Blogs

Pregunta: ¿Debo vestir informal para tratar con ciertos clientes?

En pocos día he recibido dos consultas sobre ‘estilo’. Una me llegó de un colega periodista sobre el uso de calcetines con náuticos, y la otra es la que reproduzco a continuación, que me remitieron a mi correo. Así que os abro esta opción: preguntad dudas y trataré de responderlas con mis limitados conocimientos y mi mermado sentido común. Dar consejos es gratis… seguirlos puede salir caro. 

Soy asesor fiscal y llevo vistiendo de traje desde que empecé a trabajar hace ya más de veinte años. Hace unas semanas me entrevisté con los copropietarios de una empresa de tecnología bastante joven y noté cierta tensión no solo por la diferencia de edad sino por la forma de vestir. De hecho me sugirieron sutilmente que en próximas reuniones tratara de vestir un poco más desenfadado porque, acostumbrados a un entorno laboral relajado, mi imagen los tensaba. El problema es que llevar un traje ya es algo impreso en mi ADN. ¿Puede darme su consejo al respecto?

Es obvio que un cliente no debería pedirle que se cambiara para asistir a una reunión. Usted es un profesional cualificado independientemente de su aspecto y hacerle vestir de otra manera a la que usted sienta es inapropiado. Sí es cierto que en su mano está adoptar ciertos pequeños giros en el vestir que no le han de suponer demasiadas molestias y puede hacer sentir más cómodo a estos clientes. Por ejemplo puede dejar la corbata y la chaqueta en el coche, desabrochar el cuello de la camisa y darle un par de vueltas a los puños de la camisa. Con algo tan simple pasa de ir de formal a tener un aspecto informal, sin que por ello se sienta ‘disfrazado’. Procure programar las reuniones con esos clientes como las últimas del día y así no tendrá que recomponer su imagen. Y sobre todo trátelos sin artificios pero sin fingir ser usted quien no es, pues si trata de convertirse en un hipster sin serlo terminará haciendo el ridículo. En Estados Unidos se puso de moda a finales de los 90 el llamado Casual Friday, de forma que los empleados de las empresas podían vestir más informal el viernes incorporando jeans a su imagen y desprendiéndose de la chaqueta… Si bien esta fue una práctica muy bien asimilada en las empresas relacionadas con la burbuja tecnológica, en otras empresas más tradicionalistas como bufetes de abogado hizo que el viernes fuera el día más estresante a la hora de enfrentarse al armario, ya que la existencia del ‘uniforme’ de trabajo, en este caso el traje formal, es la garantía de no cometer errores y eso te libera de estrés. Mi consejo es: haga pequeñas concesiones pero sin dejar de ser usted mismo.

informal-j-crew.jpg

Quitas al traje la corbata y cambias la camisa y los zapatos por opciones sport… y ya tenemos un look informal, como este de la colección primavera/verano 2014 de J. Crew. 

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Deja tu comentario