Blogs

Entradas con etiqueta ‘actrices’

OSCARS 2012, una noche sin grandes pasiones.

Lunes, 27 Febrero 2012

Como cada año vamos a echar un ojo a lo que paseó ayer por la alfombra roja de la ceremonia de los Oscars 2012. No es que despierte especial excitación en mí, este año me ha pillado en plena crisis existencial cuestionándome porque nos ponemos tan eufóricos con esta clase de eventos que nos pillan tan lejos y nos son tan ajenos. Pero como es una tradición hay que respetarla y escribir sobre ellos.

oscars-1.jpg

Lo primero que me asalta al repasar las fotos que nos ha dejado el evento es la certeza del cabreo de Jennifer Lopez (vestida por Zuhair Murad) cuando vio a la nominada (y ganadora, lo que la hizo mucho más visible) Olivia Spencer enfundada en un vestido de Tadashi que conceptualmente no distaba mucho del suyo. Ni que decir tiene que el de Murad era mucho más bonito, pero sin duda el efecto potenciador de la silueta resultó tan acertado en la una como la otra y mucho más funcional en Spencer.

A pesar de haber sido esta una noche muy de colores blancos y siluetas sencillas, el rojo reclamó su protagonismo en diversas ocasiones a lo largo del paseíllo. Los que más me han gustado han sido los vestidos elegidos por Michelle Williams, que optó por un Louis Vuitton que a simple vista podría haber sido un valentino clásico y que la redimió de aquel desacertado amarillo que lució en 2006, y el de Emma Stone, un Giambattista Valli con gran lazo al cuello.

oscars-2.jpg

El minimalismo extremo crea en mí sentimientos encontrados. En plan monjitas arribaron Gwyneth Paltrow (de Tom Ford) y Shailene Woodley (de Valentino). Si bien ambos vestidos me enloquecen (en serio) los veo totalmente fuera de lugar en una ceremonia como la de los Oscars. A este tipo de ceremonia hay que venir con más actitud de estrella, más dispuesta a brillar… y si no tienes claro cómo hacerlo opta por el dorado, como hicieron Stacy Keibler en Marchesa y Meryl Streep con un vestido de Lavin muy de su estilo, muy de esos looks a los que nos tiene acostumbrado en plan “he cogido este trozo de tela, me lo he puesto encima y me lo he cruzado, porque soy una belleza natural que no necesita de artificios”.

oscars-3.jpg

Y así llegamos a los grandes “desaciertos” de la noche. Este año no lo voy a llamar la “cámara de los horrores” porque el año pasado el padre de una de las reseñadas en esta categoría me mandó un mensaje defendiendo la imagen de su hija y me di cuenta que a veces, uno sin quererlo, puede ser demasiado hiriente. Así que este año dejémoslo en “desaciertos” porque no es que fueran fatal vestidas las reseñadas, solo que no acertaron en algún aspecto que me ha descolocado: primero Angelina Jolie en Atelier Versace, ¿terciopelo negro?, bueno, si la ceremonia se hubiera celebrado en Transilvania en el castillo de Drácula… quizás; no sé quién vistió a Esperanza Spalding, ni me importa, un momento malo lo tiene cualquiera, pero el pelo a lo afro es IMPERDONABLE; Nancy O’Dell tuvo la osadía de aparecer en un vestido amarillo de Chagoury Couture y creo que nadie se le acercó en toda la noche no fuera a ser que diera mala suerte; y Rooney Mara acudió con un espectacular vestido de Givenchy Couture, bonito bonito bonito… pero que para ella no era la mejor opción, era un vestido que necesitaba un poco más de… ¿cómo decirlo?… tetas (¡ya lo he dicho, ya está!). Además el de Mara tenía aspecto de traje de novia más que de traje de noche. Pero el vestido era bonito bonito bonito bonito, de corazón.

oscars-4.jpg

Para mi gusto y mi humilde opinión la elegancia reside en conocerse y vestir adecuadamente a tu edad, físico y kilos (de los kilos ni te tienes que avergonzar, ni disfrazarlos ni tratar de ocultarlos, sólo hay que vestir en sintonía con ellos). Y en eso nos dieron una lección dos damas de los pies a la cabeza, una Glenn Close vestida por el genial Zac Posen, con silueta de sirena para mostrar lo espléndida que está pero con una chaqueta estilo esmoquin por encima para ajustar su look a su edad y no mostrar más piel de la estrictamente necesaria. La otra gran lección no las dio Melissa McCarthy y su estupendo vestido de Marina Rinaldi: una firma especializada en tallas grandes para una mujer de gran talla que lució maravillosa.

OSCARS 2011… Lo único interesante de esta alfombra roja son sus ácaros

Lunes, 28 Febrero 2011

De verdad, lo prometo, he intentado escribir la acostumbrada reseña sobre lo mejor de la alfombra roja de los Oscars pero el sopor ha hecho presa en mí. Las actrices de Hollywood, con tanto asesor de imagen y tanto publicista, terminan vistiendo impecables, sí, pero de lo más aburrido… ¿O no van tan impecables? No, ciertamente hay cosas que rayan cuando las ves pasar por la alfombra roja.

ABURRIDASSSSSSS

Este año se ha visto mucho vestido ajustado, minimalista, de suntuosos tejidos achampañados o blanco roto, que tratan realzar la espléndida figura de quien se lo calza pero que no hace más que aburrirnos. Tres ejemplos claros fueron Gwyneth Paltrow, Michelle Williams y Celine Dion  que lucieron maravillosos (pero aburridísimos, no es incompatible) vestidos de Calvin Klein, Chanel y Armani Privé respectivamente.

aburridaaaaaassssss.jpg

NO Y NO

Hay cosas que no deben cometerse sobre una alfombra roja, y desgraciadamente no todas están penadas por la ley. Me refiero a opciones como el extremo minimalismo de Jennifer Lawrence que optó por un Calvin Klein rojo que era tan simplista que ofendía a la vista; o el vestido con cola de pavo real de la esposa de Colin Firth, Livia Giuggioli, que no sabía que ese tipo de colas solo salen bien cuando son ejecutados por diseñadores de talento incuestionable; o esas gafas de pasta negra de la hija de Ed Catmull que debió perder las lentillas en el último momento, porque si no ocurrió así no me explico.

no-no.jpg

DE PESADILLA

Las hay que no deben tener ni espejos en casa ni amigas de buena fe que las aconseje, porque el espanto tomó cuerpo sobre la alfombra roja a la llegada de señoras como Marisa Tomei, que eligió un vestido vintage de Charles James, Helena Bonham Carter, Elisabeth Chambers (la esposa de Armie Hammer) o Daniel Plantec. ¿Hace falta que profundice?

expulsadas.jpg

EMPASTADAS

Después están las que van espectaculares pero fallan en algo, nadie es perfecto, ¿no? Me decanto por señalar un error fatal: los tonos nude. Sí, estuvieron bien por un tiempo, pero su momento pasó actrices como Halle Berry y Hailee Steinfeld, ambas vestida de Marchesa, optaron por tonos carne que hacen que actriz y vestido se empasten hasta no saber exactamente donde nace una y donde muere otra. En un tono más subidito hubieran estado maravillosas.

empastadas.jpg

Y PARA QUE NO DIGAN QUE NO HAGO MÁS QUE CRITICAR…

… he de confesar que espectaculares, lo que se dice espectaculares, estuvieron las maravillosas Cate Blanchett con un Givenchy que quitaba el hipo (sin duda siempre en el top de las más elegantes de los Oscars), Nicole Kidman de Dior (ella no arriesga, tiene un valor seguro) y Mila Kunis que recurrió a un genio de la Alta Costura clásica, Eliee Saab.

sublimes.jpg

Que alguien me explique el curriculum de Sienna Miller

Lunes, 27 Julio 2009

siennamillervogue.jpg

No sé qué pasa con Hollywood y las actrices de última generación que no me causan ningún impacto. Ya tengo asumido que la era de las grandes divas del celuloide ha muerto, y las actrices del momento se han vuelto productos con fecha de caducidad certera y cercana. En cuanto sale alguna nueva belleza que copa las revistas y se la declara oficialmente ‘la última sensación’, esta desaparece del mapa y nunca más se supo. Quizás es que ya no se hacen películas para recordar, no sé. ¿Estamos avocados a que no vuelva nunca a haber Marlenes Dietrichs, Barbaras Stanwicks, Gretas Garbos, Elizabeths Taylors, Barbras Streisands o Julias Roberts?

Echemos un ojo a las últimas portadas de las revistas: Sienna Miller (Vogue USA), Kate Winslet (Harper’s Bazaar), Miley Cyrus (Elle USA), Paz Vega (Elle España)… Me voy a centrar en Sienna Miller, que me parece paradigmática: de verdad que tengo que echar mano de IMDB.com para saber qué películas ha hecho esta chica que sale repetidamente en las portadas de manera machacona, ¡y es que no he visto ni uno de sus films! Y sin embargo las revistas anglosajonas nos la meten por los ojos hasta la extenuación y casi nos convencen de que es un icono del estilo. Lo peor de ello es que las publicaciones  españolas, como simples borregos, doblan la cerviz y la sacan en sus portadas siguiendo los dictados internacionales.

-¡Dios, Sienna Miller en portada! ¡Qué cool!

-¿Pero qué ha hecho esta mujer?

-Pues no tengo ni idea, pero si está en portada es por algo.

Pues no. Me niego a darle cancha a Sienna Miller sólo por el hecho que parezca la ahijada de Anna Wintour que manda a todos sus pesos pesados, de Mario Testino a Craig McDean, a que la fotografíen para las portadas de Vogue. Pues mire usted, señora Wintour,  ‘la’ Sienna no tiene nada del otro mundo, y me aburre su rubiez y su pecosidad mal disimulada, está graciosa en el anuncio de Hugo Boss, pero chicas como ella me las encuentro a palazos cualquier noche que salgo de farra. Que se han empeñado en convertirla en una fashion star, pues vale, que con su pan se la coman, pero yo no la trago.

A mí lo que me solivianta es la pasividad de las revistas nacionales que no hacen nada por potenciar a la bellas actrices made in Spain. En 2008 se rodaron 173 películas en España, digo yo que actrices habrá para copar portadas. Pues no, otra vez de vueltas con Paz Vega, ahora con la excusa de enseñar tripita prenatal. Y no tengo nada en contra de Paz, que estamos hasta emparentados, porque su abuelo era primo de mi abuelo (o algo así), y la gente me dice que es obvio, que la genética no miente y que nos parecemos mogollón (bueno, eso es mentira, sólo tienen que ver la foto mía de la derecha, jajajajaja). Repito, no tengo nada en contra de ella, ¿¿¿pero otra foto que hace apología de la preñez??? Señores de Elle, eso está ya muy pasado de moda, que sí, que estuvo original en 1991 cuando Vanity Fair sacó a Demi Moore de esta guisa, y que Miguel Bosé estuvo muy gracioso en el remake masculino de esa portada… pero a base de repetición, en 2008 ya estamos un poco saturados de las panzas preñadas, ¡sean originales! (No digo yo que si la hubieran sacado en el paritorio con las piernas abiertas dando a luz… pues lo mismo le encontraba la gracia por ser original… aunque una foto similar me suena que ya la hizo Guy Burdin para Vogue París décadas atrás).

Apelo al patriotismo y al sentimiento de españolidad, algo que tenemos muy en boga política últimamente, y emplazo a las revistas a hacer patria. Tenemos buenos fotógrafos, tenemos buenas estilistas, tenemos excelentes maquilladores, y excepcionales peluqueros… pues no me digan que no son capaces de sacar más actrices españolas en portada que queden monas. No digo yo que saquen a Juana Cordero (la Choches de Cámara Café, que otros milagros he visto) pero una Judit Uriach (Trash), una Sabrina Garciarena (Pagafantas) o una Marta Etura (7 Minutos), por nombrar actrices de películas recién estrenadas. Así de paso las revistas promocionarían el cine patrio… no sé cómo esta idea no se le ha ocurrido a la ministra del canon.

PD. YO DONA, que lo hacéis muy bien, será por aquello de ser semanales, pero me gusta vuestro criterio para las portadas.

martaetura.jpg