Kong Blues Dice:

    ¡Cómo apetece tenerlo-leerlo!

  2. Colleen Murphy Dice:

    loooove it!!!!!

Deja tu comentario