Blogs

Aprendamos la diferencia entre made-to-measure y bespoke

prada-made-to-measure.jpg

¡Pero qué miedo se le tiene al “hecho a medida”! Está claro que muchos de esos miedos derivan del costo, pero también nos encontramos con aquellos que no se atreven por simple pudor, se les hace un mundo entrar en una sastrería y dejarse ‘hacer’. Aunque las opciones que hay en el mercado para el hecho a medida son varias y pueden ayudarte a familiarizarte con ese mundo paso a paso. Tenemos por un lado las webs que remitiendo tus medidas te confeccionan prendas en base a ellas, otras empresas o firmas ofrecen incluir pequeñas modificaciones (como bordado de iniciales) a las prendas confeccionadas… Pero eso es trivial, le verdadero ‘a medida’ se hace con el cliente presente, y aquí es donde radica una terrible confusión entre dos términos que pueden parecer sinónimos pero que no lo son: made-to-measure y bespoke. Para ser didácticos podemos decir que made-to-measure es adaptación y bespoke es creación desde cero.

En el made-to-measure existe un patrón inicial que se modifica para adaptarlo al cuerpo del cliente mientras que en el bespoke se crea un patrón original y específico para cada cliente. En el primer caso suele encargarse de tomar las medidas y modificaciones el responsable de la tienda mientras que el proceso bespoke está en todo momento en manos de un sastre. En el made-to-measure suele haber una toma de medidas y una prueba final, mientras que en el bespoke son varias las pruebas que se realizan a lo largo de la confección de la prenda (menos cuando el cliente es habitual y ya se han realizado trabajos previos para él). Y mientras que el made-to-measure brinda una limitada gama de modificaciones al gusto del usuario, en el bespoke las posibilidades son infinitas ya que no existe lo imposible para un experto sastre.

Pues bien, si comienzas probando el made-to-measure que ofrecen distintas marcas de lujo como Prada (aunque creo que no disponible en España), seguro que poco a poco irás a más y te aficionarás a las prendas hechas para ti en exclusiva. Prada, por ejemplo, implantó este servicio en 2003 y ofrece en 43 tiendas alrededor del mundo trajes, abrigos y camisas personalizadas. Empezar a educarte en el hecho a medida a través del made-to-measure puede ser un paso bastante didáctico que te ayude a aprender sobre tejidos, fornituras, modelos de cuello, puños… Las camisas de Prada hechas a medida ofrecen alrededor de 180 tejidos entre los que elegir, 6 tipos de cuello, 5 de puños y 6 colores para los monogramas deseados. Una vez que domines el made-to-mesure te puedes lanzar al bespoke sin complejos.

No es mala idea, por ejemplo, proponerse ampliar tu armario con una prenda a medida por temporada, cosa que no te llevará a la ruina y que por el contrario enriquecerá tu guardarropa ostensiblemente teniendo en cuenta que el bespoke, sin ir más lejos, tiene una vida útil muchísimo más larga que el prêt-à-porter.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: , , , ,

Deja tu comentario