Blogs

Entradas con etiqueta ‘algodón’

El pañuelo de mano, un elemento cargado de valores

Viernes, 10 Junio 2016

panuelos-1.jpg

Pañuelos de mano de la firma catalana Guasch.

Esta mañana, arreglándome, no encontraba ningún pañuelo de mano. Así que en vez de ponerme a rebuscar por bolsillos tiré del cajón donde se guarda ‘lo por estrenar‘ y busqué uno nuevo. Al sacarlo un pequeño papelito cayó al suelo. Intrigado lo recogí y leí: “HA COMPRADO PAÑUELOS DE ALGODÓN. HOY HA SALVADO UN ARBOL“. Quizás es una afirmación un tanto exagerada, pero sin duda, optar por pañuelos de algodón en vez de usar clínex de celulosa en una aportación significativa a la hora de apostar por la sostenibilidad. Hoy día todo parece ser que debe estar inmerso en la filosofía del ‘usar y tirar’, cuando el pequeño gesto de usar pañuelos de algodón puede suponer una de esas pequeñas diferencias que ayudan a conseguir un todo más importante.

Ello me ha hecho reflexionar sobre las buenas costumbres que se van perdiendo imperceptiblemente, de forma silente y furtiva. Llevar un bonito pañuelo de algodón, inmaculado, perfectamente planchado, es todo un toque de distinción. No es lo mismo tender un pañuelo a alguien en necesidad que sacar un paquete de clínex. Resuena en mi cabeza siempre esa frase maternal al terminar de arreglarme para salir: “¿Llevas un pañuelo limpio? ¡Coge uno por lo que pueda pasar!”.

La verdad es que no compro los pañuelos por la marca, ni reparo en ella usualmente. Lo que me importa es, que sean bonitos y de buena calidad, de un tejido con presteza y suave, con remates cuidados. Así que me fijé en el papelito que había de la cajita de los pañuelos limpios y descubrí que eran Guasch, esa firma de pijamas que alguna vez vimos en 080 Barcelona, y que me sorprendió tan gratamente. No me podía imaginar que mis pañuelos fueran de esta casa que tiene su génesis a mediado del siglo XIX. Por eso un pañuelo Guasch no es solo es un pañuelo, sino que es el resultado de 150 años de experiencia y se evidencia no solo en la selección de las hilaturas de sus tejidos, sino en esos cuidados detalles que suelen ser invisibles al ojo poco experto.

No recuerdo siquiera donde los compré, seguramente en los Almacenes Pérez Cuadrado, un establecimiento que data de 1944 sito en número 13 de la céntrica calle de José Gestoso de Sevilla, que no han perdido ni un ápice de su sabor tradicional (y que afortunadamente siguen en la brecha a pesar de los estragos que ha hecho el fin de la “renta antigua” el comercio sevillano de siempre). Estos almacenes, a los que se acceden atravesando un patio sevillano, están irremediablemente ligados a mi memoria afectiva ya que es donde siempre iba con mi madre cuando tocaba renovar calcetines, ropa interior… Donde había que hacerse sitio en el gran mostrador de madera y donde el dependiente diligente sacaba un amplio surtido de productos que ver, tocar y sentir. Allí se iba por calidad, por precio y por un modo de entender la vida que vamos perdiendo con la impersonal dictadura de los centros comerciales. Pero sería hipócrita decir que sigo comprando allí ‘por principios’, ya que la verdad es que si lo hago es porque siempre encuentro lo que necesito en la mejor calidad y precio.

Pérez Cuadrado es como los pañuelos de mano, una de esas ‘buenas costumbres’ que deberíamos atesorar porque existen valores esenciales vinculados a ellas. 

panuelos-2.jpg

Pañuelos de mano Guasch, desde 1859 marcando estilo.  

Colores lisos que no lo son

Martes, 7 Junio 2016

Para acudir al trabajo nada mejor que una camisa lisa, pero lo liso no tiene por que ser ‘simple’. Cada vez es más común ver camisas en apariencia lisas que en una inspección más cercana son ricas en matices y texturas. Pongamos un ejemplo: fijémonos en esta camisa de la firma Shalp. Ellos mismo la denominan “falso liso”, porque si nos fijamos bien en el tejido de algodón nos encontramos con un sutil lunar tejido en la misma tela. Los falsos lisos pueden venir de urdimbres de dos colores que dan un tercero visto de lejos, o mini cuadros que se pierden en la distancia para constituir un tono homogéneo. Este tipo de camisas te harán ganar en las distancias cortas.

shalp-2.jpg

shalp-1.jpg

Camisa celesta falso liso 100% algodón de Shalp. 45 euros.

  

Sencillez y buen gusto… la perfecta t-shirt

Viernes, 11 Septiembre 2015

marcos-llanos-y-fernando-brugos_engine.jpg

Marcos Llanos y Fernando Brugos, creadores de  Engine, Engineered Clothing Company.

Elegir una camiseta, por simple que ello parezca, es realmente complicado. Cedes a un impulso y terminas con una que no te pondrás nunca. Bien porque el cuello es demasiado ajustado, o quizás demasiado holgado para tu gusto, porque las mangas caen demasiado o son demasiado cortas, porque es demasiado gruesa o excesivamente liviana… ¡Y después el tema gráfico! Terminas acumulando un buen montón de camisetas en el cajón (la mayoría regalos) que solo te pones cuando las que verdaderamente te gustan están en el cesto de la colada.

Pues os presento una nueva firma que para mis estándares hacen camisetas ‘perfectas’. Se llama Engine, Engineered Clothing Company y debutan esta temporada otoñal con una colección minimalista de estampaciones muy simples pero de fuerza gráfica, influenciadas por el trabajo del pintor letón Mark Rothko. Los artífices de este proyecto son Marcos Llanos y Fernando Brugos. “Los dos somos ingenieros y nos conocemos de toda la vida” me cuentan. “Compartimos gustos por el mundo de la moda, nos encanta viajar y no concebimos la vida sin música; y casi de una combinación de las tres cosas, surgió ENGINE”. Son camisetas todoterreno, que por su sencillez te sirven para estar por casa como si quieres salir con un toque informal pero estiloso. “Procuramos huir de convencionalismos, ya que nuestros trabajos exigen en muchas ocasiones que vayamos de traje, así que es en nuestro tiempo libre cuando podemos ser 100% nosotros. A los dos nos gusta sentirnos identificados con la ropa que compramos y llevábamos tiempo comentando que no acabábamos de encontrar ninguna marca que verdaderamente nos transmitiera ese ‘algo’ que buscábamos. Y ahí nació ENGINE”.

Algo que enseguida  percibes cuando tienes una de sus camisetas entre las manos es su excelente calidad. Una patronaje cómodo y con las medidas perfectas, y una materia prima excelente, con una textura cariñosa y el gramaje idóneo. ENGINE apuesta por el Made in Spain. “Buscamos, sobre todo, calidad. No decimos que no sea posible encontrarla en China, pero si fabricáramos allí no podríamos verificar en el día a día que las cosas salen como nosotros esperamos y que cumplen nuestras expectativas y estándares. El hecho de que nuestra fábrica esté en Galicia también nos da un margen de actuación bastante amplio, por ejemplo, si algo sucede durante el proceso de fabricación. Además de que contamos con un equipo de muy buenos profesionales que nos asesoran y nos ayudan a dar a todas nuestras prendas el cuidado que queremos que nuestros compradores perciban”. Realizadas en edición limitada con algodón orgánico de alta calidad confeccionado en Asturias, estampado en Galicia y etiquetado en Valencia.

engine.jpg

Engine, Engineered Clothing Company se puede adquirir sólo a través de su e-shop (www.engineered-clothing.com) y en pop-up store escogidas. “Nadie sabe qué traerá el futuro, pero soñamos con poder abrir una tienda física más pronto que tarde. De momento,  tenemos propuestas para estar presentes en tiendas multimarca dentro de España,  pero  nuestro deseo es también internacionalizar la marca. Observamos que una parte importante de las visitas a nuestra web provienen del extranjero y actualmente estamos estudiando las vías para llegar a otros países”.

Reinventando el calcetín de tenista

Mircoles, 15 Julio 2015

socketines-1.jpg

Socketines reinventa los clásicos calcetines de deportes. Se podría pensar que este tipo de calcetines poco margen deja a la creatividad, pero el creador de esta firma con sello 100% Made in Spain, Jorge Santigosa, se ha propuesto demostrar lo contrario, como vemos en la línea Originals que introduce pequeños cambios en el esquema tradicional del calcetín de tenista dotándolo de nuevos y modernos aires. “Socketines Originals es una colección muy importante dentro de Socketines” me explica Santigosa. “La idea es rescatar calcetines clásicos y darles ese toque moderno. Se trata de la revisión de los clásicos calcetines de deporte que nos poníamos todos cuando éramos niños. Asimismo, hemos adaptado el diseño a la actual tendencia de los pantalones pesqueros, creando algunos modelos con las rayas en la parte del tobillo, de modo que se vean. En realidad diseño los calcetines que me gustaría llevar a mí o a mis amigos”.

socketines-bazar.jpg

Selección de modelos Socketines Originals. Clacetines de caña media 7 euros y de caña alta 12 euros. 

De unos años a esta parte los calcetines se han transformados en uno de los accesorios más lúdicos de nuestro armario propiciando la aparición de firmas que tratan de dar respuesta a un cliente que trata de marcar la diferencia con detalles divertidos. “Socketines nace hace años, al comenzar la carrera, como una manera de volcar en un proyecto nuestra forma de ver la vida y poder expresarnos a través de él. Socketines no se basa en vender calcetines, sino en crear un movimiento y cultura en torno a un complemento que nos acompaña día a día: los calcetines. Se trata de aportar creatividad y modernidad al calcetín de siempre. Socketines es un clásico renovado”.

La colección de Socketines se divide en cuatro líneas (Basic, classic, sportivo y originals) y tratan de marcar la diferencia en el uso de olor, claro protagonista sobre la que pivota la colección. Desde el inicio de esta firma se ha apostado por la calidad nacional confeccionando todos sus modelos en España con algodón orgánico. “Socketines no consiste solamente en vender calcetines. Es ‘alistar’ #Feetichistas, es decir, todo aquel que se sienta identificado con nuestra filosofía de vida. No solo buscamos diferenciarnos a través de la calidad de nuestros Socketines y sus diseños, sino también por nuestra forma de integrarlos en nuestros looks. Queremos que formen parte del día a día, queremos acompañar y hacer el camino más fácil a todos esos pies que cada día luchan por sus sueños. Socketines te ayuda a que cada día ese camino sea menos cuesta arriba. También es una ventana y un altavoz para el arte de todos los feetichistas“.