Blogs

Editores de moda… Una vida muy teatral

blow.jpg

Todo el mundo volviendo al trabajo y yo abro temporada yéndome al teatro. Sí, pero no físicamente, pues la obra que voy a reseñar me pila un poco lejos, concretamente en Miami. Lo que pasa es que no me he podido resistir a hablar de esta obra que lleva a la escena la azarosa vida de una de las editoras de moda más carismáticas de lo que llevamos de siglo, la desaparecida Isabella Blow. En Miami se ha estrenado ‘Blow Me’, en el Mad Cat Theatre Co., de Jessica Farr y dirigida por Paul Tei, donde se dramatiza las últimas 24 horas que llevaron a Blow a suicidarse en 2007. Una obra que transcurre entre pequeños momentos de lucidez que llevan a Isabella, postrada en la cama de un hospital, a momentos de su vida donde aparecerán personajes decisivos en su vida como Alexander McQueen, Philip Treacy y Sophie Dahl. Y este será un año de celebración de la vida y la obra de la editora de moda que tendrá su propia muestra en Somerset House, Londres, titulada ‘Isabella Blow: Fashion Galore!’, y que abrirá sus puertas en noviembre.

No es la primera vez que la vida de una editora de moda se lleva al teatro. ‘Full Gallop’ de Mark Hampton y Mary Louise Wilson, se centraba en un momento crucial de la vida de la legendaria Diana Vreeland, justo cuando vuelve de un largo viaje por Europa tras ser despedida de Vogue y no sabe que derroteros tomará su vida. Una obra e finales de los 90 que en sus primeros pasos representó la mismísima Brenda Vaccaro y que hoy es un clásico.

Los editores de moda han dejado de ser personajes en la oscuridad, detrás de la cámara, para convertirse en protagonistas del devenir de la moda de nuestro tiempo. Su influencia en la escena creativa se ha hecho visible y se reconoce lo determinante de su mano en la evolución del estilo y las tendencias que nos gobiernan. De figuras como los míticos Babe Paley o Nicky de Gunzburg, a los actuales Paul Cavaco o Camilla Nickerson, amén de las archiconocidas Grace Coddintong, Corinne Roitfeld o Anna Dello Russo. Si rascamos un poco en el éxito de muchos diseñadores descubriremos la labor de uno de estos profesionales detrás de ella, que de forma decisiva han contribuido o bien al desarrollo de la identidad de la marca (Roitfeld en la etapa de Tom Ford en Gucci) o ejerciendo de protector del diseñador (Gunzburg fue decisivo en la carrera del joven Calvin Klein).

Así, que por favor, presten atención a los títulos de crédito de los editoriales de moda, las campañas publicitarias y los desfiles de moda.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Deja tu comentario