Blogs

Entradas con etiqueta ‘Barquet’

Pasos seguros… pero cómodos

Jueves, 2 Noviembre 2017

barqet-aw17-backtobasics_19.jpg

Modelo Dogma High Green Suede. 70 euros.

Por un calzado cómodo y versátil soy capaz de matar… bueno, quizás no llegar a términos homicidas, pero sí que es verdad que cuando das con unos zapatos con estas características, y que además comulgan con tu estilo de vida, te sientes muy afortunado. Este otoño la marca de calzado Barqet, 100% Made In Spain, ha presentado su colección ‘Back to basics’, que con 16 modelos unisex hace un ejercicio de simplicidad muy funcional, donde una silueta básica se interpreta en multitud de combinaciones cromáticas: mezcla de grises claros y pizarra, azules, marrones tierra y negros junto con potentes rojos, naranjas, verdes o caqui, todo con un sabor muy mediterráneo en materiales clásicos como el ante y el algodón 100%, todos de origen local.

¿Cómo y cuándo decidís fundar la firma? Barqet la fundamos dos hermanos, Carmen y Rafa Gómez, que decidimos lanzar la marca hace poco más de dos años. La firma nació para cubrir una necesidad propia que el tiempo nos ha demostrado que no éramos los únicos que teníamos.

¿Qué necesidad era esa? Por nuestros anteriores trabajos antes de Barqet necesitábamos un producto súper versátil, cómodo, tanto para hombres como para mujeres, y que se pudiese llevar en cualquier momento del día. Necesitábamos una mezcla de comodidad, funcionalidad y estilo a precios asequibles que no encontrábamos así que decidimos crear ese producto.

barqet-dogma-high-mud-burgundy02.jpg

Modelo Dogma High Mud/Burgundy Suede. 70 euros. 

Un calzado todo terreno pero elegante a la vez que cómodo, ¿no? Queríamos un calzado que nos sirviese tanto para una reunión de trabajo a primera hora de la mañana como para una presentación más informal, una reunión con proveedores o una cena con amigos. Un aspecto imprescindible que nos marcamos desde el principio es que tanto los materiales como la fabricación sea local, realizada en España.

Así que vuestro target era gente como vosotros. Estos dos años nos ha demostrado que había miles de clientes con estas mismas necesidades. Hemos visto que hay determinados perfiles como arquitectos, diseñadores de todo tipo, fotógrafos y profesionales relacionados con el marketing, tanto hombres como mujeres, que tienen esa necesidad de contar con un producto muy versátil.

¿Con qué experiencia contabais? Ambos estábamos relacionados con el marketing y la restauración, nada que ver con el calzado. Siempre hemos sido amantes de la moda y el calzado y la idea de montar nuestra propia marca ha revoloteaba por nuestras cabezas desde hacía años, hasta que finalmente nos decidimos los dejamos todo para crear Barqet. Nuestra formación, tanto en diseño de calzado como en distribución ha sido completamente autodidacta y basada en la prueba, el error y algún que otro acierto.

¿Qué ha sido lo más complicado de posicionar un producto como este en un mercado tan copado como es el de la zapatería? Sin duda lo más difícil son los primeros pasos, dar a conocer el producto y el concepto es complicado. Teníamos claro a qué clientes nos queríamos dirigir y quiénes eran los que tenían esas mismas necesidades que comentábamos. Solo nos faltaba llegar a ellos, mostrarles el producto y ganarnos su confianza. Intentamos sacar el producto a la calle lo más rápidamente posible, en cuanto tuviésemos lista la primera colección. Participar en mercados y pop-ups nos facilitó conocer de primera mano las impresiones de los clientes acerca del producto y de la marca. Al mismo tiempo veíamos que las ventas se incrementaban y que la aceptación era cada vez mejor. Esos primeros pasos de contacto directo nos ayudó a ir perfilando las colecciones, la comunicación, la manera en la que nos acercábamos a los clientes y además empezábamos a llegar a las primeras tiendas en España.

dogma-low-navy-cloth02.jpg

Modelo Low Navy Cloth. 65 euros. 

El tiempo os dado la razón. Creo que una parte importante de que sigamos en el mercado es que desde el principio teníamos claro a quién nos dirigíamos y a quién queríamos llegar. Desde el nacimiento de la marca teníamos claro que queríamos llegar a un público de entre 30 a 55 años que busca un producto bien hecho, fabricado en España, con buenos acabados, que se preocupa por aspectos relacionados con el calzado que van mucho más allá de qué está de moda como puede ser la comodidad, esa versatilidad que proporcionamos e incluso aspectos como las condiciones de los trabajadores que realizan tus zapatos o el origen de los materiales con los que se fabrican.

Contadme cómo ha sido el proceso de internacionalización que habéis desarrollado. ¿Cuál es vuestro de reto de futuro en este momento? La idea de que la internacionalización podía ser posible nació poco después de lanzar nuestra primera colección. En los mercados y pop-ups en que participábamos, principalmente en Barcelona y Madrid, se acercaban extranjeros y eran muchos los que se llevaban un par o mostraban interés por la marca. De hecho, algunas de nuestras primeras ventas online iban hacia Europa.

¿En qué mercados encontramos vuestro calzado? Desde el año pasado hemos podido acudir a ferias internacionales, tanto en París como en Londres, Berlín o Milán que nos ha demostrado que ese interés que veíamos al principio era real y tanto tiendas como distribuidores mostraban interés en nuestra marca y colecciones como en el sello “Made in Spain”. Así es cómo a partir de la temporada SS’18 contaremos con presencia en tiendas de París, Milán, Varsovia, Tel Aviv e incluso en Latinoamérica.

¿Y el futuro? Nuestros retos se centran seguir diseñando colecciones que gusten y sorprendan a nuestros clientes y crecer en ventas incrementando nuestra presencia en tiendas tanto en España como en Europa y Latinoamérica.