Blogs

Entradas con etiqueta ‘Ana O’Kean’

Ana O’Kean, diseñadora de O’Kean & Co: “Es crucial ser conocedor de la importancia de las proporciones para respetarlas o transgredirlas”

Viernes, 5 Diciembre 2014

okean5.jpg

Fotografía: Ernesto Castillo para Fondo de Armario

Cualquier sevillano conoce el apellido O’Kean. Todos hemos pasado por la puerta de la prestigiosa sastrería sita en Plaza Nueva, algunos afortunados han penetrado en sus entrañas. En O’Kean, la familia O’kean, originaria de Irlanda, ya son varias generaciones vistiendo a los caballeros. Ahora es el turno de Ana O’kean, que ha emprendido su propio proyecto empresarial bajo la insignia de O’kean & Co., una nueva firma de perfil clásico pero con detalles pensados para el hombre de hoy. El bagaje de Ana en el mundo en la moda no es tan largo como cualitativo, ya que su interés por el negocio familiar nace en 2002, cuando entró en la sastrería familiar de la mano de su padre, Don José Mª O’Kean Blanco, sin duda uno de los mejores maestros sastres sevillanos. Perfeccionará sus conocimientos en patronaje industrial en un centro de referencia, la Escuela Guerrero de Barcelona. Y terminará de formarse al lado de otro gran maestro sastre sevillano, Don Fernando Rodríguez Ávila. ¿Por qué no nos adentramos en su showroom.

Cuéntame cómo decides seguir la tradición familiar en la confección masculina. ¿Es una vocación tardía o desde siempre tuviste claro lo que querías hacer? ¿De dónde viene Ana O’Kean? A simple vista yo diría que ha sido una vocación tardía, aunque si echo la vista atrás me veo de niña pidiéndole a mi padre que en vacaciones me llevara al taller a coser. En estos últimos años me he planteado en muchas ocasiones cómo he tardado tanto tiempo en ver algo que tenía delante de mis narices. Pero lo cierto es que estudie derecho, hice trabajos de los más dispares, me dediqué unos años en cuerpo y alma a la danza, me fui a la Universidad para Extranjeros de Perugia (Italia) a estudiar italiano y cuando unas navidades de vuelta a casa, mi padre me dijo que le ayudara a informatizar el negocio, pensé que podía ser una parada temporal en la que repostar y continuar con mi siguiente viaje, sin imaginar que el negocio me atraparía y que esos dos últimos años de la vida de mi padre, trabajando a su lado, me darían la oportunidad de descubrir su oficio y de quererlo hacer mío. Desde ese momento hasta hoy ha sido un no parar de formarme y de investigar para seguir aprendiendo de este mundo.

okean3.jpg

¿Qué es lo más importante que aprendiste del concepto de sastrería de tu padre? De mi padre aprendí la importancia y el gusto por las líneas y las proporciones. La calandra de una solapa es la firma de un sastre, lo define y diferencia. Es un mundo lleno de sutilezas que bien conjugadas crean un todo que hacen que sin ser conscientes de estas líneas una prenda nos guste. Las proporciones son tan importantes que cuando las perdemos todo se descompensa, es crucial ser conocedor de ellas para respetarlas o transgredirlas, pero siempre teniendo muy presente que estas proporciones serán las que al vestir a un hombre lo estilicen o consigan el efecto contrario.

Después llegaría tu etapa de formación al lado de Don Fernándo Rodríguez Ávila, otro gran sastre. A él le debo que compartiera conmigo su método de estudio de los patrones en la sastrería a medida, sus conocimientos de la anatomía del cuerpo humano a la hora de vestir a un hombre, la capacidad de crear armonía a pesar de los defectos que pueda presentar un cliente adaptando a la perfección el tejido a la piel. Gracias a su gran generosidad he aprendido y sigo aprendiendo en este oficio.

okean4.jpg

¿Por qué el concepto firma on-line de O’kean & Co y no la sastrería a medida? La sastrería es la artesanía de la que me nutro y a la que no descarto dedicarme en un futuro, pero lo cierto es que en la sastrería la creatividad está bastante limitada por lo que el cliente solicite, y una de mis inquietudes al fundar O’Kean & Co. era precisamente dar rienda suelta a la creatividad. Lanzarnos como plataforma on-line, aunque tenemos un espacio físico en el número 16 del Paseo Cristóbal Colón de Sevilla, fue por la absoluta convicción de que el futuro va sin duda por este camino. Tenemos acceso directo al mundo, sin movernos de Sevilla.

¿Quiénes estáis detrás de ello? Somos un pequeño pero potente equipo. Rocío O’Kean, Pablo de La Lastra y Ana O’Kean. Rocío es mi principal punto de apoyo en esta aventura, a ella también le encanta la moda masculina, debe ser una cuestión de genética, aunque su ámbito de trabajo es muy distinto. Solemos comentar las colecciones, vamos juntas a las ferias textiles y planeamos estrategias para el negocio. Pablo es el encargado de gestionar la Web, redes sociales, fotografía, video… es un todoterreno implicado al cien por cien en el día a día de O’kean & Co.

¿Qué ha sido lo más complicado de poner en pie el proyecto? O’kean & Co. nace en el año 2012, en uno de los momentos más complicados de la economía en este país. Ni que decir tiene que todo era difícil, y aún lo sigue siendo, pero quizás lo más complicado es  crear un prêt à porter en el que hacemos un total look de calidad trabajando con grandes empresas del mundo textil y de la confección que te exigen cumplir con sus mínimos, que para una pequeña empresa son más máximos que mínimos, en definitiva colarnos en un mundo de gigantes.

okean2.jpg

¿Sevilla qué aporta y qué quita a un proyecto empresarial? Sevilla aporta mucho a O’kean & Co., está unida a nuestra marca. Soy hija y nieta de sastres que han trabajado en esta ciudad, son muchas las generaciones de sevillanos que relacionan el apellido O’Kean a la moda masculina. En Sevilla tengo un trampolín difícil de encontrar en otro lugar. Por contra seguimos teniendo una ciudad con una economía frágil que hace que todo arranque sea más difícil que en ciudades con un poder adquisitivo más alto.

¿Cómo definirías al hombre al que va destinado tu producto? Me gusta pensar en un hombre que disfrute vistiéndose, para el que ir de compras sea un placer y no un martirio, que se enamore de una prenda y sienta la necesidad de tenerla aunque no la necesite. Creo que la moda está muy unida al placer que nos proporciona vestir y sentirnos bien con lo que llevamos. Es la sensación que quiero provocar y el hombre en quien pienso cuando trabajo.

¿Qué detalles en la confección son los que marcan la diferencia en tu opinión? Hay muchos y todos deben de trabajarse a la vez para marcar la diferencia: un botón, acabados, interiores, fornituras… Pero todos estos detalles sin una buena materia prima, patrón y diseño no tienen sentido. Me resulta absurdo cuando se pretende dar importancia a un ojal abierto o de color si la americana por si misma no se defiende con una buena estructura y tejido.

okean1.jpg

Háblame de la colección de este invierno. Hemos trabajado dos líneas en ella. Por un lado un clásico renovado, a medio camino entre el prêt à porter y la sastrería a medida, acercando fornituras, líneas y calidades muy comunes en la medida y difícilmente presentes en la confección por su alto coste. Y por otro lado una línea más informal en la que me permito ser más creativa experimentando con tejidos técnicos, lanas cocidas, algodones encerados o impermeables. Debo de reconocer que siento cierto pudor hablando de mi trabajo, prefiero que sea él el que hable por si mismo y otros los que lo definan.

¿Qué caminos te gustaría ir explorando frente a las posibilidades creativas que te ofrece tu marca? Las colecciones de O’Kean & Co están muy pensadas para saltar a la calle en cualquier momento. Al mismo tiempo están llenas de guiños creativos que me gustaría fueran afianzándose sin que por ello dejaran de tener una fácil puesta. Explorar trabajando con tejidos técnicos que me obliguen a plantearme nuevas líneas y diseños; dejar de reprimir ideas por miedo a perderle el pulso a la calle; ser menos racional y dejarme llevar más por el mundo de la intuición. Mis creaciones más intuitivas son también las más complicadas de llevar a cabo pero acaban convirtiéndose en las estrellas de la colecciones.

www.okeanandco.com