Blogs

7º Aniversario de Fondo de Armario con… Krizia Robustella

kriziabymyumbrella3n4a2146.jpg

Krizia Robustella por Mireia Rodríguez (My Umbrella Studio) 

Como os comentaba el séptimo aniversario quiero celebrarlo con algunos de aquellos que han visto su carrera  fraguarse en estos últimos siete años. Me planteé para quién podría haber supuesto el año 2008 un punto de inflexión y capital en su historial profesional. Así que repasando lo que ocurrió ese año me he encontrado con una grata sorpresa. En 2008 Krizia Robustella debutó en la antigua Cibeles, que en septiembre de ese año pasó a llamarse Cibeles Madrid Fashion Week. En el post del 15 de septiembre de 2008 adelantaba las novedades que encontraríamos en esa edición, la 48ª, de la pasarela madrileña por antonomasia. “Y finalmente una joven Krizia Robustella se licencia, pasando de EL EGO, la ‘hermana pequeña’ de Cibeles, a la primera división” decía en aquel texto de apertura. Ahora miró la cobertura que hice de aquel evento y el resultado del paso de los años me parece devastador. Realicé 8 entrevistas en aquella edición: Alma Aguilar, que decidió tiempo después apartarse de la moda para ver crecer a sus hijas y no perder ese precioso tiempo, aunque ha terminado volviendo a diseñar hace un par de años con un concepto de negocio más relajado; El Delgado Buil que a fínales de 2011 desmantelaban su marca; Jan iú Més, de los que desde la presentación de su colección para Punto Blanco en enero de 2013 no he vuelto a saber nada (y los echo de menos); José Miró, que se marchó a Nueva York y que ahora trabaja en la sombra para una gran firma americana (Manager Technical Designer de las tres líneas de Coach para hombre, pero shissssssssss, yo no he dicho nada); Ágatha Ruiz de la Prada, grande e inamovible, más Marca España que el jamón de bellota; Nicolás Vaudelet; que diseñaba para El Caballo, firma que desapareció; Ana Locking e Ion Fiz, dos supervivientes de raza; y Vítor PaO, que se fue a Londres, reapareció con una firma femenina, y al que hoy le tengo perdida la pista (Víctor, si lees esto llámame y me cuentas). En fin, que podemos concluir que la ‘estabilidad’ no ha sido el principal valor de la moda española en estos últimos siete años.

Pero sin embargo ahí está Krizia, desfilando en 080, con su tienda KR Store de la calle Sant Pere Mes Alt Nº 50, moviendo y agitando el panorama de la moda y el arte en su Barcelona. “Me siento la misma niñata que era entonces” me confiesa cuando la obligo a mirar al pasado y no puede reprimir una carcajada, “pero supongo que los años no perdonan a nadie, así que ahora pienso más en la comercialización de las prendas pero intento mantener sobre todo la esencia de siempre. Trabajo más rápido, pero también hago más cosas…” Me encuentro una Krizia más reflexiva y con los pies en la tierra. “Me he vuelto menos ambiciosa con la edad. Nunca pensé que conseguiría las cosas que he conseguido tan joven, así que supongo que me relajé un poquito. También estoy abierta a oportunidades que van saliendo sin tener una meta concreta”.

Me cuenta que el ambiente de la moda la estimula cada vez menos y sí que se siente más atraída de la escena artística que se mueve en Barcelona. “Los que estamos ya nos conocemos. Por mi parte, desde que empecé con los eventos y presentaciones en KR Store Backyard conocí muchos artistas, ilustradores y demás, y últimamente me hago más con ese tipo de persona que con gente del mundo de la moda”. Quizás su evolución se ha propiciado en gran medida por el hecho de tener que gestionar su propia tienda y de alguna manera lo reconoce cuando con otra carcajada me suelta que “trabajar cara al público es algo muy duro”.

Le reflexiono, como crítica a mi sector, el de la prensa, que en estos siete años es evidente que el tratamiento que la prensa le dispensa a la moda ha cambiado drásticamente (y no siempre para bien). “Puede ser que otras disciplinas hayan cogido mayor interés, además de la perdida de la edición en papel… La mayoría de editoriales ahora van dirigidas a publicaciones online”. Y le pido que también haga una especie de autocrítica y me conteste sinceramente qué siente al ver sus colecciones en retrospectiva, si es crítica, si se asombras. “Hay un poco de todo, sentimientos encontrados, cosas que obviamente a día de hoy no harías, cosas que mejorarías… Pero esa evolución es lo que hace que la marca sea como es. Con cada una de las colecciones aprendes una cosa (o varias) que después aplicas, o no, a la siguiente. En muchas también experimentamos cosas que no hemos hecho jamás para ver la reacción… es como un juego”.

Le propongo un juego, un “si fueras…” que no es más una forma diferente de preguntarle cuestiones muy trilladas:

Si fueras multimillonaria y tus diseños se vendieran por todo el mundo, y ya estuvieras cansada de exprimirte el cerebro en busca de ideas, ¿a qué diseñador contratarías para que fuera el director creativo de tu firma? Jeremy Scott. Me gusta mucho lo que hace para Moschino más que lo que hace con su propia marca.

Y si estuvieras harta de gestionar tu firma y quisieras solo diseñar, y cualquier casa de moda del planeta estuviera encantada de tenerte de directora creativa, ¿qué gran casa de moda te gustaría redefinir con tus ideas sacudiéndola desde los cimientos? Me encantaría trabajar en cualquiera de las grandes, desde Chanel a Versace, Dior, Moschino, Balenciaga, McQueen, Viktor&Rolf… No tanto para darles mis ideas sino para poder trabajar con total libertad en cuanto a creación y creatividad, teniendo a disponibilidad cualquier cosa. Por ejemplo, poder montar tu propio escenario para tu desfile o utilizar materiales para crear vestidos imposibles.

Tus fortalezas y virtudes se hacen evidentes en tus colecciones, pero ¿y tus defectos? Eres pésima en… Soy superdesordenada, y no tengo paciencia.

¿Cuándo fue la última vez que te dijiste “Oh, Dios, qué he hecho”? Suelo decir que sí a casi todos los proyectos que me proponen, por diversión o porque no sé decir que no [le produce hilaridad]. Muchas de esas veces pienso “¡qué he hecho!”.

¿Qué mito sobre tu persona te gustaría desmontar? No conozco ninguno.

¿Qué mito sobre tu persona te gustaría que se propagase? Ninguno que no sea verdad.

Elige entre estas dos preguntas que he escuchado últimamente en Sálvame y que me parecen lo más de lo más del oficio periodístico: 1) ¿Eres feliz? o 2) ¿Has pensado alguna vez en acabar con tu vida? No, pesimismos los mínimos y drama queens tampoco. ¡Feliz feliz!

Gracias Krizia por compartir conmigo el séptimo aniversario de Fondo de Armario.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: , , ,

Deja tu comentario