Blogs

Rachel Zoe o el caso de las estilistas metidas a diseñadoras

rachel-zoe-pre.jpg

¿Conocéis a Rachel Zoe? Sí, la superestilista que tuvo (o tiene, yo qué sé) un reality en la televisión norteamericana llamado The Rachel Zoe Project. Es lo que yo llamo una estilista de celebrities (y una creadora de polémicas: revísese el caso Zoe vs. Wintour que ella se fabuló en su rubia cabeza).

INCISO: ¿Por qué hago la distinción entre estilistas de celebrities y estilistas editoriales? Pues porque la aproximación a la moda de ambos trabajos es radicalmente diferente. Los/las estilistas de celebrities se concentran en poner monísimas a sus clientes; los que trabajan en el mundo editorial tienen una visión estética más conceptual. Es como comparar diseño industrial y arte. De hecho son categorías estancas y no suelen funcionar bien cuando traspasan las barreras, es decir, un estilista de celebrities suele estrellarse en el trabajo editorial, y viceversa. 

El caso es que Zoe lleva algún tiempo haciendo sus pinitos como diseñadora con su propia firma. Y si bien sus trabajos en Elle USA  me confirmó aquello expuesto más arriba de que las estilistas de famosos no funcionan bien en el mercado editorial, lo único que puedo decir de su línea de moda es: “Manolete, si no sabes, pa’ qué te metes”.

Vamos a ver, que no digo yo que lo que la chica hace esté mal, pero personalmente no me aporta nada, porque las brillantes ideas que enarbolar como diseñadora suelo tenerlas muy vistas de pasarelas internacionales con alguna temporada de antelación. Es decir, que como diseñadora sigue ejerciendo de estilista, rescatando “buenas ideas” y adaptándolo a su peculiar concepto estético. En los looks de sus presentaciones hay mucho de estilismo… muy catálogo Zara.

Y diréis: “este se levanta un día y decide arremeter contra el primero que se le cruza en su camino”. ¡Justo! Zoe acaba de presentar su colección pre-fall 2013 (esas colecciones que uno nunca tiene claro cuándo hay que llevarla para estar contextualizado). Ya decían en Style.com en diciembre pasado, cuando presentó la pre-fall 2012, que “los setentas es la década de Rachel Zoe”. Pues parece que es así, porque un año después vuelve a inspirarse en ellos. Si este fuera el blog de una niña mona que se dedica a decir qué le encantaría llevar puesto no tendría más remedio que admitir cosas como que me encanta la falda larga con estampado animal o la chaqueta con mangas de piel… Pero, señores, soy crítico de moda, y para no ser hiriente no puedo más que recurrir a mi manido “nada nuevo bajo el sol”… y añado “de lo ya visto, nada encuentro mejorado”.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: ,

Deja tu comentario