Blogs

Entradas con etiqueta ‘blogs’

La manipulación del bloguero de moda

Lunes, 26 Marzo 2012

fashion-bloggers.jpg

Ser blogger de moda es un ejercicio de malabarismos: ¿cómo hacer de esto un trabajo profesional sin venderte a las marcas? Justo esa pleitesía a la publicidad es lo que desprestigia en gran medida a las revistas tradicionales a los ojos de las nuevas generaciones de consumidores de moda que han visto en los blogs la alternativa. Cuando doy una charla sobre esta “profesión” dejo claro desde el principio que no me considero un bloguero de moda, sino un periodista de moda con blog. No es un gesto de superioridad moral ni menosprecio por mi parte, todo lo contrario, es un acto de humildad pues reconozco que si en su día no me hubieran propuesto el blog como una actividad remunerada jamás se me hubiera ocurrido meterme en este berenjenal. Admiro profundamente el hecho de que tantas y tantas personas, una gran mayoría gente joven, se lancen a hacer un trabajo tan laborioso como es mantener un blog por amor al arte… y a la moda, en este caso.

Pero el carácter amateur de la mayoría de los bloggers los deja indefenso frente a las actuaciones depredadoras de las marcas y gabinetes de prensa que han visto en ellos (en nosotros) un nuevo modelo de comunicación low cost, cuando no free. Me causa sonrojo cuando veo la descarada manipulación que hacen de muchachos y muchachas que se comportan como cervatillos deslumbrados frente a los faros de un coche cuando estas agencias o marcas los tratan con un mínimo de falsa deferencia. Creen que están recibiendo mucho de ellos cuando los que sacan mucho más de lo que dan son esas firmas.

Open days, desayunos con los blogueros, invitaciones a desfiles, pequeños obsequios, colaboraciones creativas… Puede parecer mucho para quienes no están acostumbrados a este mundo, pero los que estamos dentro de la industria nos damos cuenta que lo se les ofrece a los blogueros son bagatelas que salen muy rentables. Comprendo que claudiquen, para ellos es apasionante todo lo que les brindan y si te haces el digno corres el riesgo de que haya 100 blogueros detrás dispuestos a entrar en el juego por menos de lo que te ofrecen a ti. Lamentable. Por eso siempre hago un llamamiento para la dignificación del bloguero más allá de que se le pase la manita por el lomo y se le haga sentir especial.

Hace poco leía el Estudio sociológico de blogs de moda y belleza España 2012 realizado por Truendy.com en colaboración con la Asociación Española de Blogs de Moda en el que se daban datos muy interesantes como que 6 de cada 10 blogueros han sido contactados por al menos una marca, y que a 7 de cada 10 les piden hablar gratis de su marca. Sólo 1 de cada 10 recibe una compensación en efectivo y 1 de cada 3 en ropa y complementos. Con lo que el informe concluye: “En el estudio hemos visto como firmas, tiendas y agencias de comunicación los ven como una excelente herramienta de comunicación y prescripción pero, en general, no los reconocen pública ni económicamente. La ingenuidad de muchos bloggers alimenta este abuso y hace que los que quieren explotarlo tengan dificultades para mostrarse como un medio alternativo de comunicación serio, e ingresar el valor que aportan”.

Bueno, para testar este terreno le he preguntado a tres blogueros amigo. ¿Por qué tres hombres? Pues porque el informe mencionado dice que sólo 2 de cada 100 bloggers de moda son hombres, y yo siempre he estado con las minorías. Pero tampoco puedes preguntarle a cualquiera, tiene que ser gente con prestigio, porque las firmas de moda no se dirigen a al primero que abre un blog para embaucarlos, solo les interesa los “líderes de opinión” de la blogosfera. Claro que los bloggers que cuentan ya llevan muchos posts a sus espaldas y eso curte, y hace más fácil detectar lo que es una burda manipulación.

Llevo viviendo el mundo bloggers desde sus inicios, cuando no contábamos para nadie” me dice José Airam de e-coolsystem. “Recuerdo perfectamente los primeros eventos a los que me invitaron y desde entonces he recibido todo tipo de propuestas más o menos descaradas: invitaciones en el que te dejan claro que habrá catering y bebida durante todo el evento; promesas de que te enviarán producto a cambio de que hables de su marca o que directamente te pagarán por hablar bien. No seré yo el que diga que no he caído en alguna de ellas, pero siempre dejándolo claro a los lectores y cuando hemos creído que les podía interesar. Obviamente, por mucho que me manden 40 chorizos nunca hablaré de ellos, más que nada porque e-coolsystem es un blog de moda. Pero como se suele decir, yo en mi blog hablo de lo que quiero, así que pienso que cada uno es libre para escribir sobre lo que quiera. Los lectores no son tontos”.

Vaya, que sí, que no es una impresión mía, que las propuestas inmorales existen aunque Emilio Pardo, autor de La lluvia en Sevilla, me intente convencer de que no le ha llegado ninguna. “La verdad es que no, nadie me ha manipulado o intentado manipular, ¡ya quisiera yo, pero nada!” me dice Emilio con su habitual sentido del humor. “Yo soy nada en este mundo blogger y de moda, vamos, que básicamente todo el mundo pasa de mí y, ojo, yo lo entiendo porque mi blog no es un blog al uso, no es foto-foto-foto y dos líneas, ni critico, ni hablo de lo horrible que es que desaparezca D&G, ni escribo en inglés y, sobre todo, no soy conocido en las grandes revistas pese a que no me he cansado de proponer colaboraciones gratis”. Pero sin duda el trabajo de Emilio es de gran calidad y me consta que se le abren puertas que para muchos son infranqueables. “Tú te has fijado en mí, la Directora de TIGER se fijó en mí, Sonia Quintana de Vocento… Y sí, los diseñadores, cuando escribo sobre ellos o la gente que entrevisto queda encantada y me adoran y me dicen que qué bien que por fin les hagan una entrevista buena y con conocimiento y tal y cual. Pero fuera de ahí, ná de ná…”

Alejandro Becé, de Escaparate de Moda, aboga por un uso racional de la vena comercial de los blogs. “En primer lugar tengo que dejar claro que me parece muy coherente y necesaria la relación entre bloggers y marcas. Desde el ámbito de la comunicación, marketing y la publicidad se establecen una serie de estrategias que van a hacer que el objetivo principal de su cliente se vea cubierto. Es por ello que no entiendo cómo muchas veces se puede llegar a criticar. Ahora bien, cada marca, dependiendo de a quién tenga como encargado de dichas acciones va a hacerlo de una manera correcta o va a terminar por, a través de sus acciones, obtener el efecto contrario que podría ser una mala imagen corporativa. Los bloggers hemos descubiertos que somos necesarios porque así nos lo han hecho ver las marcas y en este sentido también dependiendo del blogger nos vamos a dejar manipular o vamos a establecer una ‘relación cordial’. En mi caso, al principio (comencé con quince años) podría pecar de ingenuo porque no entendía cómo yo, desde mi casa, podría hacer que alguien de una marca se interesara en mí para una colaboración y es ahí donde desinteresadamente y sin saberlo se podría haber dado algún caso de manipulación. Pero creo que yo he tenido siempre las ideas muy claras y he sabido cuándo no estaban jugando limpio. Las marcas llegan hasta donde el blogger quiera y tenemos que ser nosotros quienes controlemos y decidamos qué y de qué forma entran los contenidos en nuestro espacio.  Claro que hay manipulación o intento de ella, pero nadie nos obliga a nada y seremos nosotros los responsables de aceptar o rechazar”.

¿Y a tí, bloguero, cuál fue la proposición más deshonesta que te ha llegado?

Beatriz Vera, directora de Revista Atelier: “Muchos profesionales del periodismo de moda ven Internet más como amenaza que como oportunidad”

Jueves, 22 Marzo 2012

bea-vera.jpg 

No es un secreto que llevo tiempo con la idea que me ronda la cabeza de lanzar mi propia revista en plan digital (no son tiempos para invertir en imprenta), y uno de los detonantes de este idea es el trabajo de una profesional a la que admiro mucho, sobre todo por las ganas y la ilusión que le pone a su trabajo. Hablo de Beatriz Vera Poseck, la directora de la revista Atelier, autora del blog Con dos bolsas en cada mano, propietaria de la boutique Soufflé y colaboradora de moda de distintos medios de comunicación. Si aún no conocéis Atelier tenéis que hacerlo, pues baraja una fórmula muy interesante que engancha a esa nueva generación de consumidoras de moda que han crecido bajo la capa de la hiperdemocracia y libertad de expresión que proporciona Internet y las redes sociales.  

¿Cómo surge la necesidad de lanzar Atelier? Siempre he tenido la sensación de que las revistas de moda tradicionales no encajaban con mis gustos e intereses, que no iban dirigidas a mí como lectora. Me suele costar identificarme con el tipo de mujer que presentan y con el lenguaje que utilizan para dirigirse a ella. De ahí surgió la idea de crear una publicación que tuviera más relación con lo que a mí personalmente me interesa de la moda. Gracias a Internet algo que en cualquier otro momento hubiera sido imposible, editar una revista, es algo accesible y por eso no dudé en lanzarme a la piscina. 

¿De qué manera crees que Internet ha revolucionado el modelo de difusión de la moda? Antes la única forma de informar o comunicar era trabajando en un medio tradicional, y eso estaba reservado a unos pocos. Gracias a Internet es esa puerta se ha abierto para todos. A través de los blogs y por supuesto de las redes sociales cualquiera puede abrir una vía de comunicación con el mundo y transmitir conocimientos, opiniones, ideas… La moda, antes era un sector cerrado, siempre opinaban los mismos, Internet ha cambiado radicalmente el panorama, ha democratizado la moda, dando voz a cientos de personas anónimas que tienen mucho que decir.  

¿En qué se diferencia Atelier de las revistas que se pueden encontrar en los kioscos? Una de las cosas que más me desagrada de las revistas femeninas es su lenguaje simplista, lleno de tópicos muchas veces vacíos de contenido. Por eso en Atelier cuido mucho este aspecto: nos dirigimos a personas interesadas por la moda, sí, pero no por eso con pocas inquietudes culturales e intelectuales. No me interesa tanto mostrar tendencias o celebrities sino el trabajo de los más pequeños, de emprendedores, de personas que hacen cosas interesantes en el sector, que están innovando o desarrollando proyectos atractivos. En Atelier no encontrarás trucos para bajar de peso, ni maquillaje para ocultar arrugas, por ejemplo.  

¿Por qué crees que la nueva generación de amantes de la moda vinculados a Internet no termina de sentirse cómoda con los medios tradicionales? Creo que los amantes de la moda vinculados a Internet sí son lectores habituales de revistas de moda, simplemente ellos han añadido variables que antes no se contemplaban, como puede ser por ejemplo el streetstyle, que antes existía en un segundo plano y ahora todas las revistas dedican una sección destacada al mismo. Desde Internet se han aportado nuevos contenidos al periodismo de moda, sobre todo los que tienen que ver con la cercanía y la frescura. Ya no interesa tanto ver a una modelo de 1,80 m. llevando ropa de Prada, sino que lo que triunfa es ver a una chica normal con un estilismo de Zara; esa cercanía ha resultado la clave del éxito. 

atelier-recopilacion.jpg

¿Qué posibilidades ‘extras’ te da el formato digital a la hora de editar una revista? El formato digital permite una inmediatez y una frescura que es imposible conseguir en el papel. Los tiempos del papel son mucho más largos, se cierran los números con meses de antelación, y eso impide ofrecer contenidos actuales. En Internet, sobre todo con las redes sociales, las noticias se viven en directo, todo lo que se demore una información ya se considera retraso, se queda obsoleta. Para cuando una revista quiere hablar, por ejemplo, de un a desfile de moda, todo el mundo ya lo ha olvidado, porque lo vio en streaming, lo comentó en directo en twitter y lo analizó en los días siguientes en los blogs.  

¿A tu juicio crees que la industria editorial tradicional está realizando un buen trabajo adaptando sus productos a la web o no terminan de aprovechar el potencial que tiene? Para mí el problema es que una gran parte de los profesionales que están trabajando actualmente en las redacciones de revistas no son usuarios habituales de Internet y muchos lo sienten más como una amenaza que como una oportunidad. Es cierto que en el último par de años las publicaciones tradicionales parecen haber despertado de su letargo y han empezado a dar a Internet la importancia que tiene, pero creo que siguen a años luz de lo que debería ser. Todavía Internet es considerado como de segunda categoría cuando se enfrenta al papel. Estoy segura de que eso va a cambiar en los próximos años.  

¿Crees que las redes sociales se están aprovechando suficientemente en el negocio editorial? Hoy en día una empresa no es nadie si no tiene un Facebook o un Twitter. Esa lección ya la tienen grabada a fuego todas las revistas y se han esforzado por utilizarlas y sacarles provecho. El problema es que aún es difícil saber en qué medida real un perfil de una red social ayuda o perjudica en última instancia. Es un arma de doble filo que aún no sabemos dominar. De todas formas está claro que el negocio está cambiando, las empresas ya no están dispuestas a invertir en publicidad tradicional y menos con los costes que se estaban moviendo hace unos años. Todo se mueve hacia la red, la publicidad y el marketing también, y por ahí hay que seguir gestionando el negocio. 

atelier-edito.jpg

¿Qué webs, blogs, periódicos o revistas online te parecen básicos para estar al día en moda? Hay cientos de blogs de moda en nuestro país, la saturación es tal que el problema ahora es casi saber cribar toda esa información y quedarse con lo que realmente vale la pena. La democratización de la información tiene sus ventajas y sus inconvenientes, y el hecho de que cualquiera pueda escribir acerca de lo que le de la gana implica sus riesgos. Yo me quedo con Fashionisima para estar al día de todo lo que se cuece en cuanto a marcas, diseñadores, tendencias, celebrities… Entre los blogs de moda más personales me encantan Macarena Gea y Bárbara Crespo, ambas dan visiones muy interesantes de las tendencias, el shopping y la moda. En cuanto a revistas digitales aún es un mercado por explotar, espero que en estos años comiencen a surgir nuevos proyectos, creo que lejos de hacerse la competencia se beneficiarían de la sinergia generada. Entre los proyectos que hay actualmente destaco publicaciones como Must Magazine y 190º Magazine.

MOVE. Moda en movimiento en Sevilla

Viernes, 24 Junio 2011

move.jpg

Hago un paréntesis para comunicaros un evento en el que voy a tomar parte la semana que viene en Sevilla. Parece que el Sur por fin empieza a despertar y comienza a propiciar que la moda se mueva con nuevos formatos. Se trata de MOVE. MODA EN MOVIMIENTO EN SEVILLA, organizado por la Escuela de Diseño y Comunicación CEADE LEONARDO, donde se realizarán talleres, showrooms, desfiles, coloquios, seminarios… todo relacionado con la moda. En concreto yo estaré moderando el día 29 a las 19.30 el I Encuentro de Blogueros de Moda Move 2011, donde compartiré mesa de reflexión con el fotógrafo de Street Style Fernando Mañas (www.chictoochic.es), Carmen Cachero (de ultrafamoso blog ‘Devil´s wear Zara’, alojado actualmente en la web de Vogue) y la directora de Comunicación de Pedro del Hierro, mi admiradísima y bellísima María León (www.elblogdemarialeon.com). Si os fijáis bien somos cuatro maneras radicalmente distintas de entender lo que es un blog de moda y eso solo hace confirmar la riqueza de oportunidades que ofrece el formato blog.

No sé si mi inclusión en esta mesa de encuentro y debate es de lo más acertada visto que me he convertido en el enemigo uno de los/as egoblogueros/as. Creo, es mi intención como moderador, que debemos hacer una autocrítica sin ambages de todo aquello de lo que se hace en moda en formato blog. Otra cosa es que los blogueros estén dispuestos a afrontar esa autocrítica teniendo en cuenta lo mal que un sector se han tomado una opinión personal que no intentaba ser una verdad universalmente aceptada.

Espero que haya mucha concurrencia de blogueros en este encuentro y que entre todos, los de la mesa y los asistentes, podamos poner sobre la mesa temas de debate que nos ayuden a reflexionar y comprender mejor las oportunidades que los blog nos dan y que en muchos casos estamos desperdiciando.

A parte de “hablar de mi libro” a lo Paco Umbral, quiero recomendaros las tres pasarelas organizadas dentro de este evento. Una es de los alumnos que se gradúan en la escuela que organiza MOVE; otra reunirá el trabajo 12 jóvenes talentos del diseño nacional e internacional; y la ultima reunirá las colecciones de 5 jóvenes diseñadores ya de sobra conocidos por los que seguimos las nuevas generaciones del diseño patrio (Moisés Nieto, Ruiz Galán, Victoria Monasterio, American Pérez y Krizia Robustella).

Si queréis saber más solo tenéis que entrar en la web de MOVE (www.movesevilla.com

Los Egoblogs son la versión cibernetica del Berlusconismo mediático

Lunes, 30 Mayo 2011

egoblogs.jpg

Este mes que estra modero una mesa redonda sobre blogs y esto está haciendo que reflexione últimamente mucho sobre este ‘nuevo medio de comunicación’. He de confesar que no soy muy de visitar blogs, solo paso regularmente por no más de ocho que son los que verdaderamente me aportan algo. Lo cierto es que no tengo tiempo de pasar horas y horas dejando comentarios y curioseando de un blog a otro. En cierto sentido creo que a pesar de tener un blog no soy un verdadero bloguero porque no cumplo ninguno de los criterios clásicos para encasillarme en esta categoría. Personalmente creo que los blogueros tienen una vocación admirable porque yo, si no me pagaran por ello, no tendría nada que compartir con el mundo, no siento esa necesidad. Sin embargo los chicos/chicas que mantienen con vida sus blogs demuestran una entrega absoluta loable y aplaudible.

Los blogs son muy interesantes a la hora de palpar por dónde van los intereses de las nuevas generaciones, ya que los editores de moda desde nuestra atalaya perdemos a veces la perspectiva. Nos creemos enviados de Dior (quiero decir, de Dios, perdón) que hemos venido a este mundo a difundir su palabra. Creemos que las masas nos han de seguir y admirar ciegamente… y cualquier día nos vamos a encontrar una acampada de protesta en contra de lo que las revistas publican y alguien va a hacer un manifiesto y va a pedir la cabeza de los presidentes de las editoriales y los directores de las revistas.

Pero lo que no aguanto (de verdad que es superior a mis fuerzas) son los Egoblogs, entendidos por aquellos que se basan en publicar el look elegido por su autor para enfrentarse a cada momento de su vida. ¡Me dan una pereza! Hay algunos que SÍ son interesantes, como el de la sobrina de Adolfo Domínguez, Gala Gonzalez, que tiene criterio, una vida cosmopolita y un armario con más fondo que el de Carmen Lomana y Eloisa Becerro juntas. Pero la realidad es que los autores de los Egoblogs en su gran mayoría (repito, hay excepciones) no aportan nada porque no ofrecen calidad fotográfica en sus retratos, sus estilismo son muy limitados (y nadie les advierte de ello), sus vidas muy normales… y a pesar de ello insisten en compartir con el mundo sus retratos a diario. Uffffff, que pereza.

Seguro que os pasa: entráis en uno de estos Egoblogs y enseguida os preguntáis “¿qué hace esta chica vestida de fiesta y con toda la quincalla que tenía en casa puesta encima en medio de un solar abandonado?”. Estoy seguro que su única motivación de cada día para vestirse y salir a la calle es hacerse la foto pertinente. Y esto no es más que resultado del berluconismo mediático traspasado a la red. Ese fenómeno por el que cualquier poligonera de after hour se convierte en el foco de interés de otras miles de aspirantes a hacer la carrera mediática estrella del momento (ir a Mujeres, hombres y viceversa, salir en Interviú en tetas, entrar en un reality de psudo famosos, ir a Sálvame a enfrentarse con alguien, hacer un integral en Primera Línea de la mano de Torito y conseguir una silla en Enemigos Íntimos). Las chicas de los Egoblogs lo único que quieren es ser ‘famosas’ (ese concepto de famosa que barajamos hoy por hoy), que las revistas las llamen para hacer algún reportaje donde queden monas, que los showrooms las convoquen a sus presentaciones… ¡Y creen que ese es el fin último de una carrera en la moda! Ufffff, que pereza (again). Porque a mí me encantan los blogs de street style tipo The Sartorialist o Chic too Chic, ya que en el fondo hay un ‘editor’ tras la cámara que criba lo bueno de lo malo, lo interesante de lo anodino, pero lo que no trago son estos yo-me-lo-guiso-yo-me-lo-como de los egoblogueros (¿quién les hace las fotos?, ¿le piden al primero que pasa que les eche una fotito?, ¿se llevan a un/a amigo/a?, ¿o buscan un saliente donde apostar la cámara y le dan ala automático?… me encantaría ver cómo se lo montan).

Hay hambre de fama en este país, sí señor, se palpa en el ambiente. ¿Esto es a lo que llaman una crisis de valores en las tertulias de la radio y la tele? Por favor, egoblogueros, sacadme de mi error si lo estoy y explicadme qué tratáis de hacer con vuestros blogs… y vuestras vidas.