Blogs

Tristana, una forma sibarita de entender la moda

tristana-1.jpg

Tristana es una firma con un propósito claro: crear piezas únicas, icónicas, que aúnen diseño y confección artesanal sin necesidad de etiquetas. La única etiqueta que enarbolan en Tristana es la de la excelencia basada en una confección exquisita y la selección de los mejores materiales. Detrás de este proyecto están el diseñador Goyo Fernández y el emprendedor Agustín Vivancos, que han querido unir innovación en el producto, con un halo de exclusividad y ese trato esmerado al que el cliente de sastrería está acostumbrado. “Goyo y yo nos conocimos en Just One, yo era cliente” relata Agustín Vivancos, un emprendedor nato con 20 años de experiencia en el lanzamiento de startups, desarrollo de nuevos productos y de estrategias corporativas. “Siempre hablamos de la calidad de las prendas, de la vuelta a lo ‘hecho a mano’, y de las opciones que había en el mercado. Ninguna de ellas nos satisfacía, así que decidimos crear nosotros la marca”. Goyo Fernández lanzó su primera tienda, Just One, en Madrid en 1989, conviertiéndolaen un icono de modernidad apostando por creadores de la talla de Martin Margiela, Comme des Garçons (Rei kawakubo), Junya Watanabe o Alaïa.

Para el debut de Tristana han apostado por la chaqueta como piedra angular del proyecto. “Es un pieza esencial y atemporal. De uso diario. El gran reto era hacer algo especial de algo tan usado y extendido”. Así nació #415 gramos, la chaqueta de cashmere más ligera del mundo, que se adapta y se personaliza para cada cliente. En ella confluyen manufactura artesanal cien por cien española y la exquisitez de los tejidos de la firma italiana Loro Piana. Una prenda llamada a ser un tesoro en el armario de cualquier caballero.

tristana-2.jpg

#415 gramos debe su nombre justamente al peso chaqueta, donde los tejidos tienen un papel esencial. Para la temporada de verano se trabaja con el cashmere cloud de 200 gr/m, de extrema suavidad y ligereza, perfecta para temperaturas estivales. Para el invierno sin embargo mezclan un tejido con un 70% de cashmere y un 30% de visón. “Cuando estás buscando la excelencia tienes que ir a las mejores empresas de tejidos del mundo. Fue fácil, ya que solo hay unas pocas en el mundo, Loro Piana entre ellas. Buscábamos el tejido de cashmere más ligero, queríamos la sensación de un foulard en una chaqueta”.

Su fabricación está repleto de detalles singulares como la ausencia de forro, entretela u hombreras. Los hombros van punteados a mano y resaltan la grinza o pliegues típicos de la sastrería napolitana. Las sisas están cosidas a mano y ajustadas al milímetro. Se incorpora el ticket poquet o cerillera a pesar de la ausencia de forro. Y los ojales de tipo lágrima se cosen a mano con un hilo muy fino y delicado. Para ellos los rasgos que hacen singular a su producto son “por un lado el producto, es la chaqueta de cashmere más ligera del mundo, y por otro lado la honestidad en la relación calidad y valor”.

La primera colección de Tristana se basa en una Limited Edition,  confeccionada con una tela de cuadros, de la que se proyectan cinco modelos inspirados en la gama de colores lisos que la conforman: azul klein, navy, dark blue, gris y verde. Y ese será el modelo que seguirán futuras colecciones. “En invierno lanzaremos también abrigos, y posiblemente llegue una colección de mujer, nos están demandando ‘la chaqueta de hombre que toda mujer quiere llevar’”.

tristana-3.jpg

La prenda Tristana se hace a medida para cada cliente y se personaliza, combinando el cuidado de la sastrería a medida con las prendas ready-to-wear, con un plazo de entrega aproximado de cuatro semanas. “La chaqueta se puede conseguir online, en la página web www.tristanamad.com o a través de trunkshows que realizaremos dos veces al año en las principales ciudades del mundo”. Ese es el nuevo modelo de negocio que preconizan basado inicialmente en el trato personal y directo, pero fusionándolo con las nuevas formas de comercio electrónico.

El hombre al que se dirigen es un tipo de hombre no tan interesado en la moda como en el estilo, por eso es tan importante trabajar la atemporalidad de las prendas, para que formen parte del armario de ese hombre temporada tras temporada de una manera orgánica. “Que sea de calidad y atemporal no significa que no esté en tendencia. De hecho hay una reivindicación hacia lo hecho a mano, con toque artesanal, local, de calidad. Es una tendencia que año tras año se repite. Nuestros clientes son los Patricians, aquellos que consumen el lujo de forma discreta. Lo hacen para ellos mismos, no quieren aparentar, no necesitan que una marca les proyecte su personalidad”.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: , ,

Deja tu comentario